Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

blu_red_shock_push.png
¡Sin spam ni problemas! Activen las notificaciones y reciban las novedades realmente importantes del mundo de la música, el cine y las series.
De una
Ahora no

Publicidad

'Ray of Light': ¿Por qué se considera uno de los mejores discos de Madonna?

Tras más de 20 años, se mantiene como un verdadero clásico del pop.

Madonna Ray of Light.jpg
Ray of Light, el séptimo disco de Madonna, es uno de los mejores en su carrera.
Foto: Warner Music.

A lo largo de varias décadas, Madonna ha tenido grandes hits como Like a Virgin, Vogue, Human Nature, Music, entre muchísimos otros. Hay varios discos que se destacan en su amplia trayectoria y sin duda uno de ellos es Ray of Light. Lanzado en 1998, además de ser sumamente exitoso comercialmente, con cerca 20 millones de copias vendidas mundialmente, es considerado uno de los mejores discos en la historia del pop.

En nuestro Instagram, también fue votado como el mejor álbum de la reina del pop.

Publicidad


¿Por qué Ray of Light se considera uno de los mejores discos de Madonna? El disco fue contra todo lo que estaba pasando en el pop, que en ese momento se inclinaba por propuestas más adolescentes sobre amor y desamor. No parecía que fuera a funcionar muy bien un álbum de una mujer de 39 años sobre su madurez espiritual. ¿Cuál fue la clave de su éxito?

Madonna se unió con William Orbit para esta producción. Orbit era principalmente conocido por una serie de álbumes ambient-dance. A Madonna le gustó Orbit y terminó produciendo casi todas las canciones del álbum. Fue una decisión inusual que trajo sus frutos.

Su mezcla hipnótica de techno, trip-hop y electrónica fue el complemento perfecto para las exquisitas melodías pop de Madonna. Ray Of Light sonaba como nada de lo que había grabado antes y la consolidó como maestra de la reinvención.

Publicidad

Si el sonido del disco resultó innovador y sorprendente, las letras también. Tras explorar el sexo y la provocación a comienzos de los 90, Madonna tenía otras inquietudes y quiso explorar su faceta más personal: en Mer Girl habló sobre la muerte de su madre y en Little Star abordó la maternidad (meses antes del lanzamiento del disco se convirtió en madre por primera vez).

Otra característica clave del disco es su toque espiritual. En canciones como Skin se evocan sonidos orientales y en Shanti/Ashtangi retoma un mantra, sin sonar forzado. En un momento en el que estábamos estresados preocupados por el nuevo milenio, Madonna hizo un llamado para reconectarnos con nuestro verdadero espíritu e identificar eso que nos hace felices desde lo más profundo de nuestro ser.

Un gran disco se complementó con una imagen sumamente cuidada, como suele hacerlo Madonna. Este álbum nos trajo algunos de los videos más icónicos de la artista, como Ray of Light, Frozen, Nothing Really Matters, The Power Of Good-Bye y Drowned World/Substitute for Love.

Aunque Madonna llegaría a hacer muchos discos después, algunos muy aclamados como Confessions on a Dance Floor y otros no tanto como American Life, lo cierto es que Ray of Light dejó huella, no solo en su discografía sino en toda la historia del pop.

Publicidad

🎵 Síganos en Google Noticias y lean sobre lo mejor de la música con Shock. 🎵 Síganos en Google Noticias y lean sobre lo mejor de la música con Shock.