Se encuentra usted aquí

.

Redimi2: rap cristiano desde República Dominicana

El cantante dominicano estrena nueva placa discográfica y revela lo que significa para él tener una etiqueta, en la industria de la música.
Foto Cortesía Redimi2
Foto Cortesía Redimi2
Por
Redacción Shock

Willy González Cruz o Redimi2, como lo conocen en la escena del rap o el trap dominicano es el mayor exponente en su país del rap cristiano. Lleva dos décadas en la música y su discografía cuenta con más de diez álbumes. Su sueño de grabar con Vico C lo hizo en el 2014, ahora espera hacerlo con Juan Luis Guerra entre otros artistas. Hace música movido por la fe. Hablamos con él acerca del rap cristiano, de cómo ve la música en estos momentos y de qué hablan las cancines de su nuevo álbum 20/20.

¿En qué momento descubre la música?

Desde niño he tenido una inclinación por todos los géneros musicales, aunque terminé haciendo rap, porque Dios usa al hombre en lo que es efectivo. Si hubiera sido mi intención, sería la competencia de Luis Miguel, pero la voz mía no da el nivel. Cuando era un niño, mi padre regresaba del trabajo los viernes, la semana que le pagaban y venía con un casete, yo siempre estaba ansioso de que llegara para ver que traía. No era la música que estaba pegada cuando yo era niño, era la que él escuchaba cuando era niño. Siempre me gustó la música en todos los estilos, mi decisión de hacer música venía conjuntamente con algo que tenga que ver con el arte. Me llamaba la atención la pintura, el teatro, practiqué un poco de cada cosa y lo estudié. Lo único que le llamaba la atención de las personas era cuando intentaba hacer un pedazo de rap, cuando me empezó a gustar a los 11 años. A los 15 años lo convertí en mi género de música favorito. El gran valor es poder decir muchas cosas en una sola canción y donde caben más palabras que en cualquier otro género musical.

¿Qué rescata de esa música que escuchaba de su padre?

Cada vez que invito a alguien a hacer duetos me dicen que soy muy dado a las melodías melancólicas. En realidad, la música de los 60, 70, y 80 tenía mucho de eso, sentimiento desde la melodía y hasta en bpm. Antes la música era para escuchar, para el romance, podía haber una que otra picardía, pero nunca una ofensa hacia una mujer, me quedé con la parte de la seriedad, para mí es importante hacer música seria y que ponga la gente a pensar.

¿Cuál cree que es la diferencia de hacer rap desde lo cristiano?

Básicamente me define mucho, primero por traer el mensaje de esperanza y un mensaje de fe, pongo mi  vida como testimonio cuando voy a hablar de Dios. No soy proselitista pero interesa que los jóvenes acojan su identidad, no solamente los jóvenes que no creen sino los que ya creen, cuando no tienen identidad es donde más vulnerables son.  Corren riesgos porque no hacen las cosas por que sienta que están correctas sino que quieren agradar a un grupo, por una época, por ejemplo, dicen estoy en la universidad ahora tengo que agradar a os que están aquí, o me mude a tal ciudad y en esta ciudad son así etc. La gente anda camuflándose de acuerdo a lo que ve a su alrededor, esa es la lucha hoy en día. De hecho, estamos en la generación de los likes: los chicos hacen todo pesando a quién van a agradar y ver quién le da like a la foto que acaban de poner, yo creo que la vida es más que complacer los gustos de los demás. A veces te sacrificas a tus propias decisiones y tu propia felicidad por el simple hecho del qué dirán.

¿Qué ha pasado desde el primer álbum hasta hoy?

Me siento agradecido de que Dios me haya dado tanta fortaleza para seguir haciendo música y que cada álbum supera al anterior. No lo digo desde un lado sentimental. Para mí todos son importantes, lo digo desde la manera en la que digo las cosas. Hay personas que ya me conocen, dicen; si tú quieres oír lo que dice Redimi2 escucha las dos primeras líneas de lo que dice, y luego en la canción hay un mensaje que te va a poner a dar muchas vueltas. Yo siempre he dicho que el problema no es qué es lo que tú cantas, sino qué sucede cuando tú cantas.

¿Hay limitantes cuando se habla de música cristiana?

En América Latina especialmente y en otros lugares del cristianismo tradicional europeo no se asimila que una persona esté haciendo rap con ese mensaje. Si vamos al origen del rap, es un género que no rima con delincuencia, empezó para protestar y exigir justicia, para decir aquí estamos, para atraer, para narrar la problemática de las personas llamadas ‘del bajo mundo’. Para mí todas las personas son dignas, entonces el rap tiene esa benevolencia, soy de los que cree que la música no tiene dependencia propia y en ese sentido estoy claro de los que estoy haciendo. No estoy fallándole a Dios ni tampoco estoy tratando de disfrazar lo que hago de cristiano, porque la música no es cristiana ni secular, la música es un arte y así como hay pintores, ginecólogos, abogados, etc. Que no se definen por sus creencias sino por su profesión. Por un lado, nos ha beneficiado que la gente pueda poner en Google música cristiana y encontrar la nuestra, porque si solamente dependiéramos del título rap en general, yo sé que de la manera que yo lo hago a lo mejor estuviera en la cola en las búsquedas.  

enh23.jpg

¿Ha sentido que lo han excluido de la industria?

A la hora de reconocer el talento de alguien a veces es un poco injusto que digan, vamos a hablar del rap del 2000 te envió a Redimi2 que empezó en ese año, y digan, no es que es cristiano eso hay que sectorizarlo aparte, es contraproducente porque también los cristianos hemos creado la música góspel. Eso me sorprende, en mi país hay unos premios que se llaman Casandra Soberano y cada año que van a premiar sienten que deben incluirme, aunque sea en los nominados, porque el país está viendo mis logros soy el artista urbano de mi país más sobresaliente en logros, y piensan, la prensa nos va a acabar si no ponemos a Redimi2.

No me ponen a competir con los, raperos sino en un renglón cristiano donde me ponen con baladistas, salseros y gente de otros géneros cuando me podían poner con otros raperos de mi país.

He podido lidiar con eso, he logrado la aceptación que tengo con mi música nunca la soñé y eso ha superado todas mis expectativas así que seria ingrato si me quejara de eso, el cristiano soy yo y la propuesta que traigo es para creyentes y no creyentes.

¿Cómo ha sido su relación con Colombia?

He tenido la oportunidad de estar en el Bogotá Góspel dos veces, y han sido experiencias inolvidables, en una ocasión me tocó cerrar el evento. Yo he estado en ciudades más altas y cada vez que voy a Bogotá no siento la altura. Tenía tanta emoción que la misma emoción se cruzó con la altura y todo el concierto fue una lucha con mis pulmones. Fue emocionante por eso no lo olvido.

¿De qué habla en su nuevo álbum?

20/20 fue el álbum que más he demorado para lanzar. No me gusta ponerlo como excusa, pero sí como explicación. Me lancé a hacer este álbum con la intención de que saliera este año, pero no tiene nada que ver con el año. Es más, un asunto de visión: usaba lentes y en la tarima siempre se me resbalan. Un rapero con lentes es la cosa más incómoda. Tenía miedo de operarme, luego el doctor celebraba que el chico está viendo 20/20.  Tengo una versión clara de lo que estoy haciendo el resto de mi vida y de mi carrera musicalmente hablando. Parece una obra que te va llevando desde Stámina, revelo literalmente porqué sigo aquí y de dónde vienen mis fuerzas. Después de una carrera de 20 años créeme he vivido muchas etapas, cuando la gente se volvía loca con el disco físico y viví la etapa de la piratería, vino lo digital y sobreviví y todo eso se convirtió en esta canción que se llama Stamina, cada canción te va diciendo qué quiero dejar en este año, hay una canción que se llama Obvia, es más artística como rapero, son de las que más le gustan, yo no hago solo para consumirla hago también para aquel que no entiende y la hago más digerible, pero es una canción muy puntual para lo que estamos viviendo, estos tiempos de pandemia de incertidumbre de la gente y las frustraciones interrogantes cosas que se han destruido y construido, se las recomiendo.