Se encuentra usted aquí

Reseñamos 15 discos fulminantes en lo que va del 2017

¿Quién dijo música nueva?
Por
Redacción Shock

Momento de sentarse a hacer una repasada por los discos que seguramente van a marcar al 2017. No son todos, pero estamos seguros que estas son joyas sonoras que hay que tener en la biblioteca musical.

Por: Jenny Cifuentes (JC), Fabián Páez (FP), José Plata (JP), Johana Arroyave (JA), Mr. Trance (MT), Nadia Orozco (NO)

Thundercat - Drunk 

Luego de que obtuviera un Grammy por su participación en el disco de Kendrick Lamar, To Pimp A Butterfly, miradas de la industria se volcaron hacia este crack del bajo de escuela jazzera que contaba ya,con brillantes credenciales como productor y músico de Flying Lotus, Suicidal Tendencies o Snoop Dogg, y con un par de álbumes. En Drunk ofrece una bebida fermentada de 23 cortes con altos grados de funk, soul y R&B; evocaciones al sonido de los 60 y 70, más shots de rock ochentero, invitando a algunos temas de su fiesta a Wiz Khalifa, Pharrell Williams, Kenny Loggins y a Kendrick. Drunk: para quedar ebrios, felices y sin resaca. (JC)

Father John Misty - Pure Comedy 

Josh Tillman, conocido como Father John Misty, quien hasta 2012 fuera baterista de Fleet Foxes, desata la lengua y arma canciones con letras caústicas, divertidas y cargadas de ironía para su tercer disco. Su verbo caníbal y burlón arrasa con la política, el fanatismo religioso, el entretenimiento, las redes, la adicción a internet o la fama. Preguntas en medios le inspiraron la línea del tema Total Entertainment Forever: “Bedding Taylor Swift, every night inside the Oculus Rift”, que entre bromas ha justificado “por la rima”. Las reflexiones de Tillman resuenan en un álbum audaz, que con bellos arreglos orquestales del compositor Gavin Bryars (Brian Eno, Tom Waits), recalca que el mundo actual es pura comedia. (JC)

At The Drive In - In•ter a•li•a 

Pasaron 17 años para que el grupo de El Paso, que detonó  en la escena hardcore de los 90,  lanzara nuevo álbum. El guitarrista Omar Rodríguez López, el vocalista Cedric Bixler-Zavala y compañía, hicieron explotar tarimas hasta 2001, cuando luego  de tres discos, se separaron. Unos armaron The Mars Volta, otros, Sparta; multiplicaron grabaciones solos y con otros proyectos (Antemasque, Bosnian Rainbows). En 2012 se juntaron para unos shows, el año pasado lo hicieron de nuevo y, por fin, sacaron a los fans de la abstinencia con un trabajo enérgico, con guitarras chirreantes y canciones que son totazos. El voltaje ha mutado por el tiempo y un guitarrista fue reemplazado, pero la esencia de la banda que antes enganchó se percibe intacta. (JC)

Mac Demarco - This old dog

La tercera placa de este cantante canadiense nos hace entender que estamos ante una de las voces y talentos claves de una generación que ha crecido con una gran capacidad de reconocer sus influencias, pero también de afirmar el lugar en el que está. Como cantante tiene letras en las que refleja la dualidad del amor, pero en las que también explora el humor y su posición de ser una esperanza para los corazones rotos. Y, como instrumentalista y productor, tiene tras sí la posibilidad de demostrar que su obra se sostiene por sus méritos. Trece canciones sencillas y únicas en 42 minutos que pueden extenderse a 84, 126 y más dependiendo del enganche que de seguro hay con este disco. (JP)

Bibio - Beyond Serious

Stephen Wilkinson sigue su impulso creativo en un entrega nueva. Esta vez no es un disco completo. Nos ofrece un EP con cuatro canciones en las que continúa su exploración musical por la electrónica que tiene un contenido orgánico y humano. A través del sello WARP llega con una sofisticada muestra de un talento musical que bien deja muestra de su capacidad de llamar a la pista de baile con canciones como Turn it all down o This ain´t about the feelings. Y si escuchamos las otras dos, Fix this thang y Beyond my eyes, el sentimiento de compartir se hace presente. No hay que desconocer cómo tras doce años de trabajo, este británico continúa explorando los límites de lo electrónico y lo natural, para salir siempre victorioso. (JP)

Kraftwerk - 3D DVD

Sin duda alguna, Kraftwerk es una leyenda viva de la música electrónica. Sus obras suenan tan actuales y vitales, aún si no lanzan un disco nuevo desde 1986. Y sus presentaciones son un encuentro que logran unir cuatro generaciones. Esta producción reúne el esplendor de su obra junto a sus majestuosos shows, los mismos que han sido vistas en museos y estadios. Así se tiene la posibilidad de reconocer cómo estos alemanes son una referencia para el mundo visual y musical, que en estos tiempos puede ser nuevo para algunos, pero que con este cuarteto, es la muestra de que el camino estuvo hecho desde los setenta. Una producción audiovisual que aún nos sorprende y que merece ser vista como obra única. (JP)

Gorillaz - Humanz

Como álbum, Humanz es caos. Pasaron seis largos años desde The Fall y, según Damon Albarn, el regreso de sus personajes animados 2D, Noodle, Murdoc y Russel era, precisamente, una respuesta al actual caos político. La placa, en su versión Deluxe, incluye 26 cortes, que entre sencillos e interludios suman más de 20 colaboradores. El resultado: temas disímiles y con el sello de Gorillaz casi que indistinguible entre cada uno de ellos. Desde su primer sencillo, Hallelujah Money con Benjamin Clementine, lanzado para recibir a Donald Trump en la Casa Blanca, se avecinaba un disco musicalmente impredecible. Un poquito de política, otro de Hip Hop, otro de R&B, otro de electrónica. Desde luego, entre lo que se cocinó durante seis años resultaron muchas piezas destacables: las apariciones de Zebra Katz en The Apprentice y Sex Murder Party; la de la diosa del soul Mavis Staples en Let Me Out; la de Peven Everett en Strobelitte; o los nombres de la colombiana Kali Uchis y el jamaiquino Popcaan valieron la espera. De paso, detrás del caos, que seguramente motivó el nombre Humanz, hay una apuesta vanguardista que no perdió Gorillaz con los años: si en un principio fueron pioneros como banda animada, con el primer video de Saturnz Barz, marcaron otro hito en la historia de los videos en realidad virtual. Ahí está el futuro, como en los álbumes que se convertirán en una colección de sencillos. (FP)

Parov Stelar – The Burning Spider

Al Dj y productor austriaco Parov Stelar se le atribuye la creación de un nuevo género, derivado de la música dance y la movida del swing en el jazz de los años 20, el electroswing. Una combinación poco ortodoxa que lo ha llevado a participar con su música en una buena cantidad de comerciales y a remixear a gente como Tony Bennett & Lady Gaga, Marvin Gaye y Lana Del Rey. Si bien su nombre no es muy conocido por estas tierras, The Burning Spider es el décimo tercer álbum de su carrera, que inició en 2001 bajo su nombre de pila, Marcus Füreder, y que durante unos años llevó el nombre de Plasma. Hoy no solo se presenta en formato Dj, sino que tiene detrás a la Parov Stelar Band. Aunque su repertorio de sampleo siempre ha sido amplio, y se ha adaptado al beat que lo convirtió en padre del electroswing, The Burning Spider incluye varias apuestas que podrían ser más comerciales; por lo menos en los primeros temas del álbum hay mezclas cargadas de R&B, funk, dance, blues y hasta modern disco en State of the Union. (FP)

Kendrick Lamar - DAMN

Kendrick Lamar llegó desde Compton para inyectarle una vitamina importante al hip hop en el mundo. Cuando lanzó To Pimp a Butterfly el mundo entero se rindió a sus pies y se proclamó como un nombre gigantesco en el género. Por eso Damn, aunque es su quinto disco, tenía una presión sobre el hombro: ser el sucesor perfecto de esa obra maestra. ¿Lo logró? Sí y mil veces sí - claro, si los miramos como dos trabajos que tienen líneas distintas-. En esta última joya podemos escuchar cómo Kendrick se pasea de una admirable por los terrenos del rap a lo vieja escuela, pero sin dejar de lado esos elementos refrescantes y entusiastas. Hay furia pero también se le escucha relajado, hay espacio para el amor y las relaciones (como podemos escuchar en Loyalty, su canción Feat. Rihanna) y para la política (como en XXX su canción feat U2). DAMN es rico en todo el sentido de la palabra. La recomendada: Element, escrita y producida que por el mismísimo James Blake. (NO)

Chainsmokers - Memories… do not open

¿Qué clase de brujería hacen estos manes para convertir toda su música en un éxito? Si lo que The Chainsmokers quería con Memories… do not open era quedar en la memoria del mundo, lo lograron.  O por lo menos eso nos demostraron cuando pusieron este álbum en el número uno de los listados musicales con más de 315 mil unidades vendidas en la primera semana; y un mes después rompieron récords con la mayoría de las nominaciones (22 en total) a los premios Billboard Music Award en un mismo año. Este álbum que es el debut de los neoyorkinos no ha sido el más aclamado por la crítica para quienes su música parece “vacía y ordinaria” como lo afirmó Damien Morris de The Guardian, mientras que Pitchfork, autoridad suprema en música anglo, recibió una calificación de 4,8 sobre 10. Sin embargo, han sabido abofetear a sus contradictores y han plantado las 12 canciones de este disco en los mejores listados del mundo. Memories… do not open ya no es el mismo EDM ruidoso con el que los conocimos en 2013 y se desliga totalmente de Selfie, la canción icónica de los Djs; este álbum es una mezcla de Pop-rock con sintetizadores, cajas de música y unas letras de sentimientos profundos y rompe corazones que hacen pensar que estaban entusados a la hora de escribir. (JA)

Feist - Pleasure

Un álbum muy esperado por la ausencia de la canadiense desde Metals (2011). A pesar de no sacar nuevo material en todos estos años, no ha perdido el tiempo; ha colaborado con diferentes artistas como Mastodon, Moccky o Kevin Drew en incluso hizo una aparición en la película The Muppets. Pleasure no llega al nivel The Reminder (me pregunto si es posible superarlo) pero es mejor disco que el anterior Metals y nos devuelve a la sutilidad y fuerza contenida por la que es conocida. Un buen álbum. (MT)

Kasabian - For Crying out loud

Kasabian vuelven, vuelven con fuerza pero echo en falta canciones. Con la excepción de You´re in love with a Psycho, que tiene pinta de convertirse en clásico, me faltan buenas composiciones. Psicodelia, rock y electrónica bien producida pero sin magia. Algo que sí consiguieron en el álbum que les llevó a lo alto; West Ryder Pauper Lunatic Asylum (2007). Esperemos que al menos en directo, los herederos de Stone Roses o Primal Scream, enciendan la llama de nuevo. (MT)

Goldfrapp - Silver eye

Tras tres años de silencio la siempre interesante Alison Goldfrapp vuelve con Silver eye, un álbum electrónico y ecléctico, donde la artista inglesa vuelve al sonido que comenzó en Black Cherry (2003). El single Anymore o Systemagic son una buena prueba de ello. También hay espacio para estéticas futuristas como Become the one, o más lentas como Faux Suede Drifter donde se desarrollan inquietudes más intelectuales. Un disco correcto pero lejos de Felt Mountain (2000), su álbum debut, una maravillosa obra en la que la artista de Bath se puso el listón muy alto. (MT)

New Order - Music complete: Remix EP

Los genios de Manchester hacen un remix del álbum que publicaron hace dos años y les devolvió a la gloria de tiempos pasados: Music complete (2015). Ahora, 5 canciones de ese disco son remezcladas por los Djs Mark Reeeder, Agoria, Purple Disco Machine y Takkyu Ishino. Aunque puede considerarse un EP gratuito ya que Music complete tuvo una revisión hace un año, la calidad de las mezclas lo hacen digno de la banda. A destacar People on the high line y Restless. Buen material para DJs o muy fans del grupo. (MT)

 

La ñapa

The doors - 50th Anniversary Deluxe Edition

Se cumplen 50 años del primer disco de The Doors, publicado originalmente en 1967. Y para celebrarlo Warner music reedita su primer disco en LP junto a 3 cds y un libro en tapa dura con imágenes desconocidas del famoso grupo de los Ángeles. En los cds el álbum remasterizado en mono y en estéreo y un tercero con un directo de la banda en el club Matrix de San Francisco en dos shows de 1967, poco después del lanzamiento original del álbum. Nada nuevo bajo el cielo pero sólo por darte el placer de pinchar un vinilo nuevo de The Doors en el tocadiscos merece la pena. Imprescindible para fetichistas y fans de la banda, entre los que me incluyo. (MT)