Se encuentra usted aquí

Scorpions y Whitesnake: 2 leyendas se ratificaron en Bogotá

La unión inolvidable de 2 gigantes del rock.
Foto: Javier Quintana // Shock
Foto: Javier Quintana // Shock
Por
Redacción Shock

El 10 de octubre era una noche esperada para miles de fans del hard rock con la unión de 2 grandes: Whitesnake y Scorpions, en el marco de la gira Crazy World Tour. Es un sueño hecho realidad para cualquier rockero ver en el mismo escenario a 2 bandas clave para este género con varias décadas de trayectoria. La prueba es que la boletería estaba agotada en todas las localidades y todas las zonas del Movistar Arena estaban a reventar.

Fotos Javier Quintana // jquintanar8

Cerca de las 8:00 p.m. Whitesnake llegó al escenario. A sus 68 años, David Coverdale, vocalista de la banda, mostró que no son gratis sus décadas de experiencia como frontman. Los guitarristas Joel Hoekstra y Reb Beach hicieron gala de su destreza en solos y riffs que dejaron boquiabierto al público.

Un momento icónico: el solo de batería de Tommy Aldridge. Empezó con baquetas, luego las lanzó al público y remató tocando con sus propias manos tambores y platillos.

La banda presentó Shut Up and Kiss Me, uno de sus más recientes sencillos pero, por supuesto, no faltaron sus clásicos más conocidos, como Is This Love o Here I Go Again. Tampoco faltó Burn, cover de Deep Purple. “Mantente seguro, sé feliz y no dejes que nadie te haga sentir miedo” fue el mensaje de cierre de David Coverdale.

whitesnake-7_2.jpg

whitesnake-1_0.jpg

whitesnake-2.jpg

whitesnake-3_0.jpg

whitesnake-4.jpg

whitesnake-5.jpg

whitesnake-6.jpg

Alrededor de las 10:00 p.m. llegó Scorpions con un impresionante despliegue de luces y visuales. Going Out With a Bang fue la elegida para arrancar un show potente y emotivo que nunca perdió fuerza. Para el clásico Wind of Change, miles prendieron sus celulares y cantaron a voz en cuello lo que configuró un momento inolvidable.

El baterista Mikkey Dee también tuvo un épico solo de batería mientras era elevado en una plataforma y los asistentes contemplaban estupefactos.

El cierre fue con uno de sus clásicos más emblemáticos: Rock You Like a Hurricane, en la que mostraron de forma contundente toda la fuerza y potencia que los ha caracterizado en más de 4 décadas de carrera.

Fue el último show de la gira y se notó que ambas bandas hicieron su mejor esfuerzo para cerrar por lo alto. Los fans lo apreciaron y, aunque algunos hubieran querido que durara más tiempo, la mayoría salió con una sonrisa en la cara con la seguridad de haber visto un show poderoso con toda la esencia del rock and roll.

scorpions-1.jpg

scorpions-2.jpg

scorpions-3.jpg

scorpions-4_0.jpg

scorpions-6.jpg

scorpions-5.jpg

scorpions-8.jpg

Temas relacionados: