Se encuentra usted aquí

¿Se puede vivir de la música independiente? Las lecciones de ZZK Records

Los creadores de la cumbia digital están de aniversario.
Cortesía ZZK Records.
Cortesía ZZK Records.
Por
Redacción Shock

Gracias a su mezcla de folclor latino con sonidos experimentales y electrónicos, ZZK Records se convirtió en una de las disqueras independientes más importantes de Latinoamérica.  Fue creada por Grant C. Dull junto a DJ Nim & Villa Diamante. Grant es un viajero estadounidense que se enamoró de la cumbia y llegó a Argentina en el momento en el que estaban sucediendo las primeras mezclas de electrónica con sonidos autóctonos.

Lo que empezó como un “parche” de productores, DJs y promotores que buscaban crear espacios “sin prejuicios” para la experimentación musical, se convirtió en un movimiento que buscaba reinventar nuestras raíces latinas y se esparció por todo el continente. Así como en Argentina llegaron Fauna y el Remolón, en Colombia tuvimos a Bomba estéreo y Systema Solar, y en México estaban Toy Selectah y Nortec Collective, entre muchos otros. 

A ZZK Records se le atribuye ser uno de los pioneros de la “cumbia digital”, un estilo que reúne el sabor de la música latina con la experimentación de la electrónica. Este sello independiente cumplió por estos días 10 años de fiesta, creación, riesgo, hibridación, y reimaginación de nuestros sonidos. Tiene en su catálogo a artistas como Chancha Via Circuito, Nicola Cruz, Frikistailers, Mitú, Villa Diamante, entre otros.

¿Cómo logró sobrevivir una disquera independiente en tiempos en los que nadie compra música?  Grant C. Dull, fundador de ZZK, nos cuenta que aunque no "llega en helicóptero a los conciertos", sí logró crear un negocio sostenible. Aquí nos dijo algunas de sus claves. 

Apostarle con toda a cada proyecto

“Todos nuestros artistas son clave. No tenemos el poder humano para hacer todo lo que queremos hacer, así que cuando nos metemos con alguien, damos el 110 por ciento. Le metemos todo a cada cosa que vayamos a hacer. No hay un secreto, tratamos de tener una música auténtica, que no imite a ninguna otra. Sin embargo, todos nuestros discos suenan bastante diferente: un Mitú no suena como un Remolón, por ejemplo. Todos tienen un sabor y una búsqueda única.

Creer en lo propio  

La mayor lección que he aprendido en estos años es creer en lo que uno hace y creer en el poder de la música y la cultura en la que uno está. Tenemos música que viene de un lugar muy honesto y cuando tienes un buen producto, éstaeva a trascender a las tendencias de moda. Trabajamos con gente que está investigando, reproduciendo, reinterpretando y actualizando la raíz del folclor latinoamericano.

Diversificar el negocio

Nuestra fórmula es seguir creyendo, creando, peleando, luchando. Hicimos un crowdfunding, la gente nos apoyó, y hubo becas con una fundación. Nuestra misión es seguir peleando, trabajando y haciendo un poco de todo. ZZK está en 2000 "huevadas": tenemos giras, shows, documentales, discos y estamos en la creación de un mini festival. Tratamos de pensar en grande, en qué viene después y cómo podemos abarcar más.

Aprovechar el poder de Internet

Para nosotros, Internet fue todo. Estábamos en Argentina que literalmente es el fin del mundo e Internet fue nuestro megáfono. Empezamos cuando YouTube y MySpace estaban tomando fuerza y hoy sabemos que las redes sociales son fundamentales.

Siempre estamos empujando contenidos musicales para que la gente tenga algo nuevo. Somos una fábrica de contenidos: pensamos constantemente en qué lanzar y cómo contar nuestras historias. Tenemos la suerte de trabajar con muy buenos artistas visuales, cineastas y fotógrafos, eso nos permite pensar en detalle todo lo que hacemos.