Se encuentra usted aquí

Shows que nos pusieron a cantar, bailar y gritar en la historia de los Grammy

Llegó la noche de la música
Por
Johana Arroyave

Se nos viene la entrega número 59 de los premios Grammy y durante todo este tiempo hemos sido testigos de shows en vivo y momentos que se quedaron en el registro musical del mundo. Artistas de la talla de Paul Mccartney, Madonna y hasta Gorillaz en versión holograma, han pisado este escenario para dar lo mejor de si al mundo.

Esta vez veremoshabrá actuaciones de Katy Perry, Adele, Bruno Mars, The Weeknd, Daft Punk, A Tribe Called Quest y Alicia Keys, shows que esperamos nos tengan pegados al televisor y por los que nos inspiramos a recordar los mejores momentos en la historia de los Grammy.

Indiscutiblemente tiene que estar en el número uno de los shows memorables. En 1988 El Rey del pop se subió a la tarima de los Grammy  cantando  The way you make me feel, una actuación sencilla, sin la parafernalia de sus videos, pero con la elegancia de sus bailes y su voz.

En 1992 Eric Clapton nos dio lecciones de elegancia interpretando Tears In Heaven, una presentación sencilla, de luz tenue y magia en el escenario.

En los Grammy de 1998 Bob Dylan estaba interpretando su canción “Love Sick” cuando un bailarín se coló sin camiseta en el escenario y mostró las palabras “Soy Bomb” en el pecho mientras realizaba un baile muy extraño. Al final del show supimos que el bailarín era Michael Portnoy coreógrafo, músico, actor y curador, que quiso dejarle al mundo un mensaje sobre el arte, esto respondió a los medios de comunicación cuando le preguntaron sobre el significado del letrero que se había escrito en el pecho "Representa la vida densa nutricional bomba es, obviamente, una fuerza destructiva explosiva Así, bomba de soja es lo que creo que el arte debe ser: densa, transformacional, la vida explosiva"

En 2000 el rapero blanco Eminem calló todos los rumores homofóbicos que existían a su alrededor al cambiar a Dido por Elton John para cantar “Stan” una de sus canciones más famosas.

Christina Aguilera, Pink, Mya, y Lil' Kim, convirtieron el escenario de los Grammy de 2002 en un cabaret. El derroche de sensualidad y la poca ropa con la que salieron a cantar “Lady Marmalade” se apoderó del escenario e hizo sudar a más de uno.

En los Grammy de 2005 Melissa Etheridge re apareció en los escenarios tras someterse a varias quimioterapias por cáncer de mama. Una sorpresa para el público pues a pesar de la enfermedad Melissa llevó a otro nivel el tributo que hizo a Janis Joplin junto a Joss Stone con “Piece of my heart”

Una de las presentaciones de las que más se habló en los medios. En los Grammy de 2006 Gorillaz apareció con hologramas de movimientos perfectamente sincronizados; con un baile erótico, Madonna desfilo alrededor de Gorillaz provocando todo tipo de sensaciones.  

Los Grammy de 2008 nos dejaron como regalo a Foo Fighters con una orquesta sinfónica liderada por el legendario bajista de Led Zepellin, John Paul Jones. Una presentación magistral con solos de violines y un cierre que prendió la fiesta.

Los Grammys del 2009 nos hicieron alucinar. Thom Yorke cantó 15 Steps, usando de fondo a la USC Trojan Marching Band (la banda de marcha de la Universidad del Sur de California), las notas salieron naturalmente y adornaron la voz del cantante de Radiohead que nos dio uno de los mejores shows.

La mamá de los monstruos se presentó como show por primera vez en unos premios Grammy en 2011. Como era de esperarse llegó rompiendo las expectativas, salió de un huevo y nos demostró que de verdad estaba naciendo una artista de otro nivel, un icono de la moda y una de las defensoras de los derechos de la comunidad LGBTI. En esta ocasión se presentó con “Born this way” una de las canciones más representativas de la comunidad.

En 2012 no solo fue el año en el que Adele se llevó seis Grammy. Su interpretación de “Rolling in the Deep” en el 2012, consiguió la ovación de todos sus colegas.

De lo menos esperado y lo más aplaudido: en 2014 Metallica se presentó en vivo tras no hacerlo desde 1992, con el pianista Lang Lang. Al ritmo de One prendieron fuego (literalmente) a la tarima de los premios Grammy. Una ovación de aplausos se apoderó del escenario, la energía llegó al punto más alto.

En 2014 repetimos con el reencuentro más memorable de la historia. El escenario no fue suficiente para las dos leyendas de la música Paul Mccartney y Ringo Star, que se unieron para rendirle un merecido homenaje a The Beatles.

La presentación de Daft Punk, Pharrell Williams y Stevie Wonder en los Grammy de 2014, ha sido una de las más criticadas por culpa de los robots ya que decían que no estaban tocando, solo haciendo mímica, sim emabrgo se llevó el protagonismo  la mezcla de sonidos, arreglos con caja de música, instrumentos en vivo y la voz de gran Pharrell sobre un escenario de los años ochenta.  

No podíamos dejar de meter en la lista a Pitbull con su presentación de 2016 en la que la colombiana Sofía Vergara sacó la cara por los latinos con sus movimientos de cadera y disfrazada de taxi. No tenemos muy claro si causó sensación o impresión, pero si armó una discusión en redes sociales de varios días.

 

Temas relacionados: