Se encuentra usted aquí

.

Sie7e: “‘Gaia’ es un álbum empático y transparente”

El cantante puertorriqueño hizo un álbum de 15 canciones entre Puerto Rico y Buenos Aires.
Foto Cortesía Sie7e
Foto Cortesía Sie7e
Por
Redacción Shock

David Rodriguez Labault, o simplemente Sie7e, regresa con un nuevo álbum. Gaia es su más reciente placa discográfica después de cinco años, un trabajo que se fue puliendo y perfeccionando poco a poco. Le llegó en un momento de incertidumbre y cambios, cuando el poder de la naturaleza sacudió su estabilidad y el huracán María detuvo todo en Puerto Rico, sin energía en la isla durante casi un año y terminando su contrato discográfico. Era hora de moverse a otro lugar, así Buenos Aires se convirtió en su hogar temporal por más un año. Ese tiempo le devolvió la pasión por escribir canciones, las ganas de decir cosas sin pensar en la presión de crear hits, sino canciones que lo identificaban y que retrataban muy bien lo que estaba pasando. Su esposa Jessica fue una gran aliada, y se involucró en el álbum hasta en la selección y orden de las canciones.

Hablamos con él acerca de sus canciones y de cómo fue el proceso que lo llevó a este nuevo álbum.

¿Dónde y cuándo surgen las canciones?

El tiempo fue interesante. Tuve tiempo obligatorio, unas canciones ya las tenía, otras nacieron en Buenos Aires. El tiempo del Huracán fue parecido a esta época del Covid, se cancelaron muchos eventos, todo quedó paralizado, así que tuvimos la oportunidad de elegir las canciones sin prisa.

¿De qué quiere hablar en Gaia?

Quería hablar de muchas cosas. Es un disco para mirar hacia adentro, que te invita a meditar, es un disco para escuchar corrido, con los ojos cerrados. También tiene la intención de dialogar acerca de un montón de cosas que tenemos que hablar, es un disco que tiene muchos elementos activistas, que tiene que ver con el planeta, con el sexismo, el racismo, el especismo y un montón de cosas que para tener una sociedad más empática deberíamos atender lo antes posible. Lo grabamos en el 2018, pasó el 2019 y no encontramos la manera de publicarlo, este año fue el mejor momento. Habla del amor real no del que nos quieren vender.

¿Qué sonidos explora?

Musicalmente es el disco de reggae que hace rato queríamos hacer. Fue liberador, con elementos de la música viajera, improvisada, que nos gusta no necesariamente del reggae. Nay muchos referentes de bandas de reggae, pero también de bandas conceptuales, como Pink Floyd. Se grabó en el estudio como se grababan antes las cosas, cada uno de los músicos fue a grabar en una sola toma, fue hacerlo como la vieja escuela, aprovechar la energía en ese momento. Muchos entramos viviendo más la experiencia que el resultado. La mitad del álbum fue improvisado. Entrar al estudio sin saber cómo va a sonar se siente como un riesgo, pero es un reto bien bonito.

¿Quién está detrás de la producción?

Yo lo produje y lo mezcle, pero comparto con Jessica y los muchachos de la banda sus aportes de tantos años que llevamos tocando. Es un sonido muy de colectivos. El resultado que logramos no sería el mismo sin la suma de estas partes.

¿Cómo define este nuevo trabajo discográfico?

Gaia es un álbum empático, esa es la intención. Es un álbum que se muestra desnudo, que te enseña sus cicatrices, que no está maquillado ni corregido de ninguna manera. Esto es casi un libro abierto, es transparente. 

Track by track

Antes de dejarnos sus apreciaciones de cada canción, nos explica que el orden de este disco es importante. La intención fue colocar un Jam seguido de una canción. Para Sie7e este es un álbum que empieza de día y termina de noche.

Piensa es una de estas improvisaciones en el estudio. Simple, dos, tres acordes. Es casi como una meditación, en la playa, al lado de la fogata siempre me ubica en algún lugar, y dice piensa en ti, piensa en mí, nosotres, lenguaje inclusivo, invitando a la empatía. Es la única canción que tiene guitarra acústica.

Café con canela es la canción más dulce del álbum. La canción del amor realizado, que no es perfecto, pero vale la pena. Es lo que dice el coro, ‘puede que no sea lo mejor pa’ ti, que tú no seas lo mejor pa’ mí, pero te elegí y me elegiste a mí’.

Planta madre es otra improvisación refiriéndose al cannabis, y es la antesala a la siguiente canción. Son palabras sueltas, describiendo un poco lo que la planta hace si se lo permitimos.

Psicoactiva es una canción de amor cannábico. Explora la relación espiritual, quiero explora un poco el uso medicinal o recreacional, fuera de los que lo demonizan por la mala información, hay que buscar la historia. Es una oda a la planta.

Fluye es corta, me encanta como suena. Tiene una onda muy liviana, es una pequeña meditación, de hecho, estos pequeños interludios son como meditaciones.

Mi mantra es una de las canciones más viejas del álbum, tiene un montón de años y nunca había sido publicada. La fuimos escribiendo poco a poco y fue tomando forma, trae una energía sexual y espiritual muy bonita. Me encanta porque el coro dice, ‘puedo morir en la mañana, lanzarme al vacío’ cuando digo sexual, es un poco explicar los que sientes cuando te explotas por dentro, esa parte invisible del encuentro sexual, un portal hasta espiritual de esta experiencia.

La razón es otro Jam. Se refiere al amor de cómo se mueven las cosas y la energía, y de nuevo el amor no cliché sino el real, esta energía que nos conecta.

Hermoso sufrimiento es la canción más triste del álbum. A diferencia de las otras canciones que salieron de una, ya sabía esta hacia donde iba. Solo tenía una línea que era simple y bien llorona, melancólica, pero dulce como esperanzadora también, y solo tenía una línea de la canción, ‘amarte es un hermoso sufrimiento’ y me parecía precioso el contraste que presenta esa línea. Era eso, cómo explico que cuando abres la puerta para amar tanto, también abriste la puerta para sufrir. Es lo poético y bello de esto.

En la mía es otras de las improvisaciones cannábicas, es una continuación de Planta madre, que fue una pieza larguísima, que era tan larga que no se pudo incluir toda, que a lo mejor podríamos publicar después lo que no quedó. Está hablando de que estoy en mi ruta, en mi carril, bajo el efecto psicoactivo que a veces te pone en ese estado meditativo.

Cocomango tiene también esa energía espiritual y sexual y básicamente es que a Jessica le gusta ponerse un aceite de Cocomango, que es natural y ella sabe que me encanta y es una cosa de complicidad entre los dos. Es algo de nuestra relación que llegó al punto de hacerse canción.

sie7e3.jpg

Foto Cortesía Sie7e

Seguimos despertando es un poco más esperanzadora, diciendo que estamos pasando por un montón de locuras, estamos invitando a la empatía de qué cosas podemos mejorar, pero siento que seguimos despertando y cada vez hay más personas consientes, y cada vez más personas están dejando atrás las garras de un sistema racista, machista, transfóbico, homofóbico y que estamos viviendo mal. Los momentos que estamos viviendo ahora se están prestando para que la gente se haga las preguntas correctas y empecemos a tener esta conversación.

Lo que nunca fui la escribí después de mi más reciente encuentro con el mundo de la música. Yo siempre comparo esta industria con la de la comida, que se convirtió en fast food. Al responder a la línea económica, el resultado terminó en una cosa que no es genuina, no es honesta, algo de intercambio para bienes económicos, fast music, no es una expresión real de arte. Tenía esos sentimientos encontrados porque por mucho tiempo yo consideré errores, estando metido adentro de la máquina y ahora ya no lo veo así.

Wisdom es mi favorita, la única en inglés. Inicialmente era una improvisación de un Jam y salió esa letra y me encanta, dice: “we really need your wisdom”, necesitamos tú sabiduría, invitando a que despertemos y miremos, cómo somos parte del problema sin darnos cuenta cuando apoyamos industrias que están dañando el planeta.

Gaia es la canción más urgente del álbum, la canción que le da nombre al disco porque habla de nuestra relación con el planeta, con los animales, con la vida, con lenguaje inclusivo, toca el tema del machismo, es una canción bastante contestataria.

Empatía nació después de tener muchas conversaciones a lo largo del álbum. Cerramos con esta improvisación, liviana, lenta, bajando revoluciones. El mensaje de cierre es entender que cuando hacemos las cosas mal, tenemos que enderezarlas, acabar con las injusticias.

Más contenido sobre: