Se encuentra usted aquí

.

Son Rompe Pera: poseídos por la cumbia psicodélica

Los nuevos herederos de la cumbia estrenan su primer álbum ‘Batuco’, donde la marimba es la reina absoluta de su sonido.
Foto Javier Quintana
Foto Javier Quintana
Por
Alfred Lord

Son Rompe Pera es una de las bandas que conforman la nueva generación de músicos latinoamericanos que va contra todos los esquemas musicales y explora sonoridades que les permiten viajar sin límites para proponer nueva música. Los hermanos Gama quisieron seguir con el legado musical de su padre Batuco, un percusionista que empezó en la música muy joven, a los 14 años, trabajó en muchos bares de la Ciudad de México, pero un día, en la calle Ramos Millán, descubrió la Marimba y se enamoró de este instrumento muy común en la música tradicional mexicana, (Sones, Vals, Paso doble, música norteña, etc.). Esa fue la herencia más valiosa que les dejó a Jesús (Cacho), Allan (Mongo) y José (Kilos). Los hermanos Gama sumaron a la banda a sus amigos Raúl Albarrán, y Ricardo López (Ritchie).

Desde sus inicios, sus integrantes incluyeron la marimba como el principal instrumento de la banda, interesados en mantener el legado musical y llamar a la atención de las nuevas generaciones. Aunque ellos escuchan punk, psichobilly, rockabilly y más géneros del rock, han logrado mezclar perfectamente todas sus grandes influencias con la cumbia y la música tropical. “Desde muy niños escuchamos cumbia, después nos encontramos con el rock and roll, el punk y más cosas. Lo que nosotros quisimos hacer fue como darle un impulso a la marimba, es muy folclórica en las partes del sur de México, pero queremos que más personas en el mundo conozcan un poco de la marimba mexicana”, cuenta. Mongo.

Fotos Javier Quintana // @jquintanar8

img_8789.jpg

Para lograr un sello característico, Rompe Pera usa bajo, percusión, batería, marimba y guitarra. Las canciones tienen componentes especiales, “podemos hablar de una canción de protesta, de una canción de amor, independientemente de lo que sintamos y retomamos canciones viejas, canciones de cumbia de los amos 70, 60, y las trasportamos a la marimba”.

img_8838.jpgEl primer sencillo que se escuchó del disco fue Pájaro Cenzontle: Un clásico de la cumbia sonidera mexicana, grabado originalmente por el Super Grupo Colombia, pioneros del estilo en los años 70 y 80. Son Rompe Pera hace una versión reemplazado el acordeón colombiano por la marimba.

El disco se llama Batuco, en honor a su padre que falleció en el 2017. Esta placa discográfica contiene diez tracks, hay folclor suramericano y mexicano, y colaboraciones con Chico Trujillo, Bloque Depresivo y Sonora de llegar.

img_8853.jpgEl disco es una unión de las canciones que tocaron durante todo este tiempo en México, Argentina y Chile, precisamente el álbum lo grabaron en Perros con tiña en Chile. Para ellos, la cumbia es el nuevo punk. Chile y Argentina dispararon su creatividad por la variedad de sonidos y la cantidad de propuestas que hay. De su paso por Colombia en el Festival Centro y Boogaloop se llevan una gran impresión de la Pacifican Power.

son_rompe_pera_0.jpg“Mi influencia es la cumbia en general, no tengo un artista tal cual, a mí me gustan los ritmos. Tuvimos la oportunidad de estar en Santiago de Chile, ahí escuchamos cumbia chilena, cumbia peruana, creo que la cumbia peruana tiene un toque psicodélico, muy salvaje y esa es una esencia que también nos gusta ensamblar en la marimba”, cuenta Cacho.

img_8800_0.jpgTrack by track por Mongo

“Canciones como Calculadora, Pájaro Chogüi, La tortuga del arenal, y El saleroso, fueron canciones que tocábamos cuando estábamos pequeños. El pájaro cenzontlee, Los Chucos suaves, los interpretamos muchos en Chile, ahora son muy escuchadas, más que en México, quisimos revivirlas. Estamos muy orgullosos de grabar La cumbia algarrobera, porque mi papá participo en ella en el 2015 y es lo único que tenemos registrado de él y por supuesto la dupla con Chico Trujillo”.

No hay novedad, es una canción mexicana de dominio popular, una ranchera que quisimos cambiarla con el Bloque depresivo a ritmo de ska.

Mi vida sin tu amor, desde pequeños escuchamos ska en México y este tema de Laurel Aitken es muy sabroso y bailable, le dimos nuestro toque con Bloque Depresivo y Miño de la banda chilena Sonora de llegar.

¡Ay David!

Es un tema propio, la letra es de Macha de La Floripondio y la música de Jesús Gama (Kacho), esta canción es algo psicodélica, tiene todo el espíritu de la cumbia chilena y mexicana.

#LaMúsicaNosUne

Más contenido sobre: