Se encuentra usted aquí

Súbase al Expreso Guacamaya, el disco de los caleños Kolectivo K

Julián Pantoja nos habló del recorrido de Kolectivo, y de su nueva producción
Kolectivo K
Kolectivo K
Por
Jenny Cifuentes

La agrupación caleña que maniobra con rock, pop, electrónica y ritmos tradicionales colombianos, celebra una década al ruedo, lanzando su tercer álbum: Expreso Guakamaya, con colaboraciones de artistas de Superlitio, Herencia de Timbiqui, Zalama Crew, Alto Volumen y la Orquesta de Cámara Félix Morgan.

Por: Jenny Cifuentes @Jenny_Cifu

Hace unos 15 años, el guitarrista y vocalista Julián Pantoja, con un proyecto solista, experimentaba con la mezcla de aires del folclor, pop y rock. Resultado de sus ensayos y cambios, surgió Kolectivo K, grupo que ha llevado su fanfarria por diferentes lugares del país, y que ha plasmado su música en tres discos en que los su intención siempre ha sido diferente. Son sus premisas: el cambio en cada entrega, y la participación con músicos de muchas corrientes. En su reciente trabajo, Kolectivo K, se expande y se comparte, muta, toma riesgos con un latente tráfico de ideas, y ofrece cortes con transfusiones de bambucos, pasillos, carranga, aires de los Llanos Orientales,  del Amazonas y del Pacífico nacional. Una nueva dosis de “cholao beat music”, como definen su estilo.

Julián Pantoja nos habló del recorrido de Kolectivo, y de su nueva producción

“Hubo como un “pre Kolectivo”, que era un proyecto que había armado en solitario, del que salieron varias canciones, incluso que se usaron en Cali como campañas sociales. La banda empezó en 2007, un año después publicamos nuestro primer álbum KK Fresh.  El trabajo tenía canciones intercaladas, unas con elementos del folclor y otras con rock electrónico, aunque la electrónica prevalecía. Una de las composiciones que más le gustó al público del trabajo, fue Sol Du Kali.

En 2011 lanzamos el álbum Katres, producido por Germán Villacorta, un tipo muy experimentado que ha intervenido en trabajos de Ozzy Osbourne o Alice Cooper, y que también ha estado en discos de los nacionales Koyi K Utho, o Kronos. En Katres los sonidos del folclor nacional fueron muy fuertes. Tuvo electrónica, muchos riffs de guitarra. Además bastantes colaboraciones. El hecho de ser un colectivo  significa tener esa puerta abierta para interactuar con diferentes artistas, y para el disco, - del que sonó mucho el corte La inundación con la que estuvimos nominados en la Categoría Boom del Año en Premios Shock ese año-, trabajamos por ejemplo con Jacobo Vélez (en ese entonces de La Mojarra Eléctrica) de La Mambanegra; Hugo Candelario González del Grupo Bahía, Beto Riascos del grupo Juglares etc.  

Estar abierto a colaborar con distintos músicos ha sido uno de los pilares de la filosofía de la banda. Si incluimos elementos del folclor, queremos realizarlo con personajes que sepan hacerlo, que sean de verdad exponentes de la tradición, porque uno viene de otros lugares, del pop, el rock,  la música electrónica y puede pecar por  no hacer las cosas precisas. Ese concepto de invitar artistas no solo se da en estudio, lo hacemos además en vivo.

La base somos Juan Carlos Quiceno, teclado (y trompeta), Andrea García en la voz, Camilo Coral en la batería, y yo en guitarra y voz, pero ser un colectivo nos ayuda a ser flexibles. Por ejemplo, este año nos presentamos a concursar en el Festival Petronio Álvarez en la Categoría Libre y el formato fue con diez músicos. El año pasado para el show de La Feria de Cali estuvimos 12 en escena. Con distintos formatos hemos tocado en Buenos Aires (Argentina), Cali, Bogotá, Medellín, Bucaramanga, Piedecuesta, Pasto, Pereira, Popayán, Jamundí, Buga y muchos otros pueblos.

Ahora venimos con Expreso Guakamaya, que se hizo con la producción de Pipe Bravo, vocalista  de la agrupación Superlitio, y que se grabó gracias a la Beca de Creación en Música 2017, que otorga la Secretaría de Cultura de Cali.    Con Pipe hicimos una selección, teníamos 40 canciones (temas que habíamos compuesto entre todo el grupo) , escogimos y agregamos algunas que habíamos publicado como sencillos sueltos. Siempre hemos buscado que el disco que hacemos sea totalmente diferente al anterior.

Este, respecto al álbum pasado, es más acústico. Los elementos electrónicos a los que recurríamos anteriormente, están casi ausentes. Todos los instrumentos son reales. Es más orgánico. Quisimos darle un enfoque más pop.  También, como la esencia de Kolectivo K es la fusión con música colombiana, decidimos trabajar con ritmos que no habíamos tocado antes como bambucos, pasillos, carranga, música de los llanos orientales, del Amazonas. En pasadas producciones habíamos acudido más a aires del Pacífico y del Caribe nacional. Publicamos inicialmente dos canciones con video: Abrázame fuerte y Pasá la ruana. Ahora está en Spotifiy completo  y estaremos presentándolo en vivo próximamente”.

Con Julián, le dimos play a Expreso Guacamaya

Colombeat

Hecha con ritmos del Amazonas.  La música de esta región es bien particular porque es como una mezcla entre Brasil, Colombia, Perú y Ecuador,  entonces, tomamos ese sonido y le dimos nuestro toque.  Tiene como invitado a Osound de Zalama Crew, y tiene toda esa descarga de su estilo, de lo que él hace que es muy del dance hall y reggae. 

Abrázame fuerte

Es una fusión que hicimos con bambuco y balada. Es como un bambuco pop que habla de amor entendido desde diferentes formas, no solamente de pareja. Amor de padres, de abuelos, por la naturaleza etc. El video lo hicimos con los fans, les formulamos la pregunta ¿Qué formas de amor se te ocurren? La gente nos dio sus ideas y eso fue lo que finalmente quedó en las imágenes.  El clip fue producido por Juan Camilo González, y Lumar Films.

Pasá la ruana

Es una mezcla con carranga y la canción más roquera de todo el álbum. Es como un tingo tango de una ruana que va pasando de mano en mano. El video muestra mucho paisaje, quisimos plasmar en él una historia muy rural colombiana.

Vieja cantina

Es cantada por Pipe Bravo, una fusión de  pasillo con música como de cantina de pueblo de pronto del Eje Cafetero. Un corte de despecho.

Pégale a la marimba

Con la colaboración de Kike Riascos, marimbero de Herencia de Timbiquí. Es un currulao, y es de las dos canciones que incluimos  con elementos del Pacífico. Dijimos, “tenemos que invitar a alguien que le sepa pegar bien a esa marimba, y quién mejor que Kike que ha sido Rey de la Marimba en el festival Petronio Álvarez.

Cielo que ves 

En esta participa el vocalista  Junior Zamora de la agrupación  Alto Volumen, es muy interesante su forma de cantar. Tiene un estilo muy R&B. También aparece Sandra Hernández, una cantante caleña que es la directora de un proyecto caleño que se llama Rockópolis. Un concurso anual, que ya lleva como 10 años funcionando, que además es como un taller, formación de cantantes de rock.  Tiene una base de un ritmo del Pacífico, el aguabajo. Es una canción un poco triste homenaje a la mujer, motivada por mi hermana que murió de cáncer. Un tributo a tantas mujeres que luchan con la enfermedad.   

Balas

Con la Orquesta de Cámara Félix Morgan. Fue muy chévere hacerla porque aquí en Cali es un complique grabar una orquesta de ese estilo.  Grabar instrumentos sinfónicos acá es un problema, porque no hay estudios de grabación que tengan las condiciones técnicas para hacerlo. Fue todo un reto. Tocó inventarnos la manera, grabar la orquesta por secciones. Fue muy gratificante poder realizar  ese tema porque aquí los grupos no lo hacen.     La canción trata de una bala que está a punto de ser disparada. Es ver la historia desde el ángulo de una bala, algo como: si una bala pudiera hablar, qué diría.

Canalete y chontaduro  

Es una de las canciones que habíamos lanzado como sencillos anteriormente, que no incluimos en ningún álbum.  Se remezcló y se remasterizó, pero la grabación es la misma que se publicó hace un tiempo.  La canción parte de la mezcla de dos temas tradicionales del Pacífico colombiano, Canalete y La Palma del Chontaduro, popularizadas por  Peregoyo y su combo Vacaná, hace más de 4 décadas. Para esta versión a bombos, cununos y guasás, se unieron  guitarras eléctricas, bajos, baterías y  electrónica.

Chigüiro

Mezcla de joropo con algunos elementos electrónicos, y rock. Tiene apartes de crítica a la minería, expone la problemática del agua, la situación de la llanura, “el contrapunteo entre el hombre y la natura”. Sencillo que se publicó hace un par de años en medio de una terrible sequía que azotaba regiones del país, en el que se usaba la mirada del chigüiro, que fue de los animales más afectados. Aparecen como músicos invitados: José Manuel Ruiz en el arpa, Camilo Mora en los  capachos y en el cuatro, Eddie Ruiz Gómez.

Temas relacionados: