Se encuentra usted aquí

Tomasa del real: “El perreo se convirtió en nuestra iglesia”

Hablamos con la reina del 'neoperreo'.
Captura YouTube
Captura YouTube
Por
Redacción Shock

“Nunca pensé que alguien como yo, una chica normal con un celular y una Mac que me regaló mi mamá podía hacer algo tan grande”, nos cuenta Tomasa. En pocos meses se presentará en Coachella, que este año, por primera vez incluyó a artistas de reggaetón como J Balvin y Bad Bunny.

Tomasa (Valeria Cisternas) es llamada “la reina del neoperreo”, un estilo musical que nace del reggaetón y se nutre de otros géneros y de la cultura digital para lograr un único propósito: que la gente no pare de perrear. El término nació por una entrevista que estaba dando Tomasa en un intento de explicar la música que estaba haciendo, que aunque tenía influencia del reggaetón, sonaba muy diferente.  

Getty Images

Neo-Perreo: cuando el reggaetón promueve otra forma de mover el culo

Íbamos a meter la palabra “desculonización” en el título pero no queríamos ponernos densos. Es hora de que hablemos de nuestro perreo.

“Yo empecé a ocupar ese término para definir mi estilo de música, y al mismo tiempo, muchos artistas alrededor del mundo estaban haciendo cosas similares y les parecía muy atrevido denominarse 'reggaetoneros'. Decir ‘neoperreo’ les cayó bien. Es como el lado B del reggaetón”, cuenta Tomasa, de 32 años nacida en Iquique, al norte de Chile.

El neoperreo hoy ya es un género con varios representantes en todo el mundo además de Tomasa, tales como Ms. Nina, Bea Pelea, Rosa Pistola, entre otros. Hablamos con Tomasa durante su visita a Bogotá y nos contó cuáles son las razones por las que este estilo es cada vez más popular en todo el mundo.

Es auténtico  

El género urbano (reggetón y el trap) nació de la urbe, de la casa de alguien, no desde una gran empresa que nos dice qué debemos escuchar. Entonces ponían a un Chayanne a cantar una historia de amor que está preciosa, pero no se parece a mi historia de amor, ni a la de mi mamá, ni de nadie. ¿Por qué voy a querer escuchar una historia de amor que nunca me va a tocar si puedo escuchar algo que me está pasando ahora mismo? El género urbano le salió del corazón a alguien en su casa. Esa es la razón por la que creció tanto: porque sus temas, aunque haya miles de personas diciendo que es feo, es nuestra realidad. ¿Y por qué voy a avergonzarme de cómo es mi realidad? Mejor la abrazo.

Nace de Internet

Internet siempre ha estado presente porque ahí he contactado a la mayoría de artistas con quienes he colaborado. Internet es como un país y los artistas pop de Internet somos nosotros, los que llevamos haciendo esto hace rato. Todos nos contactamos a través de Internet y de hecho muchas veces pasan meses antes de que conozca en persona a alguien que conocí en la red.

Somos hijos de Internet, de las herramientas digitales, de la creatividad a través de ellas. Yo no hubiera sido cantante si no tuviera tenido un Mac ni aburrimiento para explorar Garage Band para grabar mi voz o iMovie para los videos. ¡Compren cosas digitales y aprendan de ellas! Soy la prueba de que sí se puede viviendo en Chile, el culo del mundo. 

Es libre

El género urbano te da el permiso de decir lo que se te ocurra: malas palabras, cosas incorrectas, ser políticamente incorrecto…esa es una verdadera libertad. El neoperreo no tiene esa censura al no ser un producto hecho, manufacturado, con un contenido específico sino que es lo que se le ocurrió a alguien en su casa.

Tiene en cuenta a los ‘freaks’

En el perreo también están los freaks, los raros, los inadaptados, como yo. Yo iba al perreo normal vestida toda freak y no me sentía tan cómoda porque no era la reina de la fiesta, sino la rara. Pero en el momento en el que llegó el neo perreo, ser rara era celebrado.

El perreo se volvió en un espacio creativo donde la gente se empezó a unir y se transformó en un subgénero de música. El reggaetón es tan grande que es el pop de todos actualmente y nosotros somos el lado b de eso: somos los punks, los raros, los inadaptados, en el underground. Pero hoy ser raro no es una desventaja, sino que es un beneficio y por eso siento que el neoperreo salió del underground y llegó al mainstream y hoy estamos haciendo entrevistas de eso. Sí está hecho para la masa, hay masa rara: la mayoría somos raros. 

Ya forma parte de nuestras vidas

Siento que el perreo se convirtió en nuestra iglesia porque hoy somos humanos digitales y ya no nos vemos tanto. Yo no veo casi a nadie. Los veo en Internet pero no en persona: no los estoy sintiendo, ni oliendo, ni tocando. Nuestros lugares de encuentro, que antes eran la calle o un cumpleaños se redujeron a internet, que está bien, pero otros espacios crecieron como el perreo. Aquí la gente joven puede ir a tocarse explícitamente y está todo bien: está dentro del contexto. Puedes vestirte como puta sí así lo quieres, está dentro del contexto. Estás protegido, está bien y no solo está bien, sino que te lo vamos a celebrar.

Siento que el perreo sí se transformó en algo importante. Es decir “soy un humano moderno pero sigo siendo fiel a todos mis instintos o a todo lo que se me dé la gana.

Temas relacionados: