Se encuentra usted aquí

Tras las huellas (y citas odontológicas) de Kanye West en Cali

Colombia, el riesgo es que te quieras quedar atrapado en la fresa del odontólogo.
Foto ROB KIM / GETTY IMAGES
Foto ROB KIM / GETTY IMAGES
Por

Kanye West y Tekashi 6ix9ine estuvieron en Colombia para grabar su nuevo videoclip y arreglarse las muelas. ¿Qué hubo detrás de esta exótica visita de uno de los personajes más inestables e impredecibles de la cultura pop?

Por: Elkin Escobar B // @elkinescobarb

“¿Joven, qué rapero es el que está ahí?”, preguntó un taxista adulto haciendo referencia al Hotel Spiwak, mientras salía de la zona de estacionamiento del hospedaje ubicado al norte de la ciudad, hasta donde había llevado a un pasajero. Aunque el bigote algo canoso hacia evidente que sus años de perseguir famosos ya habían pasado, este taxista estaba al tanto, como gran parte de la ciudad y el país, sobre la noticia con la que despertó el martes 11 de septiembre a Santiago de Cali: que un par de reconocidos raperos estaban de visita en la ciudad.

“Yo escuché la noticia y era que venían a grabar un vídeo”, comentaban entre sí dos jóvenes que caminan por el centro comercial Chipichape junto al hotel. Y mientras a algunos esta noticia les importó poco o nada, un grupo de seguidores se ubicó a las afueras del Spiwak desde las 9:00 am del miércoles a la espera de cualquier señal de vida de Kanye West y/o Tekashi 6ix9ine.

Kanye West, ese rapero megalómano e impredecible que un día surge rebelde y altivo, revolucionario y contestatario, y otro aparece públicamente con la fatídica gorra roja trumpista que dice “Make America Great Again”. Kanye West, esa figura que no nos deja entender si está en contra o favor de la población afroamericana y de nosotros mismos. Kanye West, ese ícono pop inestable que borra con los codos lo que magistralmente hace con las manos: estirar el rap a nuevos terrenos musicales, que arriesga y experimenta, que consiente y castiga a la vez. Kanye West, el esposo de la Venus de las redes sociales, Kim Kardashian, y al parecer, futuro candidato a la presidencia de Estados Unidos. West, el que vino con Tekashi 6ix9ine, rapero neoyorquino dueño de un historial conflictivo, certificado por los tribunales con varios meses en la cárcel.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Kanye West (@kanyewest) on

West, quien arribó al país un avión privado con la intención de pasar desapercibido, hizo notoria su presencia en Cali al publicar en su cuenta de Instagram una fotografía en la que se logra observar el Cerro de las Tres Cruces de la ciudad y a la que le siguieron otras fotos que confirmaban la noticia. ¿A qué viene la visita de estos raperos norteamericanos a Cali? No es para nadie un secreto que la ciudad es reconocida internacionalmente por sus tratamientos e intervenciones estéticas, y si bien Kanye West y 6ix9ine no vinieron a ponerse implantes en los glúteos, sí dedicaron su estancia en la ciudad para someterse a un tratamiento dental donde el mágico y mediático odontólogo Mario Montoya quien publicó las fotos de esta relación paciente-doctor en sus propias redes sociales.  La nueva sonrisa de West y 6ix9ine aparecerá en el video que también grabaron en Cali y que servirá para promocionar la futura producción.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Mario Alfonso Montoya Paz (@drmariomontoya) on

Sin saber si la mirada de este videoclip se enfocará en el paisaje de la capital del Valle del Cauca, esta noticia confirma que Colombia se ha convertido en un escenario seductor para grabar desde largometrajes hasta videoclips musicales (véase el caso Jaden Smith ENLAZAR LO DEL VIDEO).¿Qué tan bueno es esto para la ciudad y el país?

Para la mayoría de habitantes de Santiago de Cali que personajes reconocidos le echen un vistazo a la ciudad y decidan visitarla es algo favorable, pero esta opinión pende de un hilo cuando se enteran que quien tiene el turno de visita es “el esposo de la Kardashian” como gran parte de los adultos lo conocen. “Me parece una persona muy agrandada”, apuntó un ciudadano. “Es enemigo de los fans y los paparazis y los guardaespaldas no lo dejan ni tocar”, dijo uno de los guardas de seguridad del hotel, que tuvo la insoportable misión de alejar a las casi 30 personas que se agolparon esperando ver al famoso global porque impedían el libre tránsito de los demás huéspedes. Jóvenes acompañados por sus padres hasta algunos adultos cuya espera era itinerante, distribuían el día entre el Spiwak y su trabajo. También llegaron un par de seguidores cuyo atuendo era similar al de los de los dos raperos. A veces alguien dejaba escapar de su teléfono móvil alguna de las canciones de West o de Tekashi y entonces la espera se hacía más interesante. Y sí, también estaban los que pasaban y preguntaban si ya los habían visto, pero la pregunta estaba de más y tras uno minutos se marchaban.

Cada vez que el vigilante encendía la radio, todos los presentes preparaban sus teléfonos móviles esperando ver salir a West o 6ix9ine y que tal vez bajase a saludarlos. Sorpresivamente, el centro de atención de muchos de los que esperaban no era el rapero estadounidense de 41 años quien produjo para Jay-Z, sino 6ix9ine quien también ha transitado los caminos del trap. “Yo casi no oigo su música, pero me gusta mucho su personalidad”, comentó una de las seguidoras sobre Tekashi.

“Nosotros (Colombia) somos como un fetiche para el resto del mundo, pero nos duele que nos muestren lo que somos”, comentó un caleño que hace poco había oído la noticia.

Ni 6ix9ine ni Kanye pasaron a saludar a los seguidores que les esperaban, pero este último aprovechó su estadía en el hotel y pasó por el Pacific Fest que se celebraba en el Spiwak en donde participaban artistas como La Pacifican Power y hasta tocó la marimba junto a Felipe Amú de la Escuela Canalón. Sí, Kanye West, el ganador de más de veinte Grammys, el alguna vez incluido en la lista de los 100 personajes más influyentes del mundo de la Revista Time, tocó el piano de la selva.

Si el tratamiento hubiera durado un poco más, habría tenido que pasar por La Topa Tolondra a bailar salsa, degustar las empanadas del Obelisco y probar el viche. Así le contaría al mundo de primera mano que Colombia no es solo, como muchos lo ven, un paraíso de alucinógenos sino un paraíso de cosas sabrosas.

Kanye se marchó este jueves 13 de septiembre a primeras horas del día y nos quedaremos sin saber si tuvo tiempo de ver los memes que crearon a propósito de su visita Santiago de Cali.

 

Temas relacionados: