Se encuentra usted aquí

Un incendio en 2008 destruyó historia musical. Hoy conocemos su magnitud

Una gran pérdida para la música.
David McNew // Getty Images
David McNew // Getty Images
Por
Redacción Shock

En junio 1 de 2008, un incendio en las instalaciones de los estudios Universal en Hollywood acabó con miles de grabaciones musicales en el archivo. Según un informe publicado por el New York Times, se estima que cerca de 500.000 canciones se perdieron en medio del fuego. Entre las pérdidas se encuentran las primeras grabaciones de Aretha Franklin y colecciones de artistas como Ella Fitzgerald y Billie Holiday.

La lista de artistas perjudicados es amplia: Benny Goodman, Cab Calloway, the Andrews Sisters, the Ink Spots, the Mills Brothers, Lionel Hampton, Ray Charles, Sister Rosetta Tharpe, Clara Ward, Sammy Davis Jr., Les Paul, Fats Domino, Big Mama Thornton, Burl Ives, the Weavers, Kitty Wells, Ernest Tubb, Lefty Frizzell, Loretta Lynn, George Jones, Merle Haggard, Bobby (Blue) Bland, B.B. King, Ike Turner, the Four Tops, Quincy Jones, Burt Bacharach, Joan Baez, Neil Diamond, Sonny and Cher, the Mamas and the Papas, Joni Mitchell, Captain Beefheart, Cat Stevens, the Carpenters, Gladys Knight and the Pips, Al Green, the Flying Burrito Brothers, Elton John, Lynyrd Skynyrd, Eric Clapton, Jimmy Buffett, the Eagles, Don Henley, Aerosmith, Steely Dan, Iggy Pop, Rufus and Chaka Khan, Barry White, Patti LaBelle, Yoko Ono, Tom Petty and the Heartbreakers, the Police, Sting, George Strait, Steve Earle, R.E.M., Janet Jackson, Eric B. and Rakim, New Edition, Bobby Brown, Guns N’ Roses, Queen Latifah, Mary J. Blige, Sonic Youth, No Doubt, Nine Inch Nails, Snoop Dogg, Nirvana, Soundgarden, Hole, Beck, Sheryl Crow, Tupac Shakur, Eminem, 50 Cent y the Roots.Esto sin mencionar el archivo de artistas olvidados que permanecía en su catálogo.

En su momento, la compañía afirmó que el fuego solo había destruido una atracción de parque temático y copias viejas de trabajos antiguos. Sin embargo, hoy conocemos que el daño fue mucho peor, al punto de ser catalogado como “el peor desastre de la historia de la industria musical”. Si bien varios medios reportaron la noticia del incendio, es solo hasta hoy que conocemos su magnitud.

¿Por qué se ocultó la noticia? Según el New York Times, todo fue por el miedo a posibles represalias por parte de los artistas que tenían contratos millonarios con la compañía. La destrucción de las grabaciones podría implicar que será más difícil lanzar reediciones de estas canciones más adelante. 

 “Si bien hay aspectos que nos impiden discutir lo sucedido en el incendio hace más de una década, el incidente nunca afectó la disponibilidad de la música lanzada comercialmente o a la compensación de los artistas. La historia (el reporte del New York Times) contiene inexactitudes, declaraciones confusas, contradicciones y malos entendidos sobre el alcance del accidente y los bienes afectados. De hecho, ignora convenientemente las decenas de miles de grabaciones que hemos editado recientemente, incluyendo versiones en alta calidad y alta resolución de muchas piezas del archivo que, según el artículo, fueron destruidas”, dijo Universal Music Group en un comunicado reproducido por Spin.

Varios de los artistas afectados se han pronunciado al respecto. Chris Novoselic, exbajista de Nirvana, dijo a un fan via Twitter que las cintas originales de Nevermind, el álbum cumbre de Nirvana, "se perdieron para siempre".

 Questlove, de The Roots, también se pronunció en Twitter, afirmando "a quienes pedían reediciones de Do You Want More Illdelph Halflife". 

Por su parte, representantes de Eminem afirmaron que algunas de sus grabaciones fueron guardadas digitalmente meses antes del incendio. En Pitchork, representantes de la banda Hole declararon que no tenía ni idea de que sus grabaciones quedaron destruidas.

 

Temas relacionados: