Se encuentra usted aquí

De presidente a humorista, las mejores 10 “maduradas” de Nicolás Maduro

La clase política siempre puede ser peor.
Por
Redacción Shock

Todos dudamos en algún momento de nuestras vidas sobre si escogimos la carrera correcta. A diario vemos personas en ocupaciones en las que no deberían estar pues desperdician sus virtudes y talentos. Por ejemplo, hay un presidente que debió ser comediante y tener un show al mejor estilo de Jimmy Fallon o si acaso uno como El show de Jimmy. Estas son las mejores diez “maduradas” de Nicolás Maduro, un comediante innato.

Por: Nicolas Zorro Rincón / Foto: Getty

10. Chávez, el hijo de Dios

Una cosa es ser un ferviente seguidor de un político y otra muy diferente atribuirle poderes divinos, tal como sucedió unos meses después de la muerte de Hugo Chávez en donde Maduro lo comparó con Cristo. Y ni qué decir cuando el difunto presidente venezolano se le apareció en forma de pájaro, petirrojo diría yo, así como el Espíritu Santo en forma de paloma.

9. Cultivos de pollo

Para Nicolás Maduro el pollo se cultiva como si fuera tomate o cebolla. Seguramente la agricultura no es su fuerte.

8. Millones y millonas, libros y libras

Citando a Maduro, “hoy nuestro pueblo brilla en la política, en la cultura, en el deporte. Hoy tenemos millones y millonas de Bolívar". Una cosa es dar un discurso incluyente y otra es hacer el absoluto ridículo. No solo fue esta vez. En otra alocución aseguró que entregaría “libros y libras” a los niños venezolanos. Al menos hubiera dado algunas monedas británicas en las escuelas para no quedar tan mal.

7. El huérfano de esposa

Durante la conmemoración del bicentenario de la Batalla de San Mateo, al igual que un niño que copia todo de su padre, Maduro dio un largo discurso sobre la vida de Simón Bolivar tal como a los que Hugo Chávez nos tenía acostumbrados. Pero esta vez nos enseñó un sinónimo de viudo que no conocíamos: es más, que ni la Real Academia de la Lengua Española conocía.  "Y así como fue a los tres años huérfano de padre, a los nueve huérfano de madre, apenas a los 17 o 18 años fue huérfano de esposa, si se puede decir de esa forma, al final quedó solito para cumplir su destino".

6. Autosuicidio

"Sería un autosuicidio colectivo de la economía del país", Nicolás Maduro ante el Parlamento de Venezuela. Me perdonarán pero me quedo sin palabras.

5. Maduro chúpalo

Este si es fue el verdadero “autosuicidio” del presidente venezolano. Durante su programa semanal leyó en vivo un tuit que decía “Maduro chúpalo”. Su reacción quedó en la inmortalidad.

4. El milímetro de segundo

A continuación una de las frases más celebres de Nicolás Maduro: "cuando conocí al comandante Chávez, no dudé ni un milímetro de segundo para estar a su lado y decirle: ‘usted, mande que vamos hacia la victoria y cuente conmigo para siempre’". Presidente, si no hablara tanta carreta no le pasarían estas cosas.

3. Todo es culpa de Spiderman

Seguramente Maduro es fanático de DC Comics o al menos es la única explicación posible que encuentro pues en una de sus muchas alocuciones y su normal “conspiranoia”, aseguró que el culpable de “la fábrica de antivalores” de los jóvenes venezolanos era Spiderman y otras series que según él fomentan la violencia.  Presidente, ¿será que sus discursos guerreristas solo fomentan amor, paz, perdón y miles de sentimientos filantrópicos?

2.  Los Gremlins del año nuevo

El siguiente enredo de fechas, celebraciones y cine de Maduro es una prueba de que hay que pensar antes que hablar. “Cuando llegue el 31 de diciembre, estaremos abrazándonos, tendremos una Navidad feliz. ¿Ustedes saben qué son los Gremlin? ¿No saben qué son los Gremlin? Un moustrico que odia la Navidad. ¿Cómo es que le dicen? ¿Por qué yo dije “Gremlin”? Bueno, los Grinch”. Tal vez es por eso que nunca le dan regalos el 31 de diciembre presidente.

1. La multiplicación de los penes

Es la frase más célebre de Nicolás Maduro, tal vez la más recordada y seguramente perdurará a lo largo de la historia junto a las más notables embarradas de los presidentes. Por supuesto, junto a la metida de pata de nuestro Guillermo León Valencia en 1964 cuando recibió al mandatario francés Charles de Gaulle diciendo “¡Viva España!”.  Se trata de la vez que quiso citar La Biblia y el resultado fue digno de un stand up comedy: “Buscaremos escuela por escuela, niño por niño, liceo por liceo, comunidad por comunidad, para meternos allí, multiplicarnos, así como Cristo multiplicó los penes".

 

Temas relacionados: