Se encuentra usted aquí

El plebiscito de la paz explicado por “Chicas Malas” en gifs feministas

Lindsay Lohan no solo sirve para explicar cómo irse de fiesta; también nos ilustra qué pasó en el plebiscito.
Por
Redacción Shock

Si aún se siguen preguntando qué fue lo que pasó en el histórico plebiscito del 2 de octubre en Colombia; si no saben cómo explicarlo a amigos y familiares en el exterior; o si simplemente les marcó la vida la clásica película Mean Girls (Chicas Malas) del 2004, protagonizada por Lindsay Lohan, Rachel McAdams, Tina Fey y Amy Poehler, acá va un remix entre política y cositas de niñas.

Por: Paula Ricciulli // @RicciuP

Bueno, como todos sabemos, Santos convocó a un plebiscito para preguntarle a la gente si aprobaba lo acordado con las Farc en La Habana.

Estaban los partidarios del “sí”, que incluían al Gobierno y a buena parte de la izquierda.

Y los del “no”, principalmente la oposición, encabezada por Uribe.

Durante los últimos meses, ambos bandos hicieron campaña. Por un lado, el “sí” le apostó a la paz y a la reconciliación.

Por otro lado, el “no” apeló al miedo y dijo a los electores que íbamos a terminar como Venezuela. Incluso se habló de la ideología de género que no estaba en los acuerdos. Hubo mucha desinformación.

El domingo 2 de octubre, por un pequeño margen, el “no” ganó el plebiscito.

Muchos criticaron a quienes no salieron a votar, que representaban el 60 por ciento del total del censo electoral. 

 

Mientras el “no” está así…

El “sí” está básicamente así…

Curiosamente en muchos de los departamentos más afectados por el conflicto el “sí” tuvo una victoria contundente.

Muchos esperaban que el plebiscito fuera a ratificar lo acordado en la Habana.

Y la prensa internacional reaccionó así:

El “no”, en cabeza de Uribe, dijo que se unirá a un “gran pacto nacional”. Su argumento para votar “no” era renegociar el acuerdo, pero aún no ha aclarado cómo quiere cambiar lo que se acordó.

¿Qué queda ahora? Santos se pronunció diciendo que no se rendirá en la búsqueda de la paz.

Lo bueno es que tanto las Farc, como el Centro Democrático y el Gobierno han ratificado su voluntad de paz.

El problema es que cada uno tiene mecanismos distintos para lograrla.

Lo único cierto es que aún no conocemos por completo las implicaciones de la decisión que se tomó ayer. Pero todos tenemos en común que queremos lo mejor para Colombia.