Se encuentra usted aquí

¿Hemos avanzado en derechos LGBT o seguimos viviendo como bárbaros?

2016, un año de arduo activismo y de esperanza para los LGBT en Colombia.
Por
Moovz

Sobresaliente, renaciente, incluyente y ligeramente difícil: estos son los adjetivos con los que hoy en día muchos de los colombianos LGBT se refieren hacia su propia comunidad. Ellos son quienes ven su futuro con un tinte de esperanza que los lleve a vivir dentro de una sociedad que cada día sea más incluyente con la diversidad sexual. ¿Qué podemos esperar para este 2017?

Por: Diego Cruz Álvarez de Moovz –la red social LGBT–.

El 2016 fue un año controversial pero a la vez inspirador para la comunidad LGBT: se vivieron acontecimientos de trascendencia que marcaron un parteaguas en temas de derechos y de visibilidad para la comunidad nunca antes vistos en Colombia. Claro ejemplo fueron las movilizaciones que sucedieron a nivel nacional durante el mes de agosto que protestaron contra el famoso “enfoque de género”, promulgado dentro de los acuerdos de paz de la Habana, y tema central en el controversial escándalo de las cartillas para la educación libre de discriminación. Dicho “enfoque” fue satanizado y definido como una estrategia que estaría atentando contra la imagen de la familia tradicional. Inclusive dichas élites, grupos conservadores y la Iglesia Católica aseguraron que lo que se buscaba realmente era “homosexualizar” a los niños y niñas del país. 

La reacción de la comunidad LGBT no se hizo esperar. Estos eventos y argumentos desencadenaron una impresionante movilización que creó un fuerte discurso de repudio a la ignorancia y a la discriminación. Figuras públicas locales y del mundo entero como los YouTubers Juan Pablo Jaramillo y Juana Martínez de Colombia, Oriol Pamies de España e Idan Matalon de Israel, entre otros, se unieron a estas manifestaciones a través de campañas virales. Las redes se llenaron de fotos donde la gente sostenía letreros de apoyo a Colombia y a la educación igualitaria con hashtags como #EducateToLove o #LGBTIporLaPaz y que buscaron ponerle un alto a este continuo matoneo y sentimiento de intolerancia. Así se logró  transmitir un mensaje internacional de apoyo a los LGBT colombianos y sobre todo a favor de la educación basada en el amor por el otro y en la celebración de las diferencias.

Sin duda alguna este apoyo que vino de diferentes partes del mundo logró motivar a aquellos que luchan por el reconocimiento de los derechos de la comunidad gay; a instituciones que han trabajado fuertemente como Colombia Diversa o Todo Mejora, entre otras. La visibilidad de la comunidad LGBT se hizo mucho más fuerte en el 2016 gracias a esta presencia en espacios públicos incluyendo las redes sociales. En plataformas digitales y en medios de contenido LGBT la participación de los colombianos creció en un 40% en sólo 3 meses, convirtiendo al país en la tercera comunidad latina en cantidad de interacciones después de Brasil y México, y superando a Venezuela quien ocupaba el tercer sitio. 

Poder mostrar la imagen real que quiere comunicar el LGBT colombiano y sus necesidades como grupo a través de estos medios ha generado un impacto importante al ponerle un alto a aquellos estereotipos con los que se les ha discriminado durante muchos años. Esta llamada a la acción entre la comunidad es algo que no se había visto con tal fuerza antes en Latinoamérica, y hace de Colombia un gran modelo a seguir por otras sociedades en cuanto a visibilidad y activismo. Es tal el ruido que se ha causado que inclusive se está empezando a ver a Colombia como un destino amigable con la diversidad sexual a nivel mundial, algo que llena de orgullo y es motivo de celebración dentro de la comunidad. 

Esperamos que el 2017 esté lleno de mayores logros y una notable evolución en la conciencia social en Colombia, y que haya mejor comprensión y tolerancia hacia temas como el enfoque de género, el matrimonio igualitario, la adopción de padres homo-parentales y, sobre todo, que el alto matoneo homosexual en los colegios sean problemáticas que se vayan resolviendo y tomando en serio. 

 

Temas relacionados: