Se encuentra usted aquí

Las buenas pintas de sónar antes de la fritera

Irreverencia metalizada en la noche de Sónar.
Por
Redacción Shock

Sónar, Sónar, otra vez Sónar. Una vez más la crema y nata de la sociedad fiestera capitalina se dio cita en Corferias para ser parte del festival electrónico importado directamente de Barcelona que esta vez llegó con el peso de New Order, toda una leyenda musical viviente  y Moderat, un gigante electrónico que se fajó un show digno del cierre de un festival como este que le apunta a la vanguardia sonora. La fiesta, la música y los asistentes estuvieron a la altura de la ocasión preparados para pegársela con toda la actitud del caso y con looks que evidencian la fuerte influencia que tienen las tendencias en el vestir del círculo fiestero bogotano. Esta vez, el glamur desenfadado de la noche, estuvo protagonizado por texturas metalizadas, brillantes, satinadas y tornasoladas en chaquetas, carteras, pantalones, faldas, zapatos y hasta en el maquillaje.

Se vio a más de una guapa enfiestada luciendo piezas brillantes alrededor de los ojos con la buena actitud nocturna y festivalera, muy en sintonía con los tableros de tendencias de Pinterest y los tips de de las más arriesgadas blogueras de maquillaje. Las bomber jackets con parches y las chaquetas de cuero, que nunca capan festival, fueron otras de las prendas recurrentes junto a los chokers, mejor conocidos como gargantillas en español, el accesorio trendy del año; tan trendy que no se puede negar, ha uniformado en exceso los cuellos de las chicas últimamente, pero sigue siendo un gran accesorio cuando de salir de farra se trata. Palabras más, palabras menos, prendas con un toque de irreverencia que le dieron actitud a los looks que se vieron la segunda edición de Sónar en Bogotá y que tuvimos que fotografía antes de que el desmadre final no dejara rastro de la cordura ni de las buenas pintas en su estado inicial.

Fotos: Alejandra Mar // Texto y selección: Mayra Hernández

Temas relacionados: