Se encuentra usted aquí

Matt LeBlanc vivió como un ermitaño tras el final de 'Friends'

Por
Redacción Shock

El extrovertido actor se aisló del mundo en su rancho de Santa Bárbara durante un período de cinco años, para tratar de enterrar definitivamente su etapa en la famosa serie.

El simpático Matt LeBlanc asegura que los cinco años que permaneció apartado del medio televisivo -desaparición que coincidió con el final de la mítica serie 'Friends'- se vieron caracterizados por una vida de reclusión en su rancho de Santa Bárbara, una situación que le llevó a sacar su lado más "salvaje" y a tomar algunas decisiones estéticas de las que ahora se arrepiente profundamente.

"La verdad es que llegó un momento en el que me negaba a salir de casa y en el que empecé a comportarme como si fuera un animal en su propio hábitat. Menos mal que los servicios sociales no nos hicieron una visita [el actor tiene una hija de 10 años con su exmujer Melissa McKnight] durante esos años, porque parecía un salvaje que se había encerrado en casa con una niña. Como me dio por cortarme el pelo yo mismo, en una ocasión parecía un indio Mohawk", bromeó la estrella televisiva en la revista Boston Common.

Después de dar vida al legendario Joey Tribbiani durante una década en 'Friends' (1994-2004) y en la única temporada que se emitió del spin-off 'Joey' (2005), Matt LeBlanc decidió alejarse de la vida pública, aunque no le resultó fácil.

"No fue fácil acostumbrarse a una nueva vida que debía ser completamente diferente a la que teníamos durante los años de la serie. En esos tiempos, generábamos mucha expectación en los medios de comunicación y todo el mundo estaba interesado en nosotros. De hecho, una vez estaba viendo la televisión en casa y me di cuenta de que en un canal estaban emitiendo un programa sobre nuestras viviendas. Lo único bueno de esa experiencia es que me hizo darme cuenta de que el tejado estaba muy sucio, así que cogí una escalera y subí a limpiarlo inmediatamente", explicó al mismo medio.

Por BangShowbiz