Se encuentra usted aquí

Ricky Martin no se considera un referente de la música latina

Por
Redacción Shock

Aunque siempre se ha visto asociado al paradigma de cantante de pop latino, el ídolo portorriqueño cree que Shakira o Enrique Iglesias son los grandes pioneros del género
Ricky Martin siempre ha sido considerado como un auténtico pionero en la difusión internacional del pop latino más comercial, aunque el propio artista trata de restar importancia a su contribución musical y, de hecho, prefiere ensalzar la figura de otros exitosos compañeros como Shakira y Enrique Iglesias.

"Cuando hablan de la explosión de los latinos en la música no creo que se refieran precisamente a mí. Creo que tienen más mérito otros compañeros como Shakira y Enrique Iglesias. Pero es un orgullo para mí que me consideren un referente y, por ello, tener la oportunidad de ser coach en un programa de talentos. Que la gente te preste atención es interesante, es una cosa maravillosa", señaló el cantante en una entrevista al Huffington Post estadounidense.

Aunque parece sentirse incómodo con los reconocimientos que le llegan de la industria discográfica, Ricky Martin siempre ha proyectado en sus canciones el orgullo por sus raíces latinas y, sobre todo, el profundo amor que siente por su Puerto Rico natal, un país al que ahora le gustaría contagiar su pasión por el fútbol tal y como el exfutbolista David Beckham está haciendo en Miami con sus planes de fundar un club de fútbol en la ciudad.

"¡Qué bueno que Beckham vaya a traer el fútbol a Miami! A mí me encanta que Miami sienta el impacto de cómo se vive el fútbol en Sudamérica, pero también me gustaría llevarlo a Puerto Rico, a la islita que está viendo crecer a mis hijos. Llevar ese deporte a mi tierra o tener ese incentivo para que la gente sienta la euforia del fútbol no estaría nada mal", explicó al mismo medio.

Este verano el simpático artista podrá disfrutar con sus mellizos Matteo y Valentino de jornadas maratonianas de fútbol al disputarse en Brasil la Copa Mundial de la FIFA, pero por el momento Ricky está más centrado en asegurarse de que sus retoños aprovechan al máximo el curso escolar tras unos primeros meses de adaptación que no han sido fáciles.

"El colegio decidió separar a mis hijos y ponerlos en clases diferentes, y al principio yo apoyaba la decisión porque creía que necesitaban desarrollar su independencia. El hecho de que estuvieran en aulas separadas tenía sentido, hasta que llegó el primer día de clases y comenzaron los lagrimones. Pero algo que resultaba tan abrumador para ellos durante los primeros días, al final se fue relativizando y ahora los dos se han ajustado a la perfección. Mis niños han superado el reto magistralmente y me han demostrado que son mucho más fuertes de lo que ellos mismos se imaginan", se sinceró en su blog Piccolo Universe.