Se encuentra usted aquí

Shock se pronuncia sobre el incidente en el hotel The Charlee de Medellín

Por
Redacción Shock

Shock lamenta profundamente lo sucedido el pasado sábado 9 de agosto, en las instalaciones del bar Envy, que se encuentra ubicado en los pisos 17 y 18 del Hotel The Charlee en la ciudad de Medellín.

Esa noche, en el lugar se realizaba la semifinal del Shock Fest para elegir al artista que representará a la región en la gran final en Bogotá en el mes de noviembre.

Así mismo, Shock manifiesta su preocupación por la pronta recuperación de Mónica Aguirre, quien resultó ser la persona más afectada con el accidente en el que un pedazo del piso que cubría la piscina del lugar se rompió y provocó su caída al agua y la de 3 personas más que sufrieron lesiones menores.

La persona autorizada para hablar del incidente es el señor Miguel Ángel Vich, Gerente General del Hotel The Charlee y es quien se ha mantenido en comunicación permanente con los familiares de la afectada.

Afortunadamente, en palabras de los mismos familiares de Mónica, ella se encuentra en recuperación y con las terapias y los cuidados necesarios de parte de los especialistas ella pronto podrá volver a caminar.

Shock agradece y resalta el hecho de que el hotel haya asumido la completa responsabilidad de lo sucedido y que desde el primer momento haya puesto a disposición todos sus recursos en beneficio de las personas accidentadas.

Es importante mencionar que si los representantes del hotel y de Shock tomaron la decisión de que el evento siguiera su curso después de lo sucedido, fue precisamente para no generar una histeria colectiva, para evitar pánico e inconformidad entre los asistentes y porque las personas afectadas ya estaban siendo atendidas por médicos profesionales que se encontraban en el lugar mientras se esperaba la llegada de la ambulancia y de los paramédicos.

El espacio en el que el piso se rompió fue aislado con cordones y personas de seguridad del lugar. Del mismo modo, se le advirtió varias veces a los asistentes no volver a pisar el área afectada sobre la piscina.

También cabe decir que el aforo de asistencia al evento estuvo regulado todo el tiempo por el personal de seguridad del hotel, quienes se guiaron por las reglas de seguridad y de capacidad que deben manejarse en un sitio como estos. Shock puede dar fe de que una vez se llegó al cupo de aforo, se cerraron las puertas del lugar, y nadie más pudo entrar pese a la inconformidad que esto generó entre quienes se quedaron por fuera.

Del mismo modo, le pedimos a todos los medios de comunicación que estuvieron presentes la noche del incidente en el lugar, y a los que no, que se documenten debidamente y que publiquen información certera y oficialmente confirmada sobre lo sucedido, ya que cualquier especulación e información entregada masivamente de forma irresponsable, afecta el buen nombre de Shock y del Hotel The Charlee.

Temas relacionados: 
Publicidad