Se encuentra usted aquí

.

Together at Home: ¿El Live Aid 85’ de la era digital?

Hace 35 años miles de cuerpos se juntaron alrededor de la música por un bien común, ahora millones lo harán desde sus pantallas y a la distancia. 
Foto: Steve Rapport/Photoshot/Getty Images.
Foto: Steve Rapport/Photoshot/Getty Images.
Por
Redacción Shock

Así como lo hicieron Bob Geldof y Midge Ure a mediados de los 80, una alineación estelar de artistas ha sido convocada, esta vez por Lady Gaga, para que la música alce la voz y se convierta en un vehículo de cambio. Otro concierto gigante, esta vez por un streaming en vivo, que vuelve a poner sobre la mesa la relación entre las grandes donaciones, la industria musical y la emergencia humanitaria. 

En 1985 fue por la hambruna en Etiopía, esta vez es por la pandemia mortal que acecha a todo el planeta. Desde que Freddie Mercury impuso uno de sus grandes hitos manejando la multitud del histórico estadio de Wembley a placer, el mundo ha cambiado exponencialmente. Ahora nos conectamos por celulares, podemos crear ventanas a otras partes del mundo desde el streaming y esos legendarios del rock han mutado en las figuras de la industria musical moderna que navegan en las aguas del pop y el reggaetón.

freddie_mercury.jpg

Foto: Georges De Keerle // Getty Images. 

Hay que decir que de la semilla que dejó ese Live Aid a mediados de los ochenta, han surgido otras iniciativas de conciertos de gran formato con sentido social. Algunos ejemplos cercanos son el Hope for Haiti en el 2010, el 12-12-12 para los damnificados por el huracán Sandy y el último, el Venezuela Aid Live del 2019 celebrado en la frontera y que dejó preguntas profundas. Para estos días inéditos de distanciamiento físico y socialización en línea nació el Together at Home, la última iniciativa de la industria musical para recaudar dinero y presionar a los poderosos en estos días jodidos para nuestra especie. 

6 conciertos benéficos que marcaron la historia de la música 

Claro que puede resultar extraño comparar el calor y la épica de lo que fueron más de 150,000 personas reunidas entre Londres y Filadelfia frente a íconos absolutos del rock con lo que será un streaming en vivo en el que podremos ver a todas estas superestrellas actuales, pero transmitiendo desde sus casas y al otro lado de una pantalla. Pero, como sea, es la nueva realidad a la que debemos acomodarnos y una de las grandes consecuencias de la puñalada del Covid-19 al acto liberador y comunitario que es la música en vivo. 

Si hacemos un paralelo entre ambos carteles, se ve también la forma en la que la industria musical ha cambiado en más de tres décadas. Mientras que a mediados de los ochenta el Live Aid se apoyó en figuras fundacionales del rock como Led Zeppelin, Eric Clapton, The Who, Bob Dylan, Paul McCartney y The Beach Boys, también tomó en cuenta a otros artistas que vivían su era dorada como Elton John, Queen, Madonna o U2. Hay que tener en cuenta que para ese momento, el rock llevaba apenas unos 25 años consolidándose como un movimiento, sobre todo enfocado en la juventud. 

live_aid_2.jpg

Foto: Georges De Keerle // Getty Images. 

Ahora, yéndonos al cartel del Together at Home y como es natural, se encuentran los representantes fuertes de la gran industria moderna. Artistas que son referentes de cualquier radio anglo y selección editorial de Spotify como Ellie Goulding, Jessie J, Liam Payne o Charlie Puth. Por otro lado hay propuestas como Burna Boy de Nigeria, Hussain Al Jassmi de los Emiratos Árabes o Vishal Mishra de la India, que escapan de las tarimas del primer mundo y podrían dar cuenta del escenario globalizado desde el que parte un evento de esta ambición y tamaño hoy en día.

También vuelve a ser otra muestra factible de la innegable influencia e importancia que tiene la industria alrededor del reggaetón hoy en día en el mainstream. Nombres como Luis Fonsi, Sebastián Yatra, Natti Natasha, Maluma, Anitta o Becky G ocupan renglones estelares de un cartel que sencillamente no podría excluir a esa visión de lo latino que ha hecho millones en la última década llevando la música en nuestro idioma a espacios que antes estaban reservados para la música en inglés. Incluso la aparición de Juanes en ese cartel es muestra de aquello. 

Otro contraste importante entre ambos eventos es su finalidad. Aunque se encuentre en los fines benéficos, tiene un sentido diferente en su manera de pedir apoyo al público. Como dijo Hugh Evans, co-fundador de Global Citizen -la organización que lidera la iniciativa y que lleva organizando su propio festival con fines humanitarios desde el 2012-, el streaming no será una colecta de dinero al público. “Haremos un llamado a filántropos, corporaciones y gobiernos para financiar esfuerzos de mitigación para el Covid-19 que incluyan la distribución de recursos y ayudas directas a los trabajadores de salud que se encuentran en la primera línea”. 

En esa misma comunicación del 8 de abril Lady Gaga, que ha estado activamente trabajando en la interna del festival y fue su curadora, afirmó que ya tenían $35 millones de dólares recaudados “detrás de escena”. Una tónica distinta a la del Live Aid 85’, en donde todo el dinero se recaudó directamente de los espectadores y se ingresó a un solo fondo entregado directamente a la dictadura etíope. “¡Levanta el teléfono y entréganos el dinero! ¡Hazlo ahora! ¡Tú tienes dinero, dáselo a quienes se están muriendo de hambre!”, se le podía escuchar decir a Bob Geldof, uno de sus organizadores, en la previa al show en Londres.  Fue un llamado oscuro que, como está bien documentado, no terminó en las bocas de los más necesitados de Etiopía, sino en los bolsillos del dictador Mengistu que lo gastó en armamento para su ejército.

Es de esperar que con el trabajo de una organización social del nivel global de Global Citizen y el apoyo directo de la OMS, el Together At Home logre zanjar este tipo de manejos dudosos que finalmente han surgido de la relación complicada entre la política y este tipo de ayudas humanitarias millonarias apoyadas por la industria musical. Por otro lado, es diciente que la plataforma web oficial del evento da cuenta de que la verdadera prioridad en cuanto al público es generar conciencia y una gran conversación en redes sociales sobre las acciones que los poderosos pueden tomar para frenar la pandemia. De hecho, hay contenidos interesantes sobre el estado de la lucha contra el Covid-19 que pueden consultar aquí. 

Con una motivación que nos reúne como especie, el Together at Home podría ser ese evento que traiga el espíritu del Live Aid 85’ a esta nueva generación. Y es que aunque la distancia nos pueda arrebatar de la épica del encuentro físico entre shows top y públicos masivos, abre la puerta al universo digital, donde cualquiera con una conexión de Internet puede acceder a estos espacios e interactuar en vivo, sin barreras de por medio. Plantea la oportunidad de que millones tengan un encuentro íntimo con sus artistas favoritos y aunque claramente no sea lo mismo que un concierto, se trata de sacar lo mejor de nuestra realidad actual. 

Más contenido sobre: