Se encuentra usted aquí

Sexo y marihuana, dos palabras que te hacen feliz

La capacidad que tiene la bareta de incrementar todo el espectro sensorial hace que lo rico sea más rico
Por
Carmenza Zá

Si usted está de acuerdo, su pareja o parejas también y creen que puede sentirse rico, los invitamos a probar los beneficios de tirar en medio de una traba de bareta.

Por: Por: Carmenza Zá @ zacarmenza

Todos hemos cantado a grito herido, por lo menos una vez, esa famosa frase con la que Manu Chao da la bienvenida a Tijuana: «Tequila, sexo, marihuana».  Y, aunque seguramente usted leyó cantando esta última frase, probablemente sea de aquellos que no ha tenido la oportunidad de combinar estas tres maravillosas experiencias.

En Colombia, el debate en torno al consumo de marihuana está atrasado, sigue estancado en una discusión moral que tendría sentido si éste no fuera el país en el que robarse un caldo da más prisión que robarse el erario y  en el que reconocidos paramilitares convocan a una marcha en contra de la paz. Aquí, fumarse un porrito sigue siendo motivo de segregación y estigmatización.

Diferentes sectores consumidores de cannabis  han insistido en, no sólo despenalizar su consumo, sino en combatir la ya mencionada mala fama que existe en torno a esta hierba. Que se deje de relacionar al marihuanero con el delincuente, es una de las tareas urgentes.  Y aunque sería más fácil si famosos delincuentes y políticos (que no es lo mismo, pero que suele ser igual) no hubieran confesado haberse echado un plonsito en la juventud, el movimiento cannábico del país da pasos agigantados en términos organizativos: desde ciclopaseos y talleres de cultivo hasta foros académicos y de discusión política, han reunido a consumidores y pequeños cultivadores a manera de comunidad.

No está de más agradecer que no exista mayor regulación al respecto de las dosis de sexo y tequila que se pueden tener individualmente y que la dosis personal de marihuana, cannabis, porro, yerba, bareta,ganjah, etc. Se mueva  entre cantidades de gramos que no están definidas muy claramente.

Así es que, mientras avanzamos en la discusión del consumo de marihuana en espacios públicos o, al menos, en combatir el rechazo público que existe hacia la bareta (que no siempre coincide con el sentir privado ~no en vano hay tanto marihuanero en el closet ~ ) , en esta columna de opinión se promueve todo tipo de sexo consensuado y que genere placer a los involucrados.

En otras palabras y para no dar más rodeos, si usted está de acuerdo, su pareja o parejas también y creen que puede sentirse rico, los invitamos a probar los beneficios de tirar en medio de una traba de bareta.

Lo fundamental es estar en un lugar en el que se sienta tranquilo/a y con una persona que le genere confianza. Cualquier traba la hace el lugar y la compañía y, si no quiere malviajarse, evite espacios que le activen el delirio de persecución.

Relájese. Si ya está fumado, la culpa no le servirá de nada porque, básicamente, sentirse culpable nunca le ha servido a nadie para nada. Entonces, ya que no se va a preocupar puede empezar a ocuparse en lo que debe... osea, en pasarla una chimba.

Si le va a agregar tequila o cualquier otro licor a la fórmula, asegúrese de hacerlo después de fumar. Lo correcto es emborrachar la traba y no al revés, no quiere que el dolor de cabeza le frustre el polvo ¿O si?

También existen alimentos que potencian los efectos del THC (el componente activo de la marihuana), el mango es uno de ellos. Si se la va a comer, en lugar de fumársela, tenga en cuenta que así va a tardar más tiempo en sentir el efecto y que debe ser paciente... no se afane en comer de más, porque puede ser contraproducente y ponerlo a dormir.  Pruebe también teniendo algo de comida cerca  por si luego de tirar le entra la monchis (esa sensación de hambre desesperada que viene luego de fumar yerba) y alguna bebida porque si  normalmente tener sexo lo deja a uno exhausto, pues ya va a ver cómo tirar trabado lo deja para recoger con cucharita.

Relájese, de nuevo. Muchas culturas tienen la marihuana no sólo para usos medicinales sino espirituales y religiosos; la penalización y persecución en contra de este y otros cultivos de este tipo, ha obedecido más a la lucha contra la violencia generada por el narcotráfico, que por efectos verdaderamente adversos en su consumo. En muchas regiones del país, además, el cultivo de hoja de coca, marihuana y amapola ha sido la única alternativa que han encontrado las comunidades para subsistir.

Si tiene manera de comprar a pequeños cultivadores, debería hacerlo y si no, el autocultivo es siempre una buena opción. No está de más recordar que es legal tener hasta 20 plantas de marihuana en casa.

El polvo va a ser inolvidable, se lo aseguro. La capacidad que tiene la bareta de incrementar todo el espectro sensorial hace que lo rico sea más rico, lo del putas más del putas y los orgasmos… bueno, probablemente se va a preguntar si lo que había sentido antes si podía considerarse un orgasmo.

Una buena lista de reproducción es la cereza del pastel para una jornada maratónica como la que va a vivir cuando lo pegue y se disponga a tirar.  Reggae y rap son los recomendados, pero cualquier cosa que a usted le guste y lo haga sentir cómodo y feliz, resultará bien.