Se encuentra usted aquí

'Aprieto@': la serie web que busca quitarle el trono a 'Adulto Contemporáneo'

Por
Luis Fernando Mayolo

Por: Luis Fernando Mayolo @mayolito. Somos noveleros, no podemos negarlo, y los que no por lo menos adictos a las series. El cambio de las dinámicas de consumo hacia lo digital (el streaming), a lo que podríamos denominar como la evolución de la televisión, simplemente han potenciado nuestro apasionamiento por el melodrama, el humor, las conspiraciones y demás géneros.

Ya nadie nos impone los horarios o cuantas veces queramos repetir los capítulos y mucho menos el dispositivo para hacerlo. El resultado es catastróficamente divertido y algo embobador. 

Dentro de esta onda podríamos vincular a la series web, lo que nos lleva irremediablemente a la historia que por estos días comenzó a atraparnos con sus ocurrencias: 'aprieto@', producida por DirtyKitchen, los mismos que triunfaron con 'Adulto Contemporáneo'.

Este grupo de creativos decidió esta vez sacarnos un poco de la gomelada de las relaciones de pareja o aquellas reflexiones sobre prácticas que demuestran que ya estamos viejos o que para allá vamos, para demostrarnos que la oficina es el nuevo colegio. Palabras más, palabras menos, esta es la trama que lleva ya cuatro capítulos y cuenta con un elenco variopinto entre los que se destaca el actor Bernardo García, aquel que nos mostró por qué es tan difícil ser un superhéroe colombiano en 'El Man'.

Temas relacionados con Cómo se vive un simulacro, las capacitaciones o la peculiar fiesta oficinesca hacen parte de su oferta, todo ello con el sabor mismo de la cotidianidad. 

En este proceso lograron vincular a varias marcas de una forma en que por momentos nos hace recordar la manera en la que en películas como 'El show de Truman' promocionaban los productos. 

Pero ¿de dónde sale 'aprieto@'?, ¿qué tan cautivante es su historia y hasta dónde guarda la distancia con lo comercial?
Hablamos con Jose Hoyos, uno de los responsables de la serie, para meternos de cabeza en el mundo del corrientazo, las intrigas, la lambonería, la coquetería y el trabajo, cuando todo lo demás lo permite.

Publicidad