Se encuentra usted aquí

'Siempreviva', una de las mejores películas del año

Por
Luis Fernando Mayolo

Por: Luis Fernando Mayolo @Mayolito. Alcen la mano los que disfrutamos de las películas con personajes sumidos en la desesperanza. Y no solamente porque seamos masoquistas, sino porque en ese estado las historias tienen infinidad de matices y se vuelven una tragicomedia que nos involucra de cabeza con los sufrimientos y las pequeñas alegrías de los personajes.

Nos gustan estas historias porque su parecido con la realidad es irrefutable y no porque no seamos felices, sino porque en la vida hay que lidiar con las tristezas con la misma fortaleza o entusiasmo que con las alegrías.

De eso se trata 'Siempreviva', la nueva película colombiana que se estrena este fin de semana, con un elenco poderoso que incluye a Enrique Carriazo, Laura García, Andrés Parra, Laura Ramos, Andrea Gómez, Alejandro Aguilar y Fernando Arévalo, basada en la obra de teatro “La Siempreviva” de Miguel Torres.

Un montón de historias de vida que se cruzan en una especie de pensión en el centro de Bogotá, en donde comparten desde el baño y el televisor, hasta las deudas y las penas. 

Un desempleado convertido en payaso, un prestamistas usurero, un ama de casa sometida a su marido, una abogada recién egresada que encuentra una oportunidad pero como empleada de una cafetería y mucho color en una familia disfuncional, de esas que juntó a las malas la vida, en una dinámica cruel semejante a la ley de la selva, en la que siempre hay depredadores y presas, que luchan incansablemente por sobrevivir, algunos a costa de los demás.

A este intromisión constante en la intimidad de los diferentes protagonistas hay que sumarle que la película se sitúa en una de las épocas más complejas del país: 1985, año en el que la guerrilla se tomó el Palacio de Justicia, y que terminó con la muerte de más de 100 personas y múltiples desaparecidos, que salieron con vida de la toma y luego nunca más se supo de ellos.

Este contexto sirve como detonante de muchas de las historias, que se ven sacudidas en su ya difíciles vidas, con un elemento adicional de desesperanza cuando Julieta sale para su trabajo en Palacio y nunca más regresa.  Paradójicamente termina esta tragedia convirtiéndose en combustible para algunos de los personajes, para no sucumbir definitivamente ante la adversidad.

 

Temas relacionados: