Se encuentra usted aquí

Siete películas del 2015 que no queremos volver a ver por nada del mundo

Una selección de producciones que prometían y luego nos decepcionaron este año.
Por
Redacción Shock

Aunque este listado nos parece un poco mala leche porque algunas de estas películas se hicieron con cariño, consideramos que este ejercicio es necesario, porque como todo fin de año hace parte de la conversación de los cinéfilos.

No somos de la junta directiva de los Razzies, pero no nos falta sensibilidad para identificar algunas películas que quisieron tramarnos con sus aires de superproducciones, marketing agresivo o escudarse tras la máscara de la independencia.

Algunos estarán de acuerdo, otros no, y ahí está lo interesante. Seguramente algunas películas merecían estar aquí más que las elegidas, pero las seleccionadas tuvieron en su contra el peso de la expectativa desbordada.

Nuevamente Juan Pablo Castiblanco (JPC) y Luis Fernando Mayolo (LFM), los dolientes cinematográficos de Shock, fueron los artífices de esta tarea (ver también: Las mejores películas del 2015).

El Principito 
Director: Mark Osborne

Es difícil aceptar que esta película esté en este listado, pero este clásico de la literatura infantil se merecía algo mejor; o al menos algo no tan ingenuo, moralista y estereotipado. En realidad este “Principito”, tiene dos películas dentro de las que una es muy buena y la otra profundamente dolorosa de ver. Por un lado está una preciosa recreación en stop motion de la historia original, con los dibujos tradicionales y conservando cierto misticismo. Pero por otro, está la insoportable moraleja de siempre sobre nunca crecer y siempre ser un niño en la historia mil veces contada de una niña controlada por una madre neurótica y sobreprotectora. Comparada con el cuento original, se puede ver que se puede contar lo mismo de maneras más elegantes y sutiles, eliminando obviedades y lugares comunes, y dejando de lado tanta cursilería empalagosa. - JPC

Temas relacionados: