Se encuentra usted aquí

Las academias de seducción femenina: ¿otra venta de humo del amor?

Prometen con clases a la semana lograr conquistar al amor de la vida.
Por
Johana Arroyave

Aunque parece sacado de una comedia romántica, la realidad supera la ficción. En Bogotá ya existen academias de seducción exclusivas para mujeres que se encargan de sacar la versión sensual y sexual de cada chica con el fin de convertirla en una “diosa de la conquista”. A pesar de que ya existian clases de conquista para hombres, nadie se había lanzado al agua en el mundo de la conquista femenina, la cacería de hombres y lograr enamorar a ese “especie indomable”. ¿Sera posible lograrlo? Juzguen ustedes.

Por: Johana Arroyave @JohanaArroyave / Foto: IStock 

En el siglo XIX en Japón ya existían academias donde enseñaban a mujeres desde los 15 años para ser geishas y satisfacer sexualmente a hombres con dinero, pero principalmente seducirlos y lograr un pago a cambio. Al parecer tardaron casi dos siglos para convertir las clases de seducción en un negocio de conquista que solo retribuye pago para el coach, no para la chica e introducir el amor dentro del plan de estudios.

¿Será posible encontrar el amor de la vida con unos tips que se pueden anotar en un cuaderno? ¿Es tan fácil llevarse a alguien la cama con dos o tres palabras? ¿Ya podemos cambiar los papeles y ser nosotras las mujeres las que olvidan al amanecer? FemaleSeduction, una academia de citas y la única en Colombia especializada en  la conquista enfocada hacia las mujeres, promete resolver todas estas dudas con clases de una hora a la semana y, al mejor estilo de cursos de idiomas, enseñar a las mujeres tips de conquista con un solo fin: atrapar al hombre con el que siempre se soñó.

FemaleSeduction no tiene instalaciones físicas, las clases son personalizadas en cualquier café de la ciudad con un horario previamente acordado en donde un tutor, especialista en relaciones personales, enseña tácticas y tips. Antes de comenzar los procesos, las alumnas tienen que hacer un test de personalidad para conocer los puntos que tienen que trabajar a la hora de salir a la calle a conseguir un hombre. Según Andrés Guarnizo, fundador de la academia, las clases no son grupales pues para cada mujer la seducción se tiene que abordar de maneras distintas. Sin embargo las etapas que tienen que aprender para todas son las mismas: 

Etapa 1: atracción (cómo conquistar un hombre para una noche)

Durante esta primera etapa. Los tips se enfocan en seducción: palabras para llamar la atención del hombre, miradas, forma de caminar y hasta expresiones sensuales y sexuales que logren llevarlo a la cama. Un de las reglas principales es quitarse de la mente que esta forma de actuar vuelve a la mujer una “perra”, una “puta” o cualquier sinónimo de estas palabras, ya que este temor de etiqueta es el que ha ocasionado que las mujeres se hayan conformado con que sean los hombres los únicos capaces de invitar a salir, los que tienen que dar el primer paso siempre a la hora de caerle a una mujer.

Etapa 2: retención (el arte de engatusar)

Se supone que luego de la conquista llega el frenesí de todas las relaciones y el momento de decidir si se debe continuar a algo más serio o acabar antes de que se genere un compromiso por ambas partes. A través de clases de maquillaje, cocina, bailes sexuales y hasta tips para la cama, esta parte del proceso promete que las mujeres serán capaces de convertir en al chico con el que están saliendo en un novio oficial y algunas veces hasta comprometerlo con matrimonio. 

Etapa 3: motivación (mantener viva la llama)

Durante esta etapa las clases van disminuyendo y los tips se enfocan en reforzar conocimientos y enseñar tips para superar la rutina y así no perder lo que se logró durante las dos etapas anteriores.

Tras haber estudiado las horas necesarias (mínimo 10) que indiquen en la academia se supondría que salir a la calle a encontrar el amor sería cuestión instantes y lograr mantenerlo por años solo la práctica de los días estudiados. Pero, ¿será verdad que esto es posible? ¿De verdad es necesario tomar clases de conquista para enamorar a un hombre? ¿En qué momento pasa de ser una técnica más a la desesperación de las mujeres por conseguir pareja? ¿Realmente puede alguien enseñar conductas para comprometer a otro ser humano en una relación? Hablamos con algunas de las estudiantes que han usado los tips que aprendieron para intereses variados, alguna para conseguir sexo fácil y otras para casar al man que tanto les gustaba.

Carolina (20 años) – “Estoy en busca de sexo”

Esta estudiante de aviación llegó a la academia para quitarse el miedo y la inseguridad a la hora de conocer hombres. Se “lanzó al agua” en la seducción y tras los talleres se volvió una experta en  conseguir citas.

¿Se trata solo de sexo o también se puede buscar el amor?

Carolina: Eso es algo que uno decide. Uno como mujer se conoce y tiene la capacidad de poner el objetivo con el que va a salir con un hombre. Es muy importante tener claro a qué se quiere llegar y evitar confusiones. En mi caso no me interesa algún compromiso, tengo claro que solo quiero una noche y busco eso.

¿Qué opina de la gente que la llama “perra” o “fácil” por usar métodos de seducción? 

C: Es retrógrado. Muchos de estos comentarios son de hombres que no avanzaron con una mujer o de mujeres que eran como yo antes: les daba pena y no se atrevían a decir lo que pensaban o querían con un hombre. Solo estoy disfrutando de mi sexualidad tranquilamente.

Paola Galindo (24 años) – “Me casé con el amor de mi vida”

Comerciante independiente, entró a la academia para quitarse de encima los miedos que tenía respecto al amor y las prevenciones frente a los hombres. Luego de graduarse en seducción y tras varias citas encontró el amor y se casó.

¿Qué hizo para conseguir el amor?

Paola:Empecé a practicar teniendo cita tras cita. Salí con varios hombres hasta que encontré a uno que se acomodaba perfectamente a mis condiciones y me quedé con él para el resto de la vida. Apliqué los tips de los talleres y lo conquisté hablándole a su ego, haciéndolo sentir lo máximo, haciéndole creer que era el mejor hombre en la tierra y funcionó. Ahora estamos casados.

¿Por qué buscar ayuda para encontrar el hombre indicado y no solo dejar que aparezca?

P: Yo ya no creía en ningún hombre. Los talleres me ayudaron a entender que no todos son iguales y que hay quienes valen la pena. Así que decidí salir a la calle y empezar a buscar a un hombre indicado para mí. Fueron varios días de espera pero lo encontré.

¿Qué opina de quienes usan estos métodos para conseguir un polvo?

P: Las viejas que usan técnicas de seducción para conquistar cualquier man están enfocadas solo en vivir experiencias y pasar la vida con algo que es vacío. Se debería aplicar solo en los hombres que valen la pena. Si siguen teniendo relaciones así como así, algún día van a estar más solas de lo que nunca se habrán imaginado.

Temas relacionados: