Se encuentra usted aquí

Sí, a los hombres también les llega el periodo, aunque no sangren

Créanlo, los hombres también tienen sentimientos.
Por
Johana Arroyave

“Mi amor, ¿qué te pasa?”, “¿por qué estas alejado?”, “¿por qué no me quieres ver?”, “estás muy raro conmigo, ¿seguro no está pasando nada?”: así es como empiezan las conversaciones con amigas y los desacertados consejos de “fijo es que tiene otra” cuando se desatan los videos que nos armamos las mujeres. Pero no son las únicas en ‘envidearse’, una investigación inglesa confirmó que los hombres también sufren del síndrome premenstrual y sí, también les duele el abdomen, se les suben las hormonas a la cabeza y se molestan, solo que no sangran. ¡Gracias a Dios! Como se quejan, vivirían en el hospital pidiendo un Calmidol.

Por: Johana Arroyave @JohanaArroyave / Ilustración: IStock

Una investigación del portal inglés de investigación de mercados Vouchercloud, confirmó que el 58% de los hombres, aseguró haber sufrido al menos por un día, el síndrome premenstrual o síntomas parecidos a los que describen las mujeres cuando tienen el periodo, (depresión, cambios de humor, hambre…) lo que nos explicaría por qué, hay días en el mes, en el que nuestros queridos chicos joden más que siempre y se levantan con ganas de acabar con el mundo.

Lo que me hizo devolver a mis días de infancia y recordar a mi mamá por la casa gritándole a mi papá: “¿está en sus días o qué?” en forma de broma, sin pensar que realmente era en serio y para ser más actual, me devolví a algunas conversaciones de amigas quejándose sobre su novio, “es que es muy raro, anoche no quería hablar y ahora está de un amor” y lo único que pasaba era que estaba en sus días, ‘veintiochudo’, ‘hormónico’, fastidiado y hasta deprimido.

Aunque suena raro y muchas van a decir que es imposible porque los hombres no sangran y no tienen que vivir ni la mitad de lo que sufrimos las mujeres, el estudio confirmó que ellos también experimentan cambios de humor tal cual como nos pasa a nosotras. Así que chicas tranquilas, cuando al niño le dé por joder, amanezca de mal genio y no se halle; tranquilas no es que tenga otra vieja o un problema en especial, es solo la actitud normal de esos días, en los que parece que todo se hace más difícil. Y para comprenderlos cuando estén experimentando estos síntomas, estos son los “males” de los que más se quejaron quienes participaron de la investigación:

Temas relacionados: