Se encuentra usted aquí

¿Por qué el Circuit es una de las bandas sonoras de la comunidad gay?

Los pro y los contras de las fiestas más importantes de la comunidad.
Por
Moovz

Existen muchas ideas y opiniones acerca de lo que la música Circuit es y sobre las fiestas en las regularmente se toca. La más común y cliché, desde la comunidad heterosexual, es vincular este género de electrónica con fiestas gay en donde todos los asistentes son hombres musculosos que andan sin camisa, en donde se abusa del consumo de drogas y que es algo que a todos los gays les gusta. Sin embargo si preguntara a varios hombres gay si escuchan o asisten a fiestas Circuit, no todos lo aceptarían, dirían que no son de “circuiteros”. Y es que más que un tipo de sonido el Circuit ha llegado a ser considerado como una sub-cultura con una identidad y un estilo de vida propio dentro del mundo LGBT.
 

Por: Diego Cruz Álvarez de Moovz* –la red social LGBT–.

El Circuit es una mezcla de house progresivo y tribal que nació en los 70 en los Estados Unidos, y que se empezó a tocar en fiestas masivas auspiciadas por diferentes DJ reconocidos de la época en exclusivos centros nocturnos 100% gay como The Saint en Nueva York o Reynold’s Club en Ohio. Este nacimiento explica la raíz de la percepción de la gente del circuit como música gay. Además uno de los DJ más reconocidos a nivel mundial en este género, el israelita Offer Nissim –abiertamente homosexual–, fue quien llevó este sonido al mainstream, tanto, que sus mezclas han llegado a tener colaboraciones con Mariah Carey y Beyonce, influyentes artistas dentro del universo LGBT.

Hoy en día el concepto del Circuit ha evolucionado al punto de que existen fiestas masivas como WE Party, White Party o PAPA Party que cuentan con DJ reconocidos dentro de este género como Isaac Escalante, Eliad Cohen o Alex Lo. Estos eventos, que también se han convertido también en fiestas temáticas de alta producción, se llevan a cabo en las ciudades LGBT amigables más importantes del mundo como Madrid, Miami o Sao Paulo, y a otras que recientemente han logrado llegar a ciudades que se han abierto con la diversidad sexual como Ciudad de México, Cartagena o la ciudad de Panamá. 

Por ejemplo, la WE Party no sólo convoca a los mejores DJ de Circuit del mundo en Madrid, sino que también cuentan con una impresionante producción en su puesta en escena (luces, bailarines, acróbatas, vestuario y visuales), mercadotecnia, relaciones públicas y grandes campañas visuales.

Por su parte la gira global de fiestas PAPA Party, con paradas en Playa del Carmen, Miami, Sídney o Amsterdam, tiene otro atractivo que ha hecho de esta fiesta un éxito rotundo. El DJ líder del evento, Eliad Cohen de Israel, es una de las figuras públicas gay más famosas del mundo gracias a su presencia en redes sociales. Adicionalmente su físico y carisma han sido de gran ayuda, enamorando a la audiencia gay.

El circuito White Party es la cadena de fiestas de Circuit más importante de Estados Unidos y cuenta durante todo el año con eventos en ciudades como Palm Springs, Miami, Nueva York o Chicago. Recientemente se ha abierto al resto del mundo, incluso en lugares tan inimaginables para una fiesta gay como Bangkok, Tailandia. Sin embargo, las White Party tienen una peculiaridad frente a otras fiestas, pues tiene un fin filantrópico ya que gran porcentaje de las ganancias se donan para investigaciones del tratamiento y cura del VIH.

Hay que detenerse en  el concepto de estas fiestas y revisar quiénes son los que asisten. Sí, es un hecho que se pueden considerar como fiestas infestadas por hombres con un impresionante físico y sin camisa, pero esto no quiere decir que son restringidas para otras audiencias o que discriminan a la gente que no posee un “físico de modelo”. Al preguntarles a varios “circuiteros” por qué se quitan las camisetas durante estas fiestas, convirtiéndolo en un icono de esta movida, surge una anécdota del pasado: en las primeras fiestas Circuit existía un gran abuso en el consumo de cocaína y extasis, aumentando el calor y la transpiración de los cuerpos, exigiendo que los asistentes se quitaran la ropa para evadir el calor. A pesar que actualmente el consumo de drogas es uniforme o está atado a todo tipo de fiestas, la gente se ha quedado con la idea que quitarse la camiseta es parte del “dress code” de este tipo de eventos. 

Algunos “circuiteros” aseguran que el hecho de mostrar sus cuerpos es motivo de presunción y con la finalidad de comunicar seguridad, poder, y que se usa como herramienta de seducción. Otras opiniones dentro del ámbito LGBT que esto es una falta de seguridad y una necesidad de aceptación personal y de imagen. Sin embargo, lo que es sí es cierto es que es algo recurrente y se ha posicionado como una representación icónica de la cultura de las fiestas Circuit.

Este tipo de subculturas pueden ayudar a representar qué tan diversa es la comunidad LGBT y da un panorama más amplio sobre cómo se vive la cultura gay musicalmente. Para redes sociales, que es donde los LGBT interactúan, es de suma importancia representar esta diversidad en intereses y gustos. Por eso es que se abren plataformas como Moovz, en la que los usuarios pueden compartir sus intereses y conectar con gente con los mismos.

*Sí gustas de la música circuit, conéctate con otros usuarios quienes gustan de este tipo de música y con los DJ´s más importantes como Eliad Cohen y Alex a través de Moovz, la red social LGBT. Además entra a al # music  para encontrar contenido de todo tipo de música a nivel mundial y compartir con los demás la que más te gusta.

Moovz es la red social LGBT más grande a nivel global basada en contenido puro e interacción social. Además es un espacio 100% seguro, en donde puedes expresarte libremente, conocer a gente como tú y con tus mismos intereses alrededor de todo el mundo, además de seguir a las personalidades LGBT más influyentes del momento. Al descargar Moovz gratuitamente entras en un espacio relajado, divertido y sin prejuicios! Únete hoy mismo: www.moovz.com