Se encuentra usted aquí

¿Qué tal es la última entrega de Resident Evil, ‘The Final Chapter’?

Las películas de Residente Evil siguen siendo algo que entretiene, pero que no va más allá de eso.
Por
Kaito

La popular franquicia cinematográfica de terror, acción y ciencia ficción creada por Paul W. S. Anderson cumplió 15 años. En su sexta y última entrega Anderson vuelve a ponerse al frente tanto del guión como de la dirección, es evidente el amor que le tiene pero, ¿realmente cumple y entrega un final digno para la saga?

Por: Kaito @El_Fotis

Cuando salió por primera vez en la pantalla grande en 2002, Resident Evil se convirtió inmediatamente en mi “guilty pleasure”, que no tengo absolutamente ninguna intención de negar. Vagamente inspirados por la igualmente larga serie de videojuegos, las cinco películas hasta la fecha han intentado (unas sí, otras no) entretenernos con cada vez más excéntricas combinaciones de sangre, tripas, el sonido de destripadas, criaturas generadas por computador en todas las formas y tamaños, y guiones que se han vuelto cada vez más cubistas en su enfoque de la narrativa. Las películas han tenido tan poco diálogo que se hace realmente imposible defenderlas de la crítica así que simplemente podemos decir que hay que disfrutarlas sin prejuicios. Eso sí, como fans, tampoco podemos dejarnos meter los dedos a la boca.

En Resident Evil: The Final Chapter encontramos a Alice emergiendo de las alcantarillas de una devastada Washington, volviendo a la superficie por primera vez en años (demostrando que la gran batalla al final de Resident Evil: Retribution no resultó tan bien). No se sabe mucho sobre por qué Alice regresa, aparte de que se supone que debe conocer a alguien (o algo) que tiene información vital para darle. Esto hace que Alice viaje de regreso a Raccoon City y deba bajar a la Colmena en un último esfuerzo para tratar de salvar a la humanidad de ser completamente extinguida de una vez por todas.

El nuevo aliado de Alice

En su camino hacia la batalla final, Alice atraviesa una serie de personajes conocidos y nuevos, como Claire Redfield y el doctor Alexander Isaacs, quien parece haber sido resucitado como un ser un poco más excéntrico y lleno de metáforas religiosas y políticas. También tenemos un nuevo grupo que trata de sobrevivir en la lucha contra los zombis y la malvada corporación Umbrella, que sabemos que será carne de cañón para que nuestras protagonistas lleguen intactas al final.

Algunas de las escenas de acción se presentan de manera interesante como esa en la que vemos a Alice colgando boca abajo rodeada por un grupo de soldados de Umbrella, o una pelea entre Alice e Isaacs encima de un vehículo en movimiento, al más puro estilo de Mad Max: Fury Road.

Para los fans de la franquicia, algunas de las revelaciones del Final Chapter y los giros de última hora pueden agregar capas interesantes al canon de Resident Evil, pero la película está tan repleta y frenética que a ninguno de ellos les es realmente dado el peso que merecen. El final llega dejando la puerta abierta a futuras adaptaciones.

En definitiva las películas de Residente Evil siguen siendo algo que entretiene, pero que no va más allá de eso. Mi favorita de toda la saga seguirá siendo Apocalypse. ¿Cuál es la de ustedes?

Temas relacionados: 
Publicidad