Se encuentra usted aquí

¿Por qué una banda distrital no pasa a Rock al Parque?

Rock al Parque anuncia las bandas distritales que harán parte del cartel de Rock al Parque 2016.
Por
Nadia Orozco

Con el anuncio de las bandas que pasaron la convocatoria renace el debate ¿En qué estado está nuestra escena rockera local? ¿Qué debe tener una banda para pasar? ¿En qué están fallando las bandas? ¿En qué está fallando el Festival? Hablamos con dos de los jurados para que nos contarán sobre el proceso y lo que vieron. 

Cada año cientos de bandas distritales se presentan a las convocatorias para pararse en una de las tarimas más deseadas del calendario musical: Rock al Parque. Este año fueron 358 bandas distritales las que mandaron sus papeles, 244 fueron escuchadas por los jurados , 44 seleccionadas para tocar en la audición en la Media Torta y 19 las que coronaron,  las seleccionadas para conformar el cartel oficial de Rock al Parque 2016.

Reservoir Dogs, Albatroz, Chite, Nonsense Premonition, José Fernando Cortés, Danicattack, Afónica, Lo Ke Diga el Dedo, Southern Roots, Bestiärio, Lion Reggae, Stained Glory, Ikarus Falling, Payambó, Adaimon, Supremacy, Anger Rise , Razón de Ser y Burning Caravan, son las bandas que con méritos se ganaron su espacio en la programación. Otras como LosPetitFellas, Mil Marías, Los Makenzy ( solo por nombrar algunas) se quedaron por fuera.

¿Cómo funciona la deliberación? ¿Qué tienen en cuenta los jurados para calificar las bandas? ¿Qué nos dicen las audiciones sobre el estado actual de nuestra querida escena rockera local? y aún más importante ¿Qué está haciendo el Festival para que el proceso de formación de las bandas sea evidente en las aduciones anuales?

Adolfo Lemos (baterista, participó en cuatro oportunidades en Rock al Parque con la banda De2 y fundador y director de la revista Music Machine Magazine), Juanita Carvajal (bajista y corista de Esteman) y Katherine Arévalo ( bajista de Narcopsychotic, BENT y Patricio Stiglich Project)  son los nombres que conformaron el jurado este año. Hablamos con Adolfo y Juanita sobre los interrogantes que nacen después del anuncio. 

¿Cuáles fueron los criterios para calificar a las agrupaciones que audicionaron en la Media Torta?

Adolfo Lemos: Se calificaron tres aspectos: técnica e interpretación, creatividad y el desempeño escénico de la banda. En cuanto a técnica e interpretación estuvo el tema de la afinación, el sentido rítmico, el fraseo y el ensamble de la banda; en la creatividad se tuvo en cuenta la coherencia en la utilización de recursos técnicos dentro de sus propuestas y en el desempeño analizamos cómo la banda manejaba el escenario y si había performance. Lo último fue lo que menos vimos, la bandas se preocuparon por tocar pero la puesta en escena no se vio. 


Después de las audiciones ¿Cuáles son las conclusiones que quedan con respecto al panorama general de la escena?

A.L: Hay muchas falencias, primero hay poco nivel, no hay mucha calidad general. Los ensambles no son tan chéveres, las voces fatales en su gran mayoría, los cantantes  no estudian su voz, no la potencian, no hay proyección y si las letras son en inglés no lo pronuncian bien. 

También escuchamos cosas muy chéveres que fueron las que pasaron. Pero que de 244 bandas solo pasen 19, dice mucho. También creo que pudieron pasar 4 o 5 bandas más, pero tuvimos como limitantes los cupos.

Juanita Carvajal: Hay una cosa que está pasando y es que siento que las bandas se cierran mucho a definirse en un género. En el caso del  metal y reggae las agrupaciones no intentan ir más allá de lo establecido en el género, pero en el rock alternativo y en el punk si es posible encontrar innovación. Veo bueno músicos, canciones y propuestas, pero en general creo que hay una falta de ensamble. 

Bandas que tienen una trayectoria y que incluso han tocado en festivales dentro y fuera del país como LosPetitFellas no pasaron.  ¿Cuál fue la deliberación con respecto a ellos?

A.L: LosPetitFellas son una gran banda, pero desafortunadamente tuvieron un mal día y fue muy raro porque venían de una gira por México. Pero no tuvieron una buena audición, no sonaron  como era, y tuvieron un puntaje bajo. 

J.C: Me sentí muy contenta porque me pareció un proceso muy justo y muy transparente. Por ejemplo puede que LosPetitFellas me encanten y ya los haya visto en vivo, pero no tuvieron una buena audición frente a otras que definitivamente sí. El recorrido de la banda tiene que ver, pero es un filtro de IDARTES, por ejemplo cada una de las bandas debe tener más de un año de trayectoria y todo eso se considera, pero los jurados sólo consideran lo musical, el ensamble, el show, desde que llegan a la audición. 

¿Realmente qué tan difícil es para una banda lograr tocar en Rock al Parque? 
 
A.L: Es casi que una suerte porque entran en juego muchos factores, empezando por la cantidad de bandas que hay, los jurados que estén en cada año (el año pasado los jurados eran más metaleros). Por ejemplo, si yo tengo una banda que es de pop rock y los jurados son más metaleros probablemente no le vayan a parar bolas a mi propuesta y visceversa. Son muy pocos cupos porque hay demasiadas bandas, muchas se quedan por fuera y si llegan a pasar a las jornadas clasificatorias los nervios y los temas técnicos juegan un papel clave.  

Hay bandas con muy buenos puntajes antes de verlos en tarima y los nervios o los problemas técnicos de los que hablo se los comian vivos. Pasar al festival es muy difícil, yo he tocado en cinco ocasiones pero sé de músicos que no han podido pasar ni siquiera a las jornadas clasificatorias.
 
¿Cuál es la importancia de Rock al Parque para las bandas?

A.L: Las bandas creen que Rock al Parque es la cúspide de la banda y es muy importante pero tiene que se parte de una serie de eventos durante el año. Las agrupaciones piensan que después de Rock Al Parque no hay nada e incluso muchas se acaban después de que no pasan, hay que bajarle al tema porque las bandas se empiezan a meter mucha presión, entonces creen que si no pasan es porque son malas, y las que pasan llegan en una nube. Hay que dejar de ver al festival como algo inalcanzable.

¿Cuál fue la propuesta que lo sorprendió? 

AL: La burning Caravan fue de las que recuerdo en este momento, sonaron muy bien y tuvieron muy buen puntaje, cuando tocaron supimos que estaban listos. Bestiario fue otro proyecto que nos sorprendió, tienen una especie de gypsy punk, una gran historia de atrás y además son peladitos, eso da un respiro y un poco de esperanza. 

Temas relacionados: 
Publicidad