Se encuentra usted aquí

¿A qué le cantan las bandas distritales y nacionales de Rock al Parque?

Así podemos hacernos una idea de los mensajes que esta generación está transmitiendo y la identidad de un país que están ayudando a forjar.
Shock
Shock
Por

Rock al Parque sigue vivo y como siempre dándole un espacio protagónico a los sonidos hechos en Colombia ¿Qué tal si le damos un repaso a las temáticas de las canciones que las bandas distritales nos ofrecen? Así podemos hacernos una idea de los mensajes que esta generación está transmitiendo, sus preocupaciones y la identidad de un país que están ayudando a forjar.

A lo largo de sus 22 ediciones, Rock al Parque se ha convertido en una tarima de expresión musical y lírica que ha logrado ser el reflejo de las inquietudes y momentos para las bandas distritales. Rock, metal, ska, funk, punk, hardcore, metal, reggae, electrónica y otros sonidos han estado en las tarimas del festival y han tenido voces que han usado la música para cantar historias de la cotidianidad, de la crudeza citadina, para reclamar los derechos, presentar mensajes de alerta y más.

Se han escuchado canciones en español, inglés, francés y otros idiomas de naciones africanas o europeas. Y en esta ocasión, ¿qué tal si hacemos un recorrido por las letras que escuchamos en los repertorios de las bandas distritales?

La primera tarea comienza por ubicarlas en redes y escuchar sus repertorios. Pero de las veinte escogidas, no todas están en plataformas de streaming. Así que youtube se convierte en el aliado.

Y si comenzamos a indagar qué hay en esos repertorios, el ejercicio nos permite encontrar que hay también quienes prefieren no usar palabras y dejar que sea la música la que exprese todo. Tal es el caso de la banda Montaña. Su música evoca paisajes y travesías, pero no usa palabras. Además fueron la agrupación con el puntaje más alto en la convocatoria.

Si nos fijamos ahora en dos de las agrupaciones tan distintas como únicas como lo son 8Bits Memory y Los Rolling Ruanas, encontramos que han desarrollado su estilo musical a partir de la ciencia ficción, los videojuegos y la electrónica en el caso de 8Bits y por el lado de los Rolling, en el contraste entre el campo y la ciudad. Edwin Garzón de 8Bits comenta: “Las únicas dos letras que tiene 8BM en su disco Before The Psyche hablan sobre el mundo onírico, el cómo libramos batallas en este y no somos conscientes de que esto sucede. También del cómo diferenciar entre el juego y la vida misma, puesto el primero es un factor importante del segundo, pero no es posible el segundo debe tomarse como el primero. Todo esto basados en la influencia de Salvador Dalí, su obra y las experiencias vitales que hemos tenido los integrantes de la banda.” 

Juan Diego Moreno,vocalista de Los Rolling Ruanas nos dice: "Hay canciones que van desde el paisajismo del altiplano hasta nuestras vivencias cotidianas. Sin embargo, los Ruanas también le cantamos a los conflictos y confrontaciones de la existencia del hombre y para ello, nos hemos inspirado fuertemente en letras como las de Cornell, Cantrell y Vedder." 

En este año, hubo dos bandas distritales de raíz femenina como fueron Poker y Sin Pudor. Las dos dan muestras del quehacer musical en un mundo dominado por hombres. Poker tiene una canción llamada Actitud, en la que tiene esta frase: “Sin importar lo que digan los demás, yo no me arrepentiré.” y Sin Pudor tiene canciones de crítica a las instituciones, las costumbres, la mentalidad local y lo que se teje en el poder. También, hay declaraciones antitaurinas como las de su canción: Circo miserable. En ella el coro se mezcla con un canto generalizado contra los toreros a través de un olé. 

Si nos vamos por los lados del metal hay varias propuestas para tener en cuenta como lo son: Vein, Umzac, Dead Silence, Cobra, Brand New Blood, Blessed Extinction y los legendarios Herejía. Hay una combinación de talentos y expresiones fuertes como lo pueden ser el death metal y el hard groove. Por ejemplo, Head Tambó es una banda en la cual los elementos colombianos sonoros están mezclados con sonidos fuertes y rápidos. Una canción con el mismo título de la banda, nos da muestra de su versatilidad con frases entre el funk y el hip hop que nos animan: “Somos la rumba con ritmo y tambor.” No es cumbia, es funk groove metal con sello nacional. 

Vein por su parte, es una banda que explora temas alrededor de la transformación y la anatomía humana. Así nos comenta Iván Chacón, quien en la banda desarrolla aspectos de trabajo visual y manejo de imagen. Blowing, uno de sus sencillos lo confirma.

Pero también están quienes hacen de la letras una oda a la fiesta, la juerga y la calle. Es el caso de La Vodkanera. Una banda que nos trae sonido gitano con canciones que nos narran el paso por el mundo en el que hay que beber y gozar, pero también seguir. Su sonido punk está en canciones como: Ya Rayah o En la Calle. Esta será una banda para bien bailar y gozar.  

Están además los casos de canción intimista, como Pablo Trujillo, quien con una canción como Dos sin fe, le canta a un amor así: “Soy la ficción que sustenta tu pasión. Soy una ciudad que no conoce a su gente. Quieta. Debes quedarte quieta. Las cosas cambian como olas.”

O también está el trabajo de letras divertidas como las de Ismael Ayende; una propuesta en la que hay reminiscencias surf, rockabilly y hasta cumbieras. Una experiencia en la que existen canciones de viajes y amistades. Con tres discos en su historia, hay suficientes canciones para explorar y compartir.

Cada una de estas 20 bandas hacen parte de la radiografía de nuestra música. 

Pero el aporte nacional también tiene que ser tenido en cuenta. Desde Cali, nos encontramos con Cirkus Funk, una banda que sabe apostarle a la música alegre y fiestera. Siete años de experiencia traen canciones como: Tu funk (en la cual hay una declaración de amor y muerte por el funk) o Qué pasa loco, en la cual la invitación a la fiesta está al alcance del oído. Una canción que nos dice: Descontrólate muchacho que la fiesta comienza aquí. 

Y la otra cara de la moneda, está en bandas como Occultus con canciones como Lágrimas negras, en las cuales se hacen alusiones a tristezas y búsquedas internas de una redención más allá de la religión. Un aprecio por la noche y sus ritos es lo que bien nos cuentan en sus canciones.

Un clásico que también estuvo presente fue Ekhymosis, la banda con la cual Juanes comenzó su vida musical. Ahora bien, si bien la banda retornó a los escenarios hace cinco años, su estela sonora se debate entre el metal y su repertorio clásico. Ahí toca verlos para saber a qué le cantan. Y también desde Medellín. Antised nos presentó una sonoridad de pop-punk con actitud. En sus canciones hay referencias a una cotidianidad en asuntos de lo que aman, odian y sueñan. Las otras tres bandas de la capital paisa son Los Suziox, que tienen canciones de actitud y sonido punk en las que se le canta contra la represión, la violencia y el sistema. Organismos, que nos ofrece canciones de grindcore directo y detonante. Y finaliza Reencarnación, uno de los clásicos del metal nacional. Una diversidad sonora y lírica que nos confirma la tradición sonora paisa.

Es importante también destacar como hay una banda de Cartagena (Fénix), la cual bien nos da cuenta de un aprecio por el sonido thrash legendario que en nuestro país se aprecia. Canciones contundentes de desafíos y de resistencia. 

Y si esto fuera poco, qué tal reconocer el poderío sonoro de Tres y Yo de Bucaramanga, en donde encontramos canciones de amor, desespero y desolación. Y claro, reconociendo el poder del sur, está una banda que no necesita palabras. Se trata de Acidyesit de Pasto. Una propuesta que se enfrenta al mundo con  blues, hardcore, noise, freejazz y experimentación. Las palabras en este caso, sobran.

No hay duda en que el camino y la expresión lírica es una decisión de cada artista. Hay tanto de color como de oscuridad, hay tanto de amor como de dolor, tanto de diversión como de depresión; pero de lo que no quedará duda alguna, es que el coro mental que más se podrá recordar es uno que desde 1995 está presente para los locales y los nacionales  y que dice:

¡Qué chimba de energía!

Temas relacionados: