Se encuentra usted aquí

Nuestros 15 shows favoritos de Rock al Parque 2019

Los 25 años de Rock al Parque serán recordados por siempre como la edición más multitudinaria y como una de las mejores fiestas del rock en el país.
Sodom - Shock
Sodom - Shock
Por
Redacción Shock

Le madrugamos a los más de 70 shows que conformaron el line up de la celebración de los 25 años de Rock al Parque. Fue una selección tremenda. Una fiesta histórica. El Rock al Parque más visitado de todos. Los nombres que llevaron esa marea de público y que el último día, dicen, alcanzó las 150.000 personas. Desde las bandas distritales hasta los headliners contribuyeron a hacer de esta una edición memorable. Entre tarima y tarima, por puesta en escena, por valor simbólico y por la acogida del público, estos fueron nuestros 15 shows preferidos.

Fotos: Katherine Fresneda (@ktfresneda), David Schwarz (@davidmschwarz), Daniel Álvarez (@daniel.alvarez9), Jonathan Edery (@ikuvisual)

Sodom

Feroz, veloz, agresiva y cruda. Así fue la presentación de una de las bandas emblemáticas del thrash metal más importantes del mundo. Los alemanes no se guardaron nada. La guerra y sus horrores atroces han sido siempre el poderoso catalizador de sus letras y como un campo de batalla, sus guitarras son metralletas y la batería es una dosis atómica de bombas que caen rápidamente en un campo minado de fuertes guturales. Altísima presentación de Sodom. Larga vida al thrash. Larga vida al metal extremo.

sodom_7.jpg

Gustavo Santaolalla

En un show extraño y atípico para el festival, y sobre todo para su horario AAA, Gustavo Santaolalla armó un ensamble digno de unplugged o sesión de estudio donde tocó canciones de todas las etapas de su carrera. Con piano de cola, contrabajo, violin, percusiones autóctonas, y una decoración hogareña, el show de Santaolalla fue un lujo histórico y conmovedor para Rock al Parque. 

_dms8728.jpg

Rita Indiana

"Pogo caribeño" es como podría definirse el show de la dominicana, quien presentó versiones más rockeras de sus canciones más recordadas, como El blues del ping pong o La hora de volver. Incorporó la plena, pero con el espíritu del merengue presente. Rita demostró en su show su enorme capacidad narrativa, mientras contó historias de amor queer, migración, colonialismo e identidad latinoamericana. "Desde las tamboras africanas, hasta la batería del black metal, los tambores son símbolo de resistencia", dijo la dominicana que dejó al público con ganas de más.

rita_indiana_12.jpg

Fito Páez

Fito es una memoria latinoamericana y, especialmente, una colombiana. Sus canciones siempre han estado ahí y, con excepción de las muy nuevas, fueron cantadas de memoria con convicción y pasión. Pero además de la emotividad, hay que hablar de la pulcritud musical a cargo de la banda que lo acompañó. No hay que olvidar tampoco que detrás de esos himnos del rock en español también hay una fina y compleja capa de experimentación. Memorable, histórica y poderosísima la versión de Ciudad de pobres corazones de Fito Páez en la que invitó a Juanes a sumarse a cantar, pero sobre todo en la guitarra, y el emocionante cierre en el que todo el Parque Simón Bolívar coreó Y dale alegría a mi corazón. Ante su banda Fito no sólo ejerce como líder sino como director de orquesta.

fito_paez_10.jpg

Kap Bambino

En 2012 habían venido ya a Colombia. Pero esta vez se encontraron con un público más grande. El escenario Lago pide más espacio, más fiesta y Kap Bambino fue la prueba de ello. El dúo francés hizo un show que se quedó corto. Fue una hora de electropunk visceral, caótico e intenso. 

dsc_5552.jpg

El Sagrado

Los recibieron con banderas con el logo de la banda que se ondeaban bien alto en el escenario Lago. El Sagrado, uno de los nombres insignes del hardcore bogotano, honraron a una de las escenas más firmes de la ciudad. “Vamos a hacerlo como lo hacemos en los conciertos de hardcore. Vamos a romper esta plaza, hijueputa”: era el llamado para romperse la cara. “Primero estuvo el reggae. Luego el punk y luego el hijo Bastardo, el hardcore hijueputa. Aquí en los 25 años hizo falta una banda, pero acá le vamos a rendir tributo: La Pestilencia”. El show de El Sagrado fue un tributo a la familia, a la entrega y al hardcore en Rock al Parque 2019.

el_sagrado_20.jpg

Silverio

El de Silverio no es un show convencional o fácil de ver. Es provocador y extraño. Ante la basura que le lanzaba el público, respondía limpiándose con ella. Un performance auténtico y desvergonzado digno de su majestad imperial. Empezó el show con un traje de lentejuelas y terminó en ropa interior roja. Para el cierre: se sonó, se tomó sus fluidos escupió a al gente y lanzó el micrófono.

dsc_5046.jpg

El Tri

El Tri escribió la historia del rock latinoamericano, el rock and roll en español conoció la fuerza de Alex Lora  y su discurso contestatario en la tarima. Su presencia siempre es imponente en cada show. "Quiero oir a la raza en el parque Simón Bolívar, celebrando los 50 años de El Tri llevando el rito de esta mamada". A una sola voz sonaban todos sus éxitos para confirmar que al final estamos todos por el rock and roll.

el_tri.jpg

Aguas Ardientes

Este año sí fue para los amigos de la casa Aguas Ardientes. Se les cumplió el sueño. Su turno, en el escenario Lago, lo empezaron con un tema que describe por qué en Colombia todo es culpa de la bareta, tema que, dicho sea de paso, lanzaremos esta semana en el último episodio de This is Colombia a través de Shock. También presentaron una bossa nova dedicada al ex fiscal general de la nación: Odebrecht, o la descripción de cómo nos metieron un gol las constructoras en este país. Al final, soltaron una ácida dedicatoria a los personajes que bajaron la bandera LGBTI del pueblito paisa con 5 malparidos. Aguas Ardientes es una respuesta natural y cínica a la bipolaridad bogotana. Una descripción tristemente graciosa. Este año fue: coronaron con éxito su primer Rock al Parque.

aguas_ardientes_11.jpg

Angra

Si quieren saber qué es una banda madura, sólida y perfectamente ensamblada piensen en Angra. Tantos años de experiencia no pasan en vano y su presentación mezcló sus éxitos clásicos y material nuevo, fue una muestra perfecta de un buen show de rock. El concierto fue dedicado a la memoria de André Matos, ex vocalista y fundador de la banda, quien murió el 8 de junio de este año. Para la épica canción de cierre, Carry On, la banda invitó a varios músicos colombianos a que los acompañaran en tarima.

angra_3.jpg

Tarja

Casa llena para ver el poder de Tarja en el Escenario Plaza de Rock al Parque 2019. La épica melodía del metal de la finlandesa dejó la huella que tanto la caracteriza, abriéndose con cada letra en cada canción; siempre crudo y oscuro. ¡Como nos gusta! Tarja nos dio un tajada de lo que será su nuevo álbum In the Raw con Dead Promises: "Si estoy cantando con fuerza, necesito algo poderoso detrás de mí para que no me sienta como si estuviera sola", y la guitarra fue ese poderoso complemento que la acompañó de inicio a fin.

_dms5777.jpg

Juanes

Orgullo estridente en su máxima expresión, hit detrás de hit, como Juanes y como Ekhymosis. Siete minutos dedicados a Metallica con Seek And Destroy. Un show inolvidable con pogo y 100 mil personas coreando todas sus canciones ¡Qué chimba, parce!

_dms9314.jpg

31 minutos

¡Apareció César y lo alegró todo! Varias generaciones habían esperado años para ver por fin a 31 minutos. Un falso homenaje a Tulio Triviño fue la excusa para unir humor, títeres y música en vivo. El teatro coreó los grandes clásicos, como Bailan sin cesar, Objeción denegada, Tangananinca Tangananá, Yo nunca vi televisión y Señora, devuélvame la pelota, o si no, no sé qué haré. Aunque era un show dirigido al público infantil, fueron los adultos quienes realmente se divirtieron como niños.

dsc_2927.jpg

Los Sordos

Como dicen en inglés, "punk es el nuevo naranja". Los Sordos salieron vestidos de naranja cual carcelarios y de lejos hicieron uno de los mejores shows de Rock al Parque. La lluvia fue la acompañante principal para los 40 minutos de espectáculo, lograron unir la plazoleta principal del Simón Bolivar en un solo pogo, más de mil personas bailando al son de punk intenso y de mensajes políticos, claros y revolucionarios.

_dea1717.jpg

Babasónicos

Con una batería imponente y un cambio de look radical por parte del vocalista Adrián, salió Babasónicos a tarima para recordarnos por qué son una referencia de rock alternativo en Latinoamérica. Aunque al final el sonido les falló y no pudieron dar lo mejor de ellos por cuestiones técnicas, la energía del público, la noche, las luces y el romanticismo de sus letras nos unieron en un solo coro “teeee llamééé, para veeeernos”.

babasonicos_.jpg

Show especial: Orquesta Filarmónica de Bogotá

La Filarmónica de Bogotá lleva varios años experimentando con algo más que música clásica, ha sido partícipe de los Festivales Al Parque de la ciudad y ha presentado conciertos especiales con agrupaciones como Aterciopelados o Kraken. Esta ves el reto fue más grande: cerrar el festival y hacerlo con nueve canciones y artistas que representan la élite del rock colombiano y latinoamericano. Un cierre tremendo. La cereza del pastel está fuera de concurso. 

_dea3910.jpg

Más contenido sobre: