Se encuentra usted aquí

Odio a Botero: salchipapas, pecueca y punk en los 25 años de Rock al Parque

Odio a Botero parodió a los ídolos de la Colombia de principio de milenio. Este domingo celebran los 25 años de Rock al Parque con un show especial.
Odio a Botero - Foto por Alejandra Mar
Odio a Botero - Foto por Alejandra Mar
Por
Redacción Shock

Desde que se formó la banda en 2001, René Segura, voz líder de Odio a Botero, ha tenido casi tantas personalidades como Kevin Wendell en la película Split. A los bien recordados Reverendo Reggaeman, Señor Plátano o Malparidín, también hay que sumarle al René Segura en campaña presidencial y el más reciente y meditativo René Segura entregado al budismo zen. Desde hace casi 20 años su banda ha tenido una carrera que, aunque interrumpida y disparatada, ha ilustrado con gracia y punk cómo es crecer en una parodia de ciudad, en el tercer mundo.

Video: Alejandra Mar

Odio a Botero, la legendaria y libertaria banda bogotana, regresa con 'Bardo'

Porque todavía hay muchas ollas podridas por destapar, regresa la agrupación del filósofo del noimportismo y candidato presidencial René Segura

Si hubo un grupo que definió esa tardía, atropellada y pretenciosa apropiación bogotana de las tendencias musicales foráneas a finales de los 90 y principios de milenio ese fue Odio a Botero. Desde su primera grabación, The Nelson Omar Experience (2002), pasando por el definitivo disco Odio a Botero (con más punk) (2003), hasta su más reciente título, Bardo (2017), el que marcó su regreso, la banda se ha mantenido como una calibradora del caos suburbano.

Su show especial en el cumpleaños número 25 de Rock al Parque será un ejercicio histórico. En su mayoría interpretarán canciones del álbum Odio a Botero (con más punk), el mismo que tradujo el mapa de Bogotá para los jóvenes rastafaris que habitaban dispersos entre San Andresito (Island) y Unicentro (Babylon), el que maridó las Salchipapas con el Rock N´ Roll, el que develó la pecueca de los cyberpunks, el del punk de los 45 segundos, el del punk que se burla de sí mismo.

En estos casi 20 años de carrera a Odio Botero ha sido y sigue siendo como una uña encarnada para las convenciones de la música industrial: críticos absolutos de la censura y desmontadores de los ídolos. Si René Segura hubiera sido presidente lo más probable es que a estas alturas del partido sabríamos de una vez por todas por qué corre el celador.

Se presentarán este domingo a las 3:30 pm. en el escenario Plaza de Rock al Parque.

 

Temas relacionados: