Se encuentra usted aquí

Orquesta Filarmónica: las estrellas absolutas de Rock Al Parque 2019

Un cierre para la historia, un show especial, un regalo que Bogotá jamás podrá olvidar
Foto: Katherine Fresneda
Foto: Katherine Fresneda
Por
Sebastián Peña

Uno de los grandes orgullos de Bogotá es la Orquesta Filarmónica, ese conjunto musical integrado por más de 90 músicos y que ‘gira’ durante todo el año por las 20 localidades de la ciudad. Para la vigésimo quinta edición del Festival Rock Al Parque, Chucky García, su curador, empezó a gestionar hace unos meses lo que sería la clausura más poderosa de la historia del evento gratuito.

Por: Sebas Peña

La Filarmónica de Bogotá lleva varios años experimentando con algo más que música clásica, ha sido partícipe de los Festivales Al Parque de la ciudad y ha presentado conciertos especiales con agrupaciones como Aterciopelados o Kraken, que han gozado de asistencia records y calificaciones altísimas por parte de los críticos y asistentes. Ahora el reto era más grande; cerrar el festival y hacerlo con nueve canciones y artistas que representan la élite del rock colombiano y latinoamericano. El espectáculo de la Filarmónica tuvo casi 100 personas en tarima; 90 de la Filarmónica, seis de la banda elegida especialmente para este toque y, por supuesto, los intérpretes originales de las canciones escogidas

El proceso para las canciones no fue nada fácil, la Filarmónica e Idartes, organizadores de Rock Al Parque, hicieron una lista de 200 temas icónicos para el rock latino, luego fueron depurando, contactando a los artistas que querían participar de ese cierre especial. De ahí salieron 40 canciones, sí 40 tracks que querían interpretar en vivo para 100 000 personas en el Simón Bolívar, pero era un set list muy grande y el tiempo en tarima era más reducido. Al final salieron nueve canciones, con arreglos impecables, una fusión entre lo clásico, lo rockero y lo fantástico.

Las privilegiadas de cerrar el festival fueron:

¿Comprendes Mendes? de Control Machete, con los arreglos de Nicolás Uribe e interpretada por Pato Machete; Muévete de los paisas de Estados Alterados e interpretada por Elvis y Ricky,, con los arreglos de Julio Sierra; El puñal y el corazón de los mexicanos Café Tacvba, con los arreglos de Mario Santos e interpretada por su creador, el legendario Rubén Albarrán; Maligno, uno de los himnos de Aterciopelados, con arreglos de Juan Carlos Padilla y la participación de Andrea Echeverri y Héctor Buitrago; Tu amor de Pedro Aznar, interpretada por él y con arreglos de Julio Sierra; Vestido de cristal de Kraken, interpretada por Roxana Restrepo y con arreglos de Juan Sebastián Monsalve; Penélope de Draco Rosa, interpretada por él y con arreglos de Juan Valencia; Ay qué dolor de La Derecha interpretada por Mario Duarte y con arreglos de Juan Sebastián Monsalve; y finalmente, desde Venezuela, Los Amigos Invisibles cantaron Mentiras con arreglos de Nicolás Uribe.

No fue fácil, pero se logró. Horas de ensayo, decenas de encuentros, cientos de minutos de estudio de cada una de las canciones. Curiosamente el encargado de la dirección musical de la Filarmónica es paisa, hace un año tomó las riendas de la Orquesta y este show ha sido uno de los más grandes retos de su carrera. Él, que ha pasado por academias prestigiosas como Texas University y la Universidad de Miami, sintió alivio cuando se enteró que en la Orquesta hay varios rockeros que se emocionaron con la noticia de que harían el cierre de Rock Al Parque y con artistas que han escrito la historia musical del continente.

Semanas antes del show en el festival, la Orquesta empezó sus ensayos, a leer partituras y practicar en conjunto. Paralelo a eso, la banda elegida para el show, trabajaba por su cuenta. Parte importante del espectáculo fue el trabajo de los arreglistas, quienes servían como puente entre la Filarmónica, la banda y los artistas. 

El sábado, domingo y el propio lunes, antes del festival, fue el ensayo definitivo con los artistas en una sala amplia ubicada al lado de la Cinemateca de Bogotá. Allí se condensó todo, se alinearon energías y se hicieron los últimos arreglos para ofrecer el show magnífico que vivió el Simón Bolívar.

La Filarmónica, la banda y los artistas invitados fueron las grandes estrellas del Festival. Un show que finalizó cercano a la media noche y que nadie podrá olvidar jamás.

#LaMúsicaNosUne