Se encuentra usted aquí

¿Qué fue de ellos? 15 bandas que vimos en Rock al Parque y no recordábamos

La banda que dio origen a Bomba Estéreo, los genios del electropop, y más.
Photo by Noel Vasquez/Getty Images
Photo by Noel Vasquez/Getty Images
Por
José "Pepe" Plata

Cuando se piensa en la importancia de Rock al Parque como plataforma musical es indudable recordar que, a través de ella, la ciudad se transforma en un escenario único y en un espacio con una variedad de posibilidades sonoras. En este sentido, hay que recordar que no solo se trata de un festival de bandas bogotanas, invitadas nacionales e internacionales sino que también han rodado por el cartel un gran número de agrupaciones provenientes de convenios, becas, programas de formación, ensambles especiales, entre otros. Por eso, es hora de preguntarnos por quince artistas que en Rock al Parque vimos y de los que luego poco o nada supimos.

Por: José “Pepe” Plata // @owai

Bandas distritales

La idea inicial de Rock al Parque fue ser un termómetro de la escena rockera capitalina. Luego de una etapa de bares y de toques en bodegas, el paso siguiente fueron las pequeñas tarimas del momento y luego, los escenarios distritales. Las bandas de aquella época pasaron a un siguiente nivel, como si hubieran pasado un juego de video y ganaran puntos por misiones. Algunas de ellas impactaron justamente por su propuesta, pero luego no supimos más de ellas. ¿Quiénes fueron?

1. MARLOHABIL

Una propuesta que nació de un grupo de amigos de colegio en aquellos tempranos años noventa y que impactó por su combinación de funk y algo así como letras místicas urbanas. La banda tenía uno de los cantantes más destacados de una generación que había crecido con el rock en español y el narcoterrorismo. En los años 1995 y 1996 la ciudad los disfrutó. Pero luego pasaron a un lugar de incertidumbre. Se esperaba un disco completo que de hecho se grabó. Un solo casete permanece como testimonio y el poderío musical de sus integrantes está en La Paralela por parte de su guitarrista Óscar Beltrán, su cantante sigue usando su voz en locuciones comerciales, su baterista Felipe López tiene un estudio de audio llamado Ondaselecta y su bajista está en asuntos relacionados con la biología.

2. DANNY DODGE

Una de las pocas bandas que tuvo vocalista femenina (Iseult), en un ambiente casi exclusivamente masculino. El impacto de Danny Dodge fue importante, porque fue una banda que además de tener un sonido de algo que algunos llamaban neopunk, para otro fue su manera de mostrar cómo en Bogotá se podía cantar en inglés si hacerlo a la fuerza. Los pogos se recuerdan en sus presentaciones. Solo un disco, Edad senil, fue lo que quedó. Su cantante está ahora en Italia, su bajista dedicado a la biología, su guitarrista tiene el proyecto Two Way Analog y su baterista, Guguillo regresó al país luego de vivir en Estados Unidos y toca con algunos amigos.

3. SAGRADA ESCRITURA

Fue uno de los fichajes del entonces sello independiente Hormigaloca de Gabriel García (uno de los cerebros del Estéreo Picnic). Una banda además apadrinada por 1280 Almas que mostró una versión local del ska y el punk que dejó buenos recuerdos. Solo publicaron un casete y disco compacto antes de terminar su vida musical cuando su cantante de fue del país a buscar otros horizontes en Londres. 1996 fue su año de presentación.

4. CHARCONAUTAS

Si se busca la génesis musical de Simón Mejía de Bomba Estéreo, se encuentra que los Charconautas fue el grupo con el cual pasó de ver bandas a formar una banda que no solo fue divertida en su nombre, también en su música. Un sonido tropical siniestro, con remembranzas del metal y mucho, mucho, humor estuvieron presentes en una sola ocasión durante el festival.  En 1997 el Simón Bolívar se gozó a la banda y sus quince minutos de fama se diluyeron en los proyectos artísticos, televisivos y musicales que sus integrantes desarrollaron desde aquel entonces desarrollaron.

5. BLOQUE DE BÚSQUEDA

La súper banda colombiana, la que se adelantó a mucho de lo que el siglo XXI ha escuchado entre el tropipop, la exploración académica y el rock con elementos locales fue un caso raro. En aquella edición de 1997 despertaron un gran ánimo y en 1999 luego de haber recibido críticas increíbles por medios como Rolling Stone y The Chicago Tribune por su disco y presentaciones, el público los recibió con monedazos. Un desafortunado caso de desprecio local. La banda, adelantada para su época no continuó y aun así sus talentos continúan ligados a la música en asuntos como la producción y gestión como lo hace Iván Benavides, o como músicos en proyectos propios o de otros artistas como lo son Teto Ocampo, Gilbert Martínez, Mayte Montero y Carlos Iván Medina. Ojalá un día vuelvan. Y vuelvan además para Rock al Parque.

Nacionales

Desde su segunda edición en 1996, el festival tuvo invitados nacionales. Nunca está de más escucharnos como país en el rock y prueba de ello es encontrar buenos recuerdos en bandas como estas que aún nos sacan sonrisas.

6. BAJO TIERRA O BAJOTIERRA (MEDELLÍN)

Algunos los escriben separado. Otros como una sola palabra. Sea Bajo Tierra o Bajotierra, esta banda de Medellín presentó increíbles canciones en los noventa como lo fueron Ojos enfermos o El pobre. Y en el festival de 1997 dejaron una grata representación. Si bien en esa década se les recuerda por sus discos Lavandería real y Bajo Tierra son clásicos de la discografía local. Luego de esa presentación en el festival la banda continuó con un ciclo de intermitencia. Lucas Guingue, su cantante y guitarrista estuvo fuera del país por varios años. En el año 2006 presentaron un nuevo disco llamado Los días adelante bajo el naciente sello Polen Records. Una frescura sonora para aquel momento y tiempo que luego se volvió a ir. Este año volvieron para el Estéreo Picnic y, ¿a quién no le gustaría verlos en el 2020 con nuevo disco y en el Simón Bolívar?

7. JUANITA DIENTES VERDES (MEDELLÍN)

Uno de los frontmen más recordados de los años noventa fue Guido Isaza. En la capital antioqueña generó tanto interés la banda que entre grunge y metal hizo de las suyas, que se tuvo que “exportar” al festival en 1997 y por segunda ocasión en 2012. Siempre Juanita, nunca Injuanita, la banda tuvo un receso debido al tiempo que Guido vivió en Los Ángeles. Se les ha visto activos en estos años pero, aun así, Bogotá los extraña.

8. CONAGUA (BUCARAMANGA)

De Bucaramanga vino una delegación musical importante a comienzos del año 2000 con esta banda. Ella resumía un sentir sonoro raizal a través de una banda grande que tenía un disco importante, pero como muchas historias musicales de nuestro país, se desvaneció. Pero un Soundcloud con música subida hace cuatro años nos deja en claro que aquella banda de la cual vimos surgir a gente como Mauricio Colmenares o Gabriel Matute, y que luego reconocimos en proyectos como Poper, La Beltek, Durazo o Revólver Plateado, venía de Santander, mano.

9. LA FÁBRICA

De la misma ciudad que nos dio a conocer a Superlitio llegó una banda que mostraba una posibilidad musical emparentada con la electrónica. Banda invitada nacional al festival del año 2002 su actividad musical fue persistente logrando participar en concursos internacionales como los de Levi´s y Diesel Jeans. Su YouTube sigue activo con videos que van desde los recuerdos de 2004 hasta experimentos recientes, así que nos hace preguntarnos, ¿qué estarán cocinando?

10.  TR3S DE CORAZÓN (MEDELLÍN)

La banda que se volvió la plataforma del sonido neo y el gusto por el punk continental a través de su festival Carnaval Fest estuvo en Rock al Parque en los años 2007 y 2012. De Medellín para el mundo, la banda ha sabido capitalizar su aprecio por el fútbol a través de canciones como Dame una alegría, Héroes o Una bandera y un amor. Este año continuarán con su festival que completará 17 ediciones y se llevará a cabo los días 10 y 11 de agosto durante la Feria de las Flores de esa ciudad.

Internacionales

Desde su primera edición, el festival ha tenido invitados internacionales. Se han tenido artistas invitados de África, América, Asia y Europa. Es uno de los eventos musicales más diversos del mundo con carácter gratuito. Y también ha dejado historias musicales importantes en sus pasadas ediciones.

11. CLAROSCURO (VENEZUELA)

Una de las bandas más destacadas de Venezuela en los noventa tuvo el espacio para presentarse en el festival en 1996. Inclusive había un disco de respaldo. El afecto de la banda por estar en Rock al Parque no solo provenía del impulso que tenía el festival, también de que su cantante, Carlos Reyes había nacido en Colombia y vivió desde muy niño en ese país. La banda continuó su vida musical en Venezuela hasta los tempranos dos mil. Inclusive fueron la banda que abrió el concierto de Alanis Morissette en Caracas el 18 de noviembre 1999 en el Poliedro de esa ciudad. Reyes regresó a Colombia por unos años a desarrollar una carrera musical pero ahora está radicando en la capital mexicana rearmando su carrera allí para llegar a otros públicos.

12. LUCYBELL (CHILE)

Una banda cuyo impacto musical fue importante en el sur del continente, solo ha sido posible de ser vista en Rock al Parque. No ha estado en ningún otro escenario en Bogotá más que en los años 1996 y 2000. En aquellas dos ocasiones la banda logró mostrar aquel rock de influencias británicas que en principio cautivó y que luego moldearon para terminar siendo una de las bandas más destacadas de aquella década. La banda tuvo un tiempo de vida en México, cambio de integrantes, pasó por multinacionales y sellos independientes. Pero sigue activa y con discos que en Colombia no se han programado mucho y con canciones que se ansían en demasía. Una ausencia de casi dos generaciones.

13.  LOS MISERABLES (CHILE)

Una institución del punk latinoamericano estuvo en Bogotá justo en el festival del año 2000. Formados en la comuna El Bosque de Santiago de Chile en 1990, fueron una de esas sorpresas y delirios que mostraron el espíritu combativo de esta música en el continente. En aquel entonces, firmados por la multinacional Warner, estuvieron en una ciudad donde se conocían por ser un secreto a voces. Su vida musical ha estado en la intermitencia. Una disolución y una celebración de 25 años de su disco Futuro esplendor en el 2017, dominaron las planas de la prensa chilena hace dos años.  

14. FISCHERSPOONER (ESTADOS UNIDOS)

Entre la música y el performance, este proyecto norteamericano tuvo un paso por el festival en el año 2011. Más exactamente, el cuatro de julio de ese año, el parque Simón Bolívar vio a Warren Fischer y Casey Spooner presentar en vivo aquello que la tribu electroclash había consumido por años en lo underground.  La banda aún continúa con vida musical e inclusive presentaron un disco bajo el nombre de SIR el año pasado y el cual fue producido por Michael Stipe de R.E.M. Pero un refuerzo de su presentación bien valdría la pena dado el impacto musical y visual que generó en el festival.

15. VHS OR BETA (ESTADOS UNIDOS)

En la edición del 2005, una banda de Kentucky sorprendió por su vitalidad. Rock con tintes electrónicos que Bogotá escuchó y gozó. Luego de parche estuvieron en la ciudad en otras ocasiones y si bien han tenido presentaciones en su país (inclusive fueron banda telonera de Duran Duran en una de sus giras), ya no gozan del lugar preponderante que tuvieron en la ola preindie y que los puso como uno de los iconos de ese rock de nuevo milenio fiestero, embadurnado de electrónica y fácil de escuchar.

#LaMúsicaNosUne

Temas relacionados: