Publicidad

Publicidad

Publicidad

blu_red_shock_push.png
¡Sin spam ni problemas! Activen las notificaciones y reciban las novedades realmente importantes del mundo de la música, el cine y las series.
De una
Ahora no

Publicidad

Incorregibles: la cacería contra piropos sucios

Volvimos con #Incorregibles y esta vez a darle clases de respeto a los manes en la calle.

Luego de una implacable cacería contra hombres que no respetan a las mujeres borrachas, peatones que no respetan las ciclorutas, bares racistas discriminadores o las obras públicas interminables, vuelve la segunda temporada de la serie web de Shock #Incorregibles. Arrancamos recordando ese gran verso de Cosita seria de Aterciopelados que decía “en el periódico salió / que a un man esto le sucedió / por echar piropos sucios / le cortaron el capullo”. Y es que en plena era de discusión y debate sobre lo nefasto del machismo, acosos sexuales y agresiones contra la mujer, es hora que la sociedad entienda que los piropos callejeros también son un vehículo de violencia.

Pero también para hacer una gran pregunta a los hombres sobre ¿Qué esperan cuando le tiran una frase de esas ramplonas a las mujeres? ¿De verdad creen que los van a voltear a mirar y van a construir una familia? Esa falta de tacto se está convirtiendo en una forma sutil de acoso y de paso crea en el colectivo la idea de que es imposible salir a la calle con una prenda ligera por miedo a recibir comentarios no deseados.

Salimos a la calle con el popular Santiago Rivas para preguntarle a mujeres cómo se sienten cuando no pueden ir por la calle vestidas como quisieran, para que todos entendamos que esos “inocentes” piropos no son un chiste y es una actitud incorregible que es hora de cambiar.

 

Conviertan a Shock en su repartidor de nueva música, cine y series. Conviertan a Shock en su repartidor de nueva música, cine y series.

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO