Se encuentra usted aquí

ABDL: el fetiche de disfrazarse de bebé todos los días

¿Por qué miles de personas en todo el mundo están subiendo fotos con tetero y pañal? ¿De qué nos estamos perdiendo?
CORTESÍA: ALEX @baby_alex27
CORTESÍA: ALEX @baby_alex27
Por
Jorge Asmar

La evocación, el recuerdo, el retomar gustos de la infancia y el ser auténticos, es lo que busca el ABDL: el fetiche de usar un pañal de bebé en la adultez.

Por: Jorge Asmar // @mantramental

¿Por qué no usar lo que nos hace felices? Si algo sucede con la madurez es que nos impone todo un manual no escrito de reglas de vestimenta que obliga de golpe y sin avisar a dejar las cosas que nos causaban comodidad en la infancia. Desafortunadamente, hoy en este mundo empresarial y de apariencias nos medimos por lo que usamos más no por lo que somos.  

Pero hay quienes se resisten a dejar su pasado y así surge un fetiche de adultos que quieren ser bebés de nuevo. Se trata del ABDL (Adult Baby Diaper Lover): una comunidad que usa pañal por comodidad y placer, y que encuentra felicidad en usar chupo y mameluco. En Instagram el término ABDL arroja un sinfín de cuentas y más de 500.000 publicaciones como #abdlcommunity, #abdlgirls, #abdllifestyle, entre otras. Pero este fetiche tiene arranca mucho antes del estallido virtual y el uso del internet.

1-2.jpg

La Universidad de California rastrea el origen de este fetiche a un actor de nombre Kent Perry quien en los 70, basado en la gran cantidad de anuncios que veía en las revistas y periódicos para adultos, cultivó la comunidad ABDL. En esos tiempos la revista Fetish Times realizó una encuesta entre sus lectores arrojando el infantilismo como el segundo fetiche más popular detrás del BDSM.

Ya en los 80 un adulto bebé llamado Tommy Siegel forma DPF (Diaper Pail Fraternity) como la primera organización para miembros ABDL, Tommy publicaba un boletín de entre cuatro y siete veces por año dedicado a este fetiche. También creó una lista con nombres, preferencias e información de otros adultos bebés amantes de los pañales para así formar una comunidad.

En el 1987 el DSM (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales) incluyó el infantilismo como masoquismo sexual describiendo que los masoquistas sexuales pueden desear ser tratados como bebés. En 2013 el infantilismo fue eliminado del DSM.

A mediados de los 90, en San Francisco (Estados Unidos), se organizó el primer evento público de ABDL llamado “baby week”, y al mismo tiempo la televisión le echó ojo a la tendencia. Shows como el de Jerry Springer hablaron del tema en hora prime.

Para entender la actualidad de esta comunidad hablamos con Baby Alex quien es todo un manifiesto a ser un “baby boy” quien aclara: “no somos depravados. El hecho que nos vistamos como bebés no significa que nos atraigan los niños. La verdad la comunidad ABDL es muy atacada y humillada.”

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Alex (@baby_alex27) on

Más allá de los ataques que pueden sufrir, esta comunidad crece día a día. Baby Alex calcula alrededor de más de 5.000 personas de habla hispana con este gusto, lo cual es difícil de calcular ya que la mayoría de cuentas ABDL son anglosajonas, incluyendo también las páginas de citas como: Adisc, DailyDiapers, Chatovod, Diaperchat, Omegle, entre otras.

En psicología el ABDL o infantilismo parafílico es clasificado como una parafilia caracterizada por el deseo de llevar pañales, ropa de bebé, usar biberón y en general ser tratado como un niño pequeño. Alex explica que alguien ABDL es una persona que disfruta ser un bebé; usar los pañales ya sea por placer o comodidad, los hace sentir seguros. Este fetiche se trata de adoptar un rol de bebé, el cual se puede llevar en los tiempos libres o como un estilo de vida.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Alex (@baby_alex27) on

Llama la atención que en la mayoría de fotos sus protagonistas siempre están solos exponiendo su outfit de bebé. Sin embargo, existe la opción de conseguir a un “daddy” o una “mommy”. “Como la palabra lo dice, es una persona que te trata como si fueras su hijo en la vida real, se preocupa por ti, cambia tus pañales y está siempre atento a ti. Puede ser como una especie de noviazgo, algunas personas lo asumen así, pero ya cuando entra lo sexual no tiene nada que ver con este fetiche”, indica Alex.

Cuentas como Madam Amanda o Nanny E son el ejemplo de lo que es ser una mommy en el ABDL: echar talquitos en la cola, cambiar el pañal, darles heladito y lo que haría cualquier mamá con su  bebé. Estas mommys se pueden conseguir en páginas como Adult Baby Nursery o Abdlgirl Nursery y sí, son páginas anglosajonas.

Alex lleva desde los doce años en la comunidad ABDL, lleva diez usando pañal y es promotor de una marca australiana dedicada a desarrollar estas prendas para adultos. Para él fue un descubrimiento de su comodidad. “Me llamaba la atención el querer usar pañal de nuevo. Compré un paquete de pañales y lo hice, luego investigué un poco para saber el porqué de este gusto. Tenía muchas dudas para encontrarme a mí mismo. Actualmente tengo 22 años y esto me hace muy feliz. Siempre quiero promover los productos ABDL para ayudar a más personas descubrirse, no es algo malo, es un fetiche más.”

1-3.jpg

La dinámica de los disfraces es que cada quien puede usar el personaje que prefiere. Algunos los adoptan por un día, otros en sus tiempos libres y algunos más osados y libres los convierten en un estilo de vida. La comunidad ABDL está conformada por miles de seguidores que solo buscan la comodidad y que no causan algún daño a las personas: solo quieren ser bebés y usar pañal y biberón para su felicidad.

 

Temas relacionados: