Se encuentra usted aquí

Los mitos de las relaciones en redes sociales que debemos dejar de creer

¿Será que entre más publique mejor está la relación?
David Malan // Getty Images
David Malan // Getty Images
Por

No cabe duda de que las redes sociales han cambiado toda nuestra interacción con los demás, y por supuesto, las relaciones de pareja. Ahora tenemos que lidiar con muchas cosas como “oficializar” la relación en Facebook, publicar fotos en Instagram, los ‘Me gusta’ en los comentarios y un montón de cosas más con las que no contábamos hace algunos años.

Razones por las que el amor en los tiempos de Instagram es un asco. 

“Las redes sociales llegaron para cambiar la forma en que nos relacionamos, las interacciones son más inmediatas y los esfuerzos que tenemos que hacer para que personas nuevas entren a nuestras vidas o para entrar a la vida de otros, son menores”, nos dice el psicólogo y psicoterapeuta José Alonso Peña.

Las redes también nos trajeron algunos mitos de las relaciones que es bueno acabar. Aquí algunos de ellos. 

1. Es bueno controlar las redes de su pareja

Si usted es de los que supervisa todo lo que escribe su pareja en redes sociales, le contamos que está cometiendo un error. “Las redes sociales, así como el correo electrónico y otros ambientes virtuales hacen parte de la individualidad. Es responsabilidad y decisión de cada uno qué publica y qué no. El respeto a la individualidad del otro es un elemento fundamental de una relación de pareja”, nos cuenta José Alonso. Este experto añade que si le molestó algo de su pareja en redes, lo mejor es que le diga sin juicios qué le molestó y cómo se podría negociar para que no vuelva a repetirse. 

2. Entre más publique sobre la relación, mejor está

Hay quienes creen que el número de fotos y publicaciones de la pareja es un indicador de cómo está la relación. Sin embargo, esto no es sinónimo de nada. “Existen muchos tipos de personalidad; algunas personas que son extrovertidas socialmente tendrán más facilidad para compartir sus experiencias y vivencias de manera transparente, mientras otras crearán escudos imaginarios en redes para ocultar insatisfacciones o dificultades y crear una fantasía que satisfaga sus deseos de manera parcial”, según explica José Alonso.

Ojo: el otro extremo tampoco es necesariamente cierto y no publicar nada tampoco es garantía de una relación exitosa. Simplemente no hay una relación directa entre lo que se "postea" en redes y la dinámica de cada pareja. 

 

3. Lo que pasa en redes sociales no es “real”

Hoy las redes nos permiten intercambiar información muy personal e incluso tener sexo sin que haya contacto físico. “Internet y las redes sociales generan la idea según la cual si no hay contacto físico, entonces no hay infidelidad. Así que la posibilidad de mantenerlo oculto también es aparentemente más fácil. Yo personalmente sí creo que se ha incrementado la infidelidad con redes, porque hay nuevas dinámicas y creencias rodeando las relaciones de pareja y, al mismo tiempo, tanto hombres como mujeres se están permitiendo nuevas formas de relacionarse”, considera José Alonso. 

Sí, infidelidad sin sexo también es infidelidad. 

Así que no crea que sus interacciones con alguien en redes no tienen cabida en la realidad. Son un medio para construir vínculos que hoy es tan importante como hablar "cara a cara".