Se encuentra usted aquí

Los Lobotómicos y su sincero elogio a la cotidianidad

Conozcan a la agrupación que representará a Bucaramanga en la final del Shock Fest.
Lobotómicos - Shock Fest Bucaramanga
Lobotómicos - Shock Fest Bucaramanga
Por
Nadia Orozco

Son tres en escena, pero en tarima son incendiarios y el Shock Fest fue testigo de eso. Se batieron con cuatro agrupaciones de la región y al final el sí unánime de los jurados los proclamó como los ganadores del Shock Fest en Bucaramanga.

Por: Nadia Orozco – @LadyEmpanadia // Foto: Andrés Lemus – @sr.alce

Están los que piensen que lo cotidiano no es más que los detalles insignificantes y ordinarios que transcurren en la vida y, por otro lado, quienes se han convencido que ahí, en la cotidianidad está el real significado de la vida, o al menos el más sensato. Esa gastritis, esa lesión de ligamento cruzado, ese “no vuelvo al tomar” de domingo que no es más que pura mierda, es la pulpa lírica de Lobotómicos, un trío bumangués que desde el 2017 viene esparciendo con intensidad su música en la escena local santandereana.

Aunque hasta la fecha solo cuentan con un EP homónimo, ya han hecho presencia en el Festival de la Tigra, en Piedecuesta o abriendo los conciertos de La Pestilencia u Ohlaville en su ciudad natal. La historia de su formación no tiene gran andamiaje, es, fieles a su naturaleza, un suceso más que se dio sin mucha trama. “La verdad fue muy desinteresada la vaina, queríamos montar unos temas con unos amigos: esa fue la intención”, cuenta Julián Quijano, guitarrista y voz de la banda, sin ponerle mucho misterio a como el, en compañía de Diego Tarazona (bajo) y Luis Miguel Güiza (batería) armaron la banda.

Para hablar del sonido y de sus influencias directas es necesario hacer una parada en Los Punsetes, la legendaria banda de pop punk que nació en el 2004 para agitar la escena underground madrileña. Edson Velandia, su coterráneo, también salta a la conversación como una inevitable influencia y una figura de respeto; pero también aparecen nombres como Pixies, Nirvana, Jimmy Hendrix y hasta La Derecha. Un buen caldo sonoro que da visos del sonido al que le apuntan los Lobotómicos, un rock crudo que en cualquier momento puede pasar de estar cerca al grunge, a mutar en un punk visceral o en un amasijo psicodélico, eso sí siempre manteniendo la dosis de humor negro y doble sentido en sus letras.

Son tres en escena, pero en tarima son incendiarios y el Shock Fest fue testigo de eso. Se batieron con cuatro agrupaciones de la región (Kuisitambó, Nova Music, Totacera, el Nido Records) y al final el sí unánime de los jurados los proclamó como los ganadores del Shock Fest en Bucaramanga. Una ecuación infalible de fuerza escénica contundente, calidad musical, conexión con el público y autenticidad desbordante, fue la que les dio la victoria y también la responsabilidad de representar a Bucaramanga en la final del Shock Fest en Bogotá.

“No es algo preparado, es de pronto más bien sentir la energía de la música, de la gente, la recepción que nos dan, es más energía. De pronto sí nos gusta tocar con algo de whisky antes”, explica Julián sobre cómo prepararon el concierto del pasado 1 de agosto en Municipal, una sala de música de vivo.

Para el próximo año planean lanzar un álbum. “Tenía una idea de nombre pero no sé si sea viable: ¿Si pregunto en Google me enfermo más?”, adelanta Julián.