Se encuentra usted aquí

Las escenas de 'Sicario' que nos dejaron al borde de la silla

Mientras llega 'Sicario 2: Soldado'.
Sicario (2015)
Sicario (2015)
Por
Edgar Medrano

Balas por montones, gente saltando a través de ventanas, villanos ambiguamente europeos, one-liners graciosos, romances gratuitos. Se ven en todas las películas de acción ¿cierto? Resulta que Sicario es otro cuento. Es una película de acción muy bien preparada, inteligente y emocionante. Es un esfuerzo que restaura la fe en un género que cae continuamente en lo trivial y simplón. 

Por Edgar Medrano 

La historia va algo así: Emily Blunt interpreta a la agente del FBI Kate Mercer, quien lidera un escuadrón anti-secuestros. En un allanamiento, termina descubriendo decenas de cadáveres envueltos en plástico, escondidos entre las paredes. Este evento la termina involucrando en una operación encubierta junto a la CIA para capturar a un importante mafioso mexicano, donde cuestionará los métodos usados para lograr el objetivo y si en realidad está en el equipo de los “buenos”.

Aunque la historia pueda sonar a algo ya conocido, lo importante es la manera en que se cuenta. Construye de a pocos la tensión en cada escena hasta que escala a un punto de quiebre que termina en consecuencias brutales. A propósito del estreno de Sicario 2: Soldado, recordamos esas escenas tensionantes de la primera parte, que sin duda nos dejaron al borde de la silla. 

***ALERTA DE SPOILERS***

A continuación se estarán dando detalles reveladores de la película. Es recomendable verla primero antes de continuar leyendo esta nota.

El paso de la frontera México - EE.UU 

En una escena, Macer y el "consultor" de la CIA Alejandro (Benicio del Toro) son parte  de un convoy que va a México para recoger a un prisionero que es pieza clave en el narcotráfico mexicano y transportarlo de regreso a la frontera estadounidense para ser interrogado. En este recorrido la audiencia está casi temerosa de que algo pueda pasar en cualquier momento, que la situación puede salir de control al instante, pero básicamente no pasa nada.

La atención a los detalles aumenta, la concentración de la escena escala constantemente. Las tomas rápidas de cámara, los diálogos intranquilos, el ritmo y el volumen del sonido: todos suben el nivel de ansiedad y la sensación de nervios en cada uno de los movimientos. El punto de vista de Kate no ayuda: está preocupada y nerviosa, no comprende completamente lo que está pasando. Nosotros estamos en la misma situación 
que ella.

Cuando llegan al puesto fronterizo, el tráfico los hace parar. La sensación de que es el lugar más probable para un ataque es evidente, el peligro se detecta de inmediato. Identifican un automóvil sospechoso, hay personas dentro sosteniendo armas, los tripulantes  del convoy no las pueden ver. Un movimiento en falso, eso es todo lo que se necesita para apretar el gatillo, los protocolos son completamente ignorados. La secuencia se repite en otroauto, en otro asalta fulminante. Después de eso, un policía mexicano corrupto intenta matar a Kate, quien lo ve primero y le dispara. Son contados segundos acción, que se fueron cocinando desde mucho antes.

El túnel 

En este punto, Kate se da cuenta de que no tiene ningún poder en la operación. La CIA toma todas las decisiones y ni siquiera le cuentan todos los detalles. La diferencia entre lo correcto y lo incorrecto está cada vez más borrosa, ella no está más segura de su rol, se 
siente impotente y confundida. 

El escuadrón tiene que limpiar el túnel utilizado por los traficantes de drogas para ir de Estados Unidos a México y usarlo para que Alejandro pase por él y continúe con la misión. Dedican varios minutos a preparar el equipo, organizar los movimientos y llegar a la entrada del túnel. Cae el atardecer y después, están completamente a oscuras, desde aquí la escena se muestra alternativamente a través de visores infrarrojos y térmicos. Visual que no permite ver perfectamente el entorno, esto nos hace imaginar que el riesgo podría estar detrás de cualquier esquina.

Sin embargo, nada sucede hasta que entran al túnel. Vemos las consecuencias del  tiroteo (el cadáver de un traficante de drogas) y escuchamos ráfagas de disparos antes de que sea visible el tiroteo. Esta vez, la acción es más confusa, porque el enemigo no se ve con claridad y debido a que Kate, está en la retaguardia.

En la primera escena, la acción es el punto principal. El único objetivo de Kate era sobrevivir, en esta escena su objetivo es ver lo que realmente está sucediendo. Por lo tanto, al final de la escena, Kate en su frustración a causa de no conocer el objetivo de Alejandro, intenta detenerlo porque no está siguiendo el protocolo, pero él le dispara (¡Nadie vió venir eso!). Kate sobrevive gracias a su chaleco antibalas y se arrastra de vuelta al comienzo del túnel.

La cena 

Aquí vemos a Alejandro completando su tarea: matar al jefe del cartel mexicano. Esta situación se revela después de varios minutos mientras se infiltra en una mansión, matando guardias a su paso. Alejandro llega a un comedor donde el mafioso y su familia cenan, comparte la mesa con ellos y les explica sus motivos para hacerlo. No es por un bien mayor o el respeto a la ley, es una motivación profundamente egoísta. El misterio ha desaparecido, las leyes han sido empujadas a su límite, lo que nos hace preguntar si en un principio hubo bandos distintos y opuestos.

Sin duda, es una película que pide ser vista con atención. No hay violencia sin sentido, tiroteos sin fin o trucos improbables. La espera de la acción es gran parte de la acción en sí, nos lleva justo al lado de Kate y nos hace sentir cada momento como un agente más. Luego la verdadera violencia se manifiesta, como una explosión rápida e implacable.

Temas relacionados: