Se encuentra usted aquí

Señales de que están viendo porno feminista

Acá está todo lo que deben saber para determinar si el porno que están viendo es feminista o no
Por
Redacción Shock

La gente que le tiene fobia a la palabra “feminista” se preguntará cómo puede algo tan divertido como el porno ir junto a algo tan cansón como el feminismo.

Por Juliana Abaúnza // @JulianaAbaunza // Ilustración: iStock

Algunos se preguntarán si el porno feminista es solo porno para viejas. La verdad es que el porno feminista es para todo el mundo (hombres, mujeres y quienes se identifican como los dos o como ninguno) y lo único que busca es que cuando veamos a dos personas teniendo sexo desde la comodidad de nuestro computador, nos aseguremos de que las dos partes son iguales. Para que les quede más claro, acá está todo lo que deben saber para determinar si el porno que están viendo es feminista o no:

1. SI LA MUJER ES TAN IMPORTANTE COMO EL HOMBRE EN EL VIDEO, ESTÁN VIENDO PORNO FEMINISTA

En el porno feminista, la actriz es tan importante como el actor, el personaje femenino es tan importante como el masculino y el placer de uno no está por encima del otro. Es muy común ver que en el porno gratis que se encuentra en todas partes, se sigue casi siempre un mismo guión que termina con la famosísima cum-shot: la toma en la que el actor victorioso termina en la cara o en la boca o en las tetas o en las nalgas de la actriz. Las actrices, por su parte, siempre actúan como si ese momento fuera lo que siempre han esperado en sus vidas; nada parece hacerlas tan felices como ver que el hombre por fin alcanzó el orgasmo. En el porno feminista la cosa cambia.

No significa que en el porno feminista no existan las cum-shots ni que una mujer no pueda disfrutar que le hagan un facial con material genético, lo que significa es que así como es importante el clímax del man, es igual de importante el clímax de la vieja. El porno feminista deja claro que el sexo es una cosa que se hace entre dos en la que ambas partes son igual de importantes y que las mujeres tienen otros deseos además de ver cómo un tipo llega al orgasmo gracias a ellas.

Además, se le presta el mismo tipo de atención a los dos cuerpos. Ya no más huecos sin cara o miembros ultra viriles que perfectamente podrían pertenecer a un maniquí. En el porno feminista los actores tienen cara y es importante que la veamos porque primero, así nos aseguramos de que los dos estén disfrutando (por más actores que sean, uno sabe cuando de verdad la están pasando bien) y segundo, porque ver a los actores como personas y no como partes sexuales despersonificadas nos hace un poco menos psicópatas y nos permite conectarnos con ellos como seres humanos que están teniendo sexo.

2. SI ES CLARO QUE HAY CONSENTIMIENTO DE LAS DOS PARTES, ESTÁN VIENDO PORNO FEMINISTA

El sexo no tiene que ser aburrido y super respetuoso para que sea considerado feminista. Hay gente a la que le gusta que se la coman con besitos y palabras lindas, así como hay gente a la que le gusta que la ahorquen y le escupan. Ninguna está mal. Lo importante es que sea cual sea el caso, por más softcore o hardcore que sea el video, debe quedar claro que el sexo es consensual y disfrutable para los dos.

Tristan Taormino, una directora de porno que ha escrito y hablado de esto muchas veces, tiene una serie de videos llamada “Rough Sex” con la que prueba que es posible presentar el sexo rudo de una forma que no sea degradante. Cada video empieza con una entrevista a los dos actores en los que ellos cuentan por qué les gusta el rough sex. Después de entender el contexto y de saber que los dos quieren hacerlo, uno puede ver el video y disfrutar sabiendo que son personas que se respetan así haya violencia física presente.  

Temas relacionados: