Se encuentra usted aquí

Consoladores 3.0: se crecieron los enanos

Por
Álvaro Corzo

Bienvenidos al sexo 3.0.

Álvaro Corzo V. @Corzo360

Ha pasado casi un mes desde que el CES 2015 se tomó Las Vegas con lo mejor del High Tech mundial y aún no dejan de vibrar los coletazos de lo último en gadgets sexuales que se presentaron en la ciudad del pecado.

Si bien es un hecho, según científicos que solo el 7% de las mujeres tiene un orgasmo cada vez que tienen relaciones sexuales, el otro 93% sin duda alguna lleva más de un siglo tratando de arreglar el problema con la ayuda irrestricta de consoladores, vibradores, anillos y cuanto objeto se imagine. Hoy en pleno apogeo de la impresión 3D la solución de millones de mujeres por fin estará hecha a la medida .

Así asegura SexShop3D, creador de la primera línea de consoladores y vibradores para imprimir en 3D. Basados en un estudio del departamento de neuroendocrinología de la Universidad de Emory con sede en Atlanta, que concluye que la distancia entre el clítoris y la vagina marca la capacidad de una mujer para tener un orgasmo, aseguran que permitir imprimir estas herramientas de placer con las dimensiones y la ergonometría perfecta de cada mujer es dinamita pura. Así lo indica el boom que ya se vive. 

Le siguen MakerLove, que permite introducir en su interface todas las dimensiones para crear el consolador perfecto y que para el verano planea introducir escaneos digitales con el fin imprimir en 3D la replica de cualquier órgano sexual. Para los Do It Yourself está Dildo Generator una plataforma colectiva donde se puede subir, crear e intercambiar planos digitales de consoladores y vibradores para luego imprimirlos en la privacidad de su casa o como en Estados Unidos, donde ya se encuentran quioscos con estas impresoras 3D para uso público y a bajo costo.

Otra de las joyas de CES 2015 fue Blue Motion, una plantilla vibradora que se sujeta a lo pantis femeninos permitiendo a quien la use tener una estimulación en tiempo real con cualquiera que acceda remotamente al aparato a través de su smartphone o iWatch.

Adiós a los días de mandar videos calientes en Snapchat o Skype, con este juguete se puede manejar de forma inalámbrica la intensidad, duración y patrones de movimientos del vibrador. La más novedoso es que permite al usuario al otro lado de la web mover el aparato con el simple ronroneo de su voz, algo que lo hace dicen quienes lo han usado, increíblemente íntimo.

Por si fuera poco este gadget sexual recoge en tiempo real toda la información biométrica de quien lo está utilizando, su pulsaciones, ritmo cardiaco y calor corporal, transmitiéndolo al App con el fin de retroalimentar el juego sexual.

Queda claro que la era de lo juguetes sexuales interactivos, con tecnología Bluetooth y Wi Fi está aquí para romperla. Quienes quieran hoy tener una relación íntima con una persona al otro lado del planeta solo tienen que echar mano de la impresión 3D y la interconectividad de estos gadgets. Bienvenidos al sexo 3.0.

Temas relacionados: