Se encuentra usted aquí

El ABC del goce del porno virtual

Seis verdades que hay que saber sobre esta nueva era de orgasmos digitales.
Por
Álvaro Corzo

La fantasía prometida por películas de ciencia ficción como Matrix o El demoledor ya comienza a volverse realidad gracias a los avances de la realidad virtual y su capacidad de llevar la pornografía a otro nivel. 

Por: Álvaro Corzo V // @Corzo360

La llegada de la segunda generación del Oculus Rift (Vea: Oculus Rift, el juguete que promete verdadera realidad virtual) ha puesto cachondos a todos aquellos encoñados con la tecnología. Las gafas de realidad virtual (VR) pioneras de este portal interdimensional tienen inquietos al propio Rocco Siffredi, Nacho Vidal y al mismísimo Ron Jeremy quienes están que le meten diente al llamado virtual.  ¿Cómo funciona este nuevo universo de fantasías y erotismo?

1.

Cuatro millones de pesos y un computador incluido en el combo que ya viene engallado con un board y tarjeta de video de otra galaxia, bastarán para conectarse al universo de la realidad virtual. Aquí el sexo y la pornografía son como se había anticipado: el rey y señor del lugar así como del desarrollo de contenido. Para los más tímidos convertir videos porno en videoclips 3D para ver en realidad virtual es un buen comienzo. Primero descargue sus videos XXX de lugares como SexLikeReal, PornFuror, ZZCarton o portales especializados en pornografía y animaciones eróticas filmadas y creadas en 3D. Luego gracias a software como el VR Media Player para Windows podrá convertir los clips para ser reproducidos en aparatos como el Oculus Rift o el Samsung Gear VR y listo. Estará un paso más cerca del placer. 

2.

Si quiere ir un paso allá en este nuevo mundo de la realidad virtual el objetivo es la interactividad. En el último año Naughty America, uno de los gigantes de la industria pornográfica en Estados Unidos, se ha dedicado a escanear digitalmente a más de 100 actrices porno en todo tipo de situaciones dentro y fuera de la cama. Mapear cada uno de sus movimientos de la misma forma que se hacen los videojuegos permite remplazarlos por diferentes perfiles. Hombres y mujeres de todos los colores y sabores permitirán dentro de la simulación virtual la interactividad con ellas o por lo menos con lo que se grabó en cada escena. Ya sean candentes tríos con diosas del anime, una orgia de lesbianas o simplemente un encuentro interracial con estrellas porno son posibles en esta novedosa dimensión.

3.

La compañía japonesa Tenga, acaba de sacar al mercado la segunda generación de su bañador virtual, el cual por medio de tele-vibradores simulan actividad sexual sensorialmente.  El Illusion VR, que cuesta cerca de un millón seiscientos mil pesos en su versión masculina, es el complemento perfecto para llevar el porno virtual a la próxima frontera. Este traje hace parte del juego Sexy Beach, exclusivo para el Oculus Rift, y permite al usuario modificar a su antojo la apariencia de cada uno de los avatars de anime para luego tener sexo virtual con cada uno de ellos.