Se encuentra usted aquí

FEMEN: Pechos como granadas

Por
Álvaro Corzo

Activismo 3.0

Por: Álvaro Corzo V - @Corzo360
Foto: AFP

Sí usted es una chica que está dispuesta a perderlo todo por defender su libertad, no dude un instante y péguese una pasada por el mundo de Femen. Quizás termine contagiada.

Corría el invierno de 2008 en Ucrania cuando tres chicas bien díscolas y guapas, con los huesos llenos de rabia contra una sociedad machista, abusiva, homofóbica y protectora de la prostitución, así como de dogmas religiosos que lo único que han hecho es oprimir a la mujer, decidieron emprender una guerra muerte. Desde entonces, su artillería han sido sus pechos donde siempre va marcado el mensaje que por lo general, como ellas quieren, le pega en todos los huevos a esta sociedad patriarcal.

Cerca de 150 arrestos en el mundo entero durante más de 80 acciones de rebelión nudista  mantienen hoy a Femen como uno de los grupos de activistas más cachondo y sui generis del momento. Esta semana sus más de 300 miembros en diez países así como sus miles de seguidores en las redes sociales celebran una vez más. La justicia francesa acaba de absolver a sus fundadoras y otras cinco de sus milicianas de la más dura batalla judicial que jamás hayan encarado.  

El doce de febrero del año pasado un grupo de esta atrevida guerrilla feminista, donde se encontraban sus fundadoras Anna Hutsol, Oksana Shachko y Alexandra e Inna Shevchenko se tomaron desnudas y llenas de misivas la emblemática Catedral de Notre Dame en el centro de París. Después de llegar al centro de la basílica y en medio del desconcierto de miles de turistas y feligreses, comenzaron a gritar y a pegarse contra las enormes campanas de la iglesia: “Afuera El Papa, adiós Benedicto, Protector de Pedófilos. No más al silencio de la iglesia. Homofóbicos”.   En esa ocasión celebraban la renuncia del entonces pontífice alemán, pidiendo a la iglesia obligar a su próximo líder a perseguir los abusadores de menores. 

“Esta guerra a muerte es una misión eterna contra el abuso y la impunidad” publicaron estas féminas del activismo en su portal al conocer la decisión de la corte francesa desde su campo de entrenamiento militar en la ciudad de Paris.  Lugar que las acogió en exilio cuando en 2012 tuvieron que salir de Ucrania por amenazas de muerte luego de haber cortado una cruz de más de 20 metros de altura a las afueras de Kiev, símbolo de la iglesia Cristiana en este país. 

Apodada como una secta satánica por la derecha europea estas féminas han arreciado en los últimos años contra todo.  Putin, Berlusconi, Merkel así como demás líderes políticos y religiosos han sufrido sus violentas y bochornosas emboscadas. La simulación de un aborto en plena catedral conmocionó el debate político que se llevaba en el parlamento francés sobre el tema. Acciones contra la OIC, Unión Europea, UEFA, en contra del extremismo islámico, festivales de moda entre muchos otros cánceres como los llaman son parte de la agenda. Su última y más revolucionaria campaña es el #BloodBucketChallenge, el famoso baldado de agua fría esta vez lleno de sangre en protesta al silencio mundial por el derramamiento de sangre en la guerra que se vive hoy en Ucrania.

“Munchos no compartirán nuestro enfoque, pero no se puede dudar de que es efectivo” dice Alexandra Shevchenko en un aparte de ‘Femen: Exposed’, un documental que hicieron sobre el grupo a su llegada a París. Hoy en medio líos en los estrados judiciales, escándalos entre sus miembros, y nuevas y más extremas acciones de rebelión nudista Femen asegura su vigencia de en el circuito del activismo 3.0.

¡A destruir todo lo que me destruye!, es una de sus consignas.

@FEMEN_Movement / Femen.org