Se encuentra usted aquí

Heroína hecha en casa: Una patada en la cara a la guerra contra las drogas

Por
Álvaro Corzo

Para una sociedad narcisista cocinar sus propios opioides en casa, será también cuestión de vanidad.  La efervescente biología sintética parece no tener límite. 

Por: Álvaro Corzo V. @Corzo360

Dentro de muy poco psiconautas, adictos y jibaros del mundo entero convertirán sus cocinas en rudimentarios laboratorios para transformar levadura en heroína. Se ha descubierto la receta para hacer opioides caseros a base de levadura genéticamente modificada, la cual lleva en su ADN una enzima única de las amapolas lo que hace su posible producción.  

La controvertida receta hace parte de un estudio de la Universidad de California Berkeley la cual pudo lo que ni Albert Hofmann, Alexander Shulgin o el propio padre del DMT Richard Helmuth Manske pudieron, diseñar y construir genéticamente una clase de levadura con la enzima que puede convertir glucosa en Morfina. Aunque lo que perseguían eran nuevos medicamentos para tratar el dolor dieron con este chicharrón del prohibicionismo. El mapa para llegar a uno de los opioides más poderosos que jamás haya topado la humanidad. Una patada en la cara a la sangrienta guerra contra las drogas. 

John Dueber, director científico de UC Berkeley y director del estudio publicado en Nature Chemical Biology estima que en menos de dos años estará lista la cepa de levadura que permitirá la creación completa de opioides. “Es difícil y costoso modificar los genes de una planta, es un proceso que toma mucho tiempo, mientras que modificando el DNA y la estructura genética de levaduras podemos lograr combinaciones en menos de dos horas”. 

Al mezclar diferentes componentes genéticos de la amapola, remolacha y una bacteria del genoma de la levadura los científicos pudieron transformar glucosa en Morfina.  Sin embargo no fue hasta hace menos de un mes que se encontró la llave que faltaba para la naciente gastronomía de opioides. Una nueva combinación genética que logra convertir (S)-reticulina en (R)-reticulina, el compuesto químico necesario para garantizar la creación de estos poderos depresores del sistema nervioso central.  

Religionarios de la biología sintética en el Dark Web dicen que será tan fácil como hacer cerveza de barril en el garaje de su casa. Que bastará con seguir unas instrucciones tan simples como para cocinar un ajiaco de sobre, razón por la cual las autoridades y las farmacéuticas pasan aceite por lo que se vendría pierna arriba. 

La creación de un mercado de negro de levadura genéticamente modificada será la primera frontera de esta nueva era de apropiación de los opioides por parte de la población planetaria. La misma que cuenta con cerca de 36 millones de adictos a distintos y poderosos (opioides) medicamentos para el dolor como la morfina, codeína, oxycodona, entre otros, los cuales solo en Estados Unidos lleva a las salas de emergencia un promedio de 7.000 personas al día por sobredosis. 

Con esto se abre una nueva frontera en medio de una engrandecida cultura DYU (Hazlo tu mismo), con equipos y técnicas de laboratorio mejores y más económicas, con las que cientos de personas juegan a sintetizar compuestos químicos en laboratorios caseros. El boom de la biología sintética pisa más fuerte que nunca.

“En el momento en que se filtre la receta exacta de cómo hacerlo no habrá marcha atrás, se partirá la historia de las drogas en dos. Será una victoria más del libertarismo,  la cual cada uno podrá utilizar en absoluta libertad y antojo. No importa si así sea para fabricar heroína en la sala de tu casa”, dice 3Mpah4 a través de Agora, mercado ilegal de drogas en el Dark Web.

Publicidad