Se encuentra usted aquí

Las tres revoluciones del 2014

Por
Álvaro Corzo

Las Bitcoins, La guerra contra la comida transgénica y el boom del Raspberry Pi, las tres revoluciones del 2014 del universo de la contracultura.

Por: Álvaro Corzo - @Corzo360

Bitcoins 

Ya varios intentos en el pasado habían dejado a millones de habitantes del planeta 2.0 seducidos con la idea de una moneda virtual la cual permitiera hacer transacciones de forma segura por encima del sistema bancario, sus controles y sus excesivos costos. Voilá, el futuro está aquí. Será este 2014, año en que las Bitcoins, nombre de esta moneda 100% electrónica se consolide como la divisa digital por excelencia. Parece estar llegando la hora de decir adiós a los bancos y lo que representan, pues con Bitcoins puedes hacer transacciones instantáneas entre personas en la red sin ningún tipo de costo, limite o control.  Es poder usar tu dinero a tu antojo. No en vano el furor que ha causado esta divisa la ha llevado en el 2013 a elevar su valor en un 9000%, igualando en su precio al Oro a finales de noviembre.

Lo excitante es que las transacciones que hagas con Bitcoins están garantizadas por criptografía de grado militar, lo que las hace imposible de violar, alterar o robar, como ocurría en el pasado. Además con servicios de billeteras virtuales como Mt.Gox, BTC o Bitstamp puedes hacer todo tipo de compra y venta de bienes y servicios de forma anónima, haciendo tus transacciones casi imposibles de rastrear. Es por esto del boom que han tenido junto al emergente y cada vez más sofisticado mercado negro del internet donde puedes comprar desde LSD, un revolver, Viagra, un pasaporte falso o simplemente Marihuana.

Desde de que Silk Road y Black Market Reloaded, pioneros en la venta de todo tipo de drogas a domicilio por internet, adoptaran a las Bitcoins como su única moneda, el resto del universo financiero subterráneo del internet también lo hizo. Sin embargo no crea que esto es solo cosa de hackers o ciberpunks, gente en todo el planeta las está usando para comprar desde sándwiches, tiquetes de avión, electrodomésticos, libros, reservar habitaciones de hotel, hasta para comprar comida para gato a través de los cientos de portales que emergen cada día en los cuales se acepta esta crypto-moneda. No vasta ir más allá de Vicco, Kentucky, un pequeño pueblo de trescientos treinta y cuatro habitantes al sureste de los Estados Unidos donde a partir del 2014 se le pagará al personal del departamento de policía en esta moneda virtual. No hay duda que pasará muy poco para que usted o alguien cercano sea parte de este fenómeno. Solo necesita un computador y una conexión a internet.

La guerra contra la comida transgénica (GMO) 

No importa si vive en Estados Unidos, Colombia, Australia, Israel o Japón. El 75% del maíz, soya y canola en el mundo entero, la materia prima de la mayoría de lo que te metes a la boca está permeado de GMOs. No es una sigla cualquiera, ojo. Responde a alimentos modificados genéticamente, alterados en su ADN para que crezcan más rápido, produzcan más y resistan las plagas.

El problema, además de que llevan en su estructura celular tóxicos herbicidas como glifosato, es que sus creadores, los gigantes de la agro industria a nivel mundial como Monsanto, Cargill, Syngenta, entre otros productores del 80% de las semillas de alimentos cultivables en el mundo entero se oponen a hacer publico cuales de sus productos tienen o no este tipo de modificaciones.

Cada vez son más los estudios que relacionan a los GMOs con el cáncer. No en vano la gente en Estados Unidos está rebosada, vienen de detener un mico que habían metido este año en el Congreso en el que prohibían a los estados la posibilidad a futuro de exigirle a estas compañías etiquetar sus productos con alteraciones genéticas.  Sin embargo esta es la solo la punta del iceberg. Actualmente Estados Unidos negocia un tratado comercial conocido como el TPP o alianza transpacífica entre 12 países, del cual Colombia ha demostrado interés en ser parte. De hacerse realidad, se le dará a estos gigantes de la agroindustria la potestad de demandar legislación ambiental local de los países donde vendan sus productos. Es decir que perpetuarían el monopolio y control absoluto de lo que comemos.

Para un abrebocas de lo que ya ocurre en nuestro país luego de entrada en vigor del TLC con Estados Unidos no deje de ver el documental 9.70 de la colombiana Victoria Solano. Así es como cerca de 12 países adelantarán este 2014 iniciativas para cerrarle el paso a los GMO. Para el primer trimestre del nuevo año se planea el segundo plantón mundial en contra de Monsanto y sus amigos, el inicio de un efecto dominó que termine por dar cuenta de que esta reyerta por recobrar la tranquilidad sobre lo que comemos es misión de todos. No se pierda el último documental de Jeremy Seifert, GMO OMG y por supuesto no diga que no se le advirtió.

El boom del Raspberry Pi

Nació hace dos años atrás como un experimento de unos cuantos geeks, hoy con más de dos millones de plataformas vendidas en el mundo entero está quedando claro que la revolución de los Raspberry Pi es una realidad. 

Imagínese una pequeña caja, del tamaño de su tarjeta de crédito equipada con un procesador ARM de 700 MHz, puerto Ethernet, 2 entradas USB, una más para un SD Card, salida HDMI para video HD y audífonos. Lo mejor de todo es que usted mismo la puede ensamblar siguiendo simples tutoriales online.  El precio??  30 dólares, menos de sesenta mil pesos por un impresionante y revolucionario computador de bolsillo. 

Desde que apareció su prototipo en 2011 el interés de entusiastas en el mundo entero ha crecido exponencialmente, más aun luego del lanzamiento de su modelo 2 generación el año pasado, el cual es más compacto y equipado con algo completamente alucinante,  una entrada de 26 GPIO pins,  la cual permite conectar todo tipo aparatos, motores, sensores o lo que se imagine al Raspberry Pi permitiendo controlarlo a través del internet. Esto permite crear distintos sistemas que pueden ir desde programas extremadamente baratos para manejar las luces de su casa, dar comida a sus mascotas, regar cultivos, hasta crear sofisticados sistemas que controlen el fluido eléctrico de una cárcel, esquemas de seguridad empresarial etc. 

Por si fuera poco la forma de programar los Raspberry Pi es extremadamente sencilla. Con diez simples líneas de código, las cuales puedes escribir con ayuda paso a paso de Google Coder lograrás hacer básicamente lo que te imagines con esta diminutas máquinas. 

La sorpresa es que a comienzos de este 2014 llegará la tan esperada Raspberry Pi 3generación la cual auguran será increíblemente más poderosa, rápida y llena de posibilidades, lo que desatará según los entendidos su expansión por el mundo entero. No en vano se acaba de anunciar que este año serán más de medio millón de aparatos los que diferentes organismos no gubernamentales o ONGs regalaran en distintos lugares de África, donde un computador hace la diferencia sí o sí para miles de niños que carecen de textos educativos. Si bien la Raspberry Pi no solucionará todos los problemas de computación en el mundo entero, el hecho de que en este 2014 cada estudiante, hacker o entusiasta pueda tener un computador por tan solo 30 dólares en su bolsillo no tiene precio alguno. 

Publicidad