Se encuentra usted aquí

Libre acceso: #YoSoyDiego

Por
Álvaro Corzo

Por: Álvaro Corzo V. - @corzo360

Hoy empieza el juicio que puede marcar el fin del internet en nuestro país. Firme la petición del Electronic Frontier Foundation (EFF).

El fin del acceso a un internet para todos hace rato ha comenzado a llegar a Colombia y nadie se ha despabilado. Mientras creemos que cabalgamos a una sociedad más intercomunicada gracias a la red estamos en el filo de un abismo donde muy pronto serán pocos los dueños del internet y con el de todo el conocimiento. En otras palabras quedaremos jodidos. La idea que el internet nos hacía iguales volverá a ser cosa del pasado.

El responsable, el TLC con Estados Unidos, el cual nos obligó a pasar un número de reformas que restringieron el uso y circulación de información en la red. Este es el caso de Diego Gómez un estudiante de la universidad del Quindío, un estudioso de la biodiversidad de anfibios en nuestro país quien no tenía más que ahorrar y viajar hasta Bogotá para consultar cuadernillos científicos para sus investigaciones. Luego de guerrear hasta hacerse con su grado de biólogo compartió en Scribd un reporte científico pertinente a su tesis con sus compañeros de grado. Aún después de dar todo el crédito al autor está hoy afrontando, como todo un criminal, una sentencia que lo puede mandar a la cárcel entre seis y ocho años. Todo por publicar los resultados de una investigación que de otra forma estudiantes como el en distintas regiones del país jamás tendrían acceso.

“Sí este es el futuro, prefiero estar muerto” dijo el propio Aarón Schwartz,  fundador de Reddit,  quien luego de sufrir un caso parecido a Diego al compartir centenares de artículos científicos a estudiantes de todo el mundo tuvo que afrontar una pena de 36 años de cárcel. Razón por la cual decidió quitarse la vida. Una muerte en nombre de un internet donde el conocimiento circule libremente y no solo a manos de unas pocas universidades, centros de investigación y bases de datos que la usan, venden o permutan según su propia agenda. No se puede debatir que cuando la investigación científica se comparte libre y abiertamente todos nos beneficiamos.

Sí cree como muchos en Colombia y el resto del mundo que es esencial tener la capacidad de compartir material educativo para leer, descargar, copiar y distribuir con propósitos pedagógicos, hay que levantar la voz.

Firme la petición del Electronic Frontier Foundation (EFF) y la Fundación Karisma Colombia por un sistema de acceso abierto a la información que impida que personas como Diego terminen en la cárcel. ¡Únase al movimiento por un internet libre! claman miles de internautas desde la red.

Mientras tanto #DiegoGómez, de 27 años, espera la sentencia que le podría poner fin a su maestría en conservación y manejo de vida silvestre en la universidad de Costa Rica donde estudia desde el 2014. Este es el mundo al revés.

#YoComparto #CompartirNoEsDelito

Temas relacionados: 
Publicidad