Se encuentra usted aquí

Pesadilla sin fin: Estudiante podría ir a la cárcel por usar Internet

Por
Álvaro Corzo

Habla Diego Gómez el estudiante que quieren meter a la cárcel por ocho años por compartir un documento científico de uso educativo.

Álvaro Corzo V. @Corzo360

En un país donde la impunidad es un verbo y la justicia un sueño, donde los ladrones de cuello blanco toman whiskey con los militares responsables de los falsos positivos. En ese mismo país donde la guerrilla lo destruye todo y donde los políticos o están en la cárcel o asilados en el extranjero existe una ley la cual sí se persigue. Ese es el caso de los severos alcances de la ley de derechos de autor en Colombia, hoy uno de los países más restrictivos del mundo en esta materia.

Dos días después del inicio de su juicio, hablamos con Diego Gómez, el estudiante de biología de la universidad el Quindío quien afronta una apena entre 6 a 8 años de cárcel por haber compartido un articulo científico con sus compañeros de universidad a través de Scribd.  Para discutir sobre lo que está en juego con su proceso, lo que significa para Internet, el movimiento que ha generado su caso, la resurrección de la Ley Lleras y la privatización del conocimiento conversamos con el biólogo de 27 años nacido en Caicedonia, Valle del Cauca. 

 -¿Cual fue su delito? 
R/Mi delito, según la Fiscalía, es que compartí un documento científico sin el conocimiento del autor así haya sido para uso completamente educativo y sin ningún interés comercial. Lo único que yo hice fue compartir los resultados de una investigación la cual ayudaría a muchos estudiantes como yo en sus investigaciones sobre biodiversidad en Colombia. 

-¿Cómo pasó?
R/Yo estaba estudiando en ese entonces biología en la universidad del Quindío. Me estaba especializando en herpetología, que es el estudio de anfibios y reptiles.  Como es un campo muy especializado, era muy poca literatura que existía sobre el tema. Como estaba liderando un grupo de investigación sobre el tema mi responsabilidad era buscar información relevante. Al encontrar esta investigación sobre la taxonomía de anfibios me pareció increíble poderlo compartir con el grupo de investigación, pues primero llevaba muchos buscando un estudio similar y segundo porque sabía que sus resultados ayudarían en muchas otras investigaciones relacionadas con  biodiversidad.

-¿Cómo se enteró del proceso?
R/Un día me llamó mi papá con una preocupación ni la berraca preguntándome que había hecho. Que la Fiscalía había llamado diciendo que me había abierto una investigación y que tendría que comparecer a responder. Que era algo muy grave.

-¿Qué hizo?
R/No lo podía creer, según lo que me había contado mi papá, estaban hablando de algo muy serio lo cual me podría llevar a la cárcel. Por un momento llegué a pensar que se trataba de un homónimo y que eso no era conmigo. A los pocos días llegó otra llamada de la fiscalía diciéndome que tenía que comparecer a una audiencia. Quedé muy asustado. Fue entonces cuando contacté a la Fundación Karimsa, la cual me ha representado sin cobrar un solo peso durante el último año y medio del proceso. 

-¿Qué pasó en el juicio de este martes?
R/Bueno como el caso está tan duro decidimos con el equipo de la Fundación Karisma incorporar al grupo abogados penalistas, por lo tanto pedimos un aplazamiento del juicio para el mes de octubre. No puedo negar que fue un gran alivio cuando la juez aprobó la petición.

-Bueno tendrá hasta Octubre, lo que le dará tiempo para sustentar su tesis de maestría en Costa Rica.
R/Sí gracias a Dios podré graduarme de mi maestría en corredores biológicos. Es un trabajo increíble que analiza a través de sistemas de localización geográfica los pasos de fauna con el fin de promover políticas públicas a favor de la biodiversidad. Tengo mi sustentación de tesis el próximo 23 de julio. Pase lo que pase ya nadie me podrá quitar estos tres años de estudios los cuales se podrían haber ido a la borda por una sentencia negativa.

¿Qué le dicen en la universidad en Costa Rica donde realiza su maestría?
R/Me han dado un apoyo total. Hace unos meses me llamó el decano de la facultad. Yo pensé que me iban a echar, pero me dijeron que luego de hablar con toda la junta directiva de la universidad me apoyan irrestrictamente. Que lo que estaba ocurriendo en mi caso era una injusticia. 

*Vea algunas fotos de su trabajo*

Publicidad