Se encuentra usted aquí

Colombia Vs Perú ¿Qué tanto vamos a extrañar a James?

Por
Héctor Cañón

Mañana empieza el camino hacia Rusia 2018 y lo único que nos sirve es ganar. Somos más que Perú, la casa está ardiendo y todo está servido para picar en punta. ¡Cómo no te voy a querer y cómo no voy a madrear!

Por: Héctor Cañón

Los futboleros sabemos que el Mundial empieza contra Perú. Para llegar a Rusia 2018, la ronda final de un camino de cuatro años, es necesario ganar en el debut en Barranquilla.

No hay tiempo para decirnos mentiras: el que pega primero pega dos veces y vencer a los dirigidos por Gareca es ubicarse de entrada en el lugar que nos corresponde, sacándole tres puntos de ventaja a un rival que sueña con regresar a la élite tras tres décadas de fantasma y también a todo el que caiga en los otros cuatro partidos de la primera fecha. Bolivia vs Uruguay, Venezuela vs Paraguay, Chile vs Brasil y Argentina vs Ecuador.

No somos el tipo de hincha que se sube al bus cuando la Selección ya clasificó, en plenos cuartos de final del Mundial, perdiendo los estribos en la celebración, pero que se queja a lo largo del camino vociferando sin parar “por qué tantos partidos” o cosas más estúpidas como “son 22 pendejos detrás de un balón” o “el fútbol es el opio del pueblo”.

Señores, el fútbol en Colombia es, a pesar de los desadaptados que aparecen en cada fecha, uno de los pocos motivos de hermandad con el vecino. Por eso, apoyamos desde el principio con la misma consistencia, queridos futboleros, a la mejor selección de la historia y estamos convencidos de que partidos como el del Maracaná contra Uruguay, que acaban con el mito de que no podemos ganar pasado cierto punto, están por llegar. (Ver resumen de Colombia 2- Uruguay).

¡Vamos! Colombia debe salir a ganar desde el pitazo inicial. No hay más opciones y lo dijo Falcao, uno de los que llega con el lastre de no estar brillando (ni siquiera rindiendo) en su club. (Es más, The Mirror ya dijo que Mourinho no lo quiere en los ‘blues’ para el segundo semestre).

En la cancha, la sensación térmica será de 42 grados centígrados y si bien es cierto que todos los jugadores la vivirán, también lo es que la genética del futbolista colombiano se siente a sus anchas en lo que para los demás equipos no es más que sudor y lágrimas en la humedad insoportable del Metropolitano.

En nuestra historia, hemos ido a cinco Mundiales y, a excepción del borroso Chile 62, a los demás (Italia 90, EUA 94, Francia 98 y Brasil 2014) llegamos peleando la clasificación en La Arenosa. (Ver resumen de Colombia en las eliminatorias a Italia 90).

Todos los visitantes cayeron alguna vez allí, siendo bailados, sudando la gota fría, repartiendo patadas de desesperación. Varios se llevaron tremendas goleadas mientras la parranda costeña de una tribuna compacta y tricolor los abrumaba aún más con su alegría descarada.

Uruguay, Bolivia, Chile y Perú se derritieron a las cuatro de la tarde mientras los combos del Pibe o de Falcao los acribillaban a ritmo de cumbia, mapalé, currulao y más recientemente ras tas tas. 5-0, 4-1 y 4-0 fueron algunos de los marcadores finales de esos cotejos. (Ver resumen de Colombia 5- Uruguay 0).

Argentina también cayó y a Brasil le espera su turno, pues aun no ha tenido que enfrentar a la Sele en Barranquilla. En el 98, cuando empezaron las eliminatorias de todos contra todos, no las jugaba por ser el campeón reinante. En las pasadas, era el local que esperaba en la comodidad de su casa a que otros 30 equipos sufrieran para lograr el tiquete. (Ver resumen de Colombia 2- Argentina 1).

¿Qué tanto vamos a extrañar a James? Es posible que solo tengamos que evocarlo en señal de gratitud y además vale la pena recordar que en Perú podrían faltar Farfán, Vargas y Zambrano y que Brasil, Argentina y Uruguay también jugarán sin sus divos las dos primeras fechas.

La ausencia de los cracks (James, Neymar, Messi, Suárez y Cavani) no puede ser excusa para ninguno de los equipos. Además, a nosotros ya nos pasó en el Mundial Brasil 2014 con Falcao, quien no pudo llegar por una lesión y fue remplazado con lujo por el ausente en el debut de hoy. Cuadrado, Cardona, Guarín, Teo y Macnelly pueden cumplir el rol de 10 que genera juego desde cualquier sector de la cancha y llega a zona de remate para meter un taponazo salvador. (Ver doblete de Cardona en Monterrey 4- León 0).

En la defensa tendremos más novedades con respecto al equipo que brilló en las eliminatorias y el Mundial. El capitán Yepes y los laterales Zúñiga y Armero, indiscutibles en la titular, no estarán. Murillo, Arias (el más curtido por las bandas) y probablemente Fabra serán los encargados de marcar el inicio de una nueva generación en una defensa que, aún en las eliminatorias en que no logró el tiquete a la fiesta final, fue una de las menos vencidas de los últimos 25 años. Solo Christian Zapata permanece y debe aportar experiencia y pundonor.

Arriba, todos están listos por si les toca el turno. Bacca, Teo, Jackson y Falcao (aún con la pólvora mojada) son combo para sacudir al que sea y dónde sea. No olvidemos que Pékerman es un tipo que suele mantenerse fiel a sus veteranos de guerra. Así las cosas una opción de titular que se ha venido barajando es Ospina, Arias, Zapata, Murillo y Fabra; Sánchez, Guarín, Cuadrado y Macnelly; Bacca y Teo. Otra podría ser: Ospina, Arias, Zapata, Murillo y Fabra; Sánchez, Mejía, Cuadrado y Teo, Bacca y Falcao.

Jueguen los que jueguen la tarea solo quedará bien hecha si se gana. Los dos últimos cotejos contra los peruanos, el 0-0 de la fase de grupos de la Copa América y el 1-1 de la fecha FIFA pasada fueron una prueba de que ellos no son pan comido y de que saldrán chispas antes de que lleguen los goles. (Ver resumen de Colombia 1- Perú 1).

Sin embargo, en Barranquilla se baila a otra temperatura. A Perú no le fluye el juego en Curramba. De los cuatro partidos que disputó apenas pudo ganar uno por la mínima diferencia (Francia 98). En los otros tres cayó: 4-0 (EUA 94), 5-0 (Alemania 2006) y 2-0 (Brasil 2014). (Ver resumen de Colombia 2- Perú 0).

La cancha está servida, el sol empieza a quemar en Barranquilla y el camino hacia Rusia 2018 debe empezar con una victoria contra los peruanos. ¡Vamos, Colombia! (por no decir otra vez ¡Vamos hp!).

 

 

 

 

 

 

 

Temas relacionados: