Se encuentra usted aquí

David Ospina: ¿El mejor arquero de nuestra historia?

Por
Héctor Cañón

David Ospina es el portero menos vencido de la Premier League desde que se apoderó de la titular en el Arsenal. Además es el más enano y el jugador con el récord histórico de mayor porcentaje de victorias en ese campeonato. Vea aquí sus mejores atajadas y sus impresionantes estadísticas con Nacional, Niza, Arsenal y la Selección.

Por Héctor Cañón Imagen
Foto EFE

El polaco Wojciech Szczesny quiso aliviar la culpa de los dos goles de arquero que se apuntó, en la visita del Arsenal al Southampton el primer día del año (los ingleses están locos por el fútbol), fumando en las duchas después del partido de la fecha 20 de la Premier League. (Ver resumen Southampton 2 Arsenal 0)

Nunca dijeron qué estaba fumando, pero sí que lo pillaron. Cualquier humo es escandaloso. Los aromas, también. Desde entonces, a excepción de los partidos de la FA Cup (en la que Arsenal jugará la final contra el Aston Villa de La Roca Sánchez el próximo 17 de mayo), mira desde el banco a David Ospina custodiar la puerta de los gunners con el 13 (de la suerte) en el buzo por lo general fosforescente. ¡Para que lo vea bien!

Las voladas, los anticipos en los interminables centros de la liga inglesa, la serenidad que le imprime a su combo desde la retaguardia le permitieron a Ospina quedarse con la titular seis meses después de su llegada a Londres, el 27 de julio del año pasado, por un precio de alrededor de 4 millones de euros, proveniente del Niza francés, donde jugó 189 partidos y recibió 199 goles entre 2008 y 2014. (Ver atajadas de David Ospina en Niza)

Arquero es lo que tenemos y lo vamos a llevar a la Copa América (por fortuna porque las lesiones –y las consecuentes perdidas de la titularidad– de Arias, Murillo, Zapata, Zuñiga, Armero y Álvarez Balanta nos tienen rezando por la defensa). Si nada extraordinario le ocurre en los cinco partidos de liga inglesa que le quedan por disputar de aquí a la ansiada cita suramericana en Chile, estará ahí para revalidar el reconocimiento de mejor arquero de la eliminatoria hacia Brasil 2014.

En 16 partidos que disputó apenas recibió 13 goles y fue fundamental para que la selección se trajera generosos botines de fortalezas como el Monumental, El Defensores del Chaco o el Nacional de Santiago, mientras que en la caliente casa de Barranquilla sacó el arco en cero frente a Bolivia, Ecuador, Perú, Uruguay y Paraguay. 

Su mejor partido (Messi lo llamó “fenómeno” de camino a las duchas mientras sus compañeros le alegaban, como casi siempre que no se salen con la suya, al árbitro) lo tuvo en Buenos Aires. Sus milagrosas atajadas permitieron que, una vez más, la poderosa Argentina se quedara con las ganas de ganarnos.

A la final el 0-0 lo convirtió en la figura de un partido reñido, peleado y parejo. Su doble atajada de dos remates a quemarropa de Higuaín y Rojo en el primer tiempo fue la mejor del largo camino de la Selección hacia el pasado mundial. (Ver resumen de Argentina 0 Colombia 0)

En Brasil 2014 fue uno de los jugadores destacados de la selección, aunque algunos le achacaron responsabilidad en el gol de tiro libre de David Luiz en el partido de cuartos de final frente a Brasil. En los 5 partidos que disputó recibió apenas cuatro goles y lideró al equipo desde la retaguardia, con excepción de los pocos minutos que le cedió a Faryd Mondragón para que se convirtiera en el jugador más cucho en disputar una copa del mundo.

A la selección llegó a los 17 años y como suplente fue campeón del Suramericano sub20 de 2005. Luego, en el frustrado camino de la de mayores hacia Suráfrica 2010, cuando jugó el 30 por ciento de los partidos de la Selección, terminó adueñándose del puesto.

¿El mejor de nuestra historia?

Lo de David no tiene precedentes. Ningún arquero colombiano (ni siquiera Higuita con el estilo rebelde que lo llevó al Valladolid ni Mondragón y Córdoba con sus pasos inolvidables por la liga turca) clausuraron de tal manera la puerta de un club europeo.

En el clásico del norte de Londres frente al Chelsea, el fin de semana pasado, David sumó 7 partidos con el arco invicto de los 13 disputados en la Premier League desde que el pasado 11 de enero, frente al Stoke City, se adueñara de la titular tras dejar callados a quienes lo señalaron de ser inadecuado para el torneo inglés por su corta estatura.

David, pequeño gigante, es, a la vez, el portero menos vencido de la exigente Premier y el más enano de los 20 titulares del momento. “Cuando estoy en el túnel y miro al arquero del equipo contrario, me siento un poco pequeño. Pero uno tiene que confiar en si mismo”, dijo cuando BBC Mundo pateó a la cancha mediática el resbaloso balón de su corta estatura, qué el se dedicó a atajar en cada estadio cancha lo ponían.

Es verdad que es enano. Ospina mide 1,83 metros y los otros arqueros destacados de Inglaterra lo superan en por lo menos 9 centímetros que, en los noventa minutos, pueden ser vitales en cualquier remate a puerta, disputa por la bola o centro al área.

Sin embargo, la confianza, que él mismo señala como su fuerte, le ha permitido ponerse a la altura de los titulares de los equipos líderes de un torneo en el que el promedio de estatura de los porteros es de 1, 91. De Gea (1,92), Joe Hart (1,94) y Thibaut Courtois (1,96), arqueros del United, el City y el Chelsea, no tienen en las últimas trece fechas los números del antioqueño, campeón con Atlético Nacional en tres oportunidades, la primera de ellas como suplente y con tan solo 17 años de edad (Apertura 2005 y doble corona en 2008). En comparación con los otros históricos de la Selección Colombia, solo el loco René (1,76) era más bajito. Córdoba (1,85), Calero (1,91) y Mondragón (1,91) lo superan.

A pesar de su corta estatura en un campeonato de gigantes, las estadísticas de David deben tener más abrumado que el humo a su compañero y rival por la titular, Szczesny. Ospina, en 1170 minutos disputados, ha atajado 34 remates de los 41 que han amenazado su puerta (82,9% de efectividad en una liga en la que los taponazos desde todas las distancias posibles reinan). Los jugadores de Stoke City, Manchester City, Aston Villa, Everton, West Ham United, Burnley y Chelsea patearon a su arco 17 veces y no lograron vencerlo. Agüero y Costa, líderes en la tabla de goleadores de la Premier League, tampoco pudieron mandarlo a sacar la bola del fondo de la red. (Ver atajadas de David Ospina en Arsenal)

¿Ospina o De Gea?

 Recientemente, De Gea, arquero del Manchester United, fue elegido por los propios jugadores como el cancerbero del once ideal de la temporada 2014-2015 de la Premier League, pero el desempeño de Ospina desde que llegó al arco de Arsenal, le han permitido convertirse en el portero del momento en Inglaterra.

En los últimos 13 partidos es el menos vencido del campeonato (7 goles en contra) junto a Thibaut Courtois del Chelsea. De Gea ha recibido el doble de goles y Joe Hart, del Manchester City, 17, aunque ambos han disputado un encuentro más.

Además, desde el pasado 11 de abril el guardavallas de la selección ostenta el récord histórico de mayor porcentaje de victorias en la Premier League con 11 partidos ganados en una docena de salidas (91,7%). En ese lapso de tiempo, sólo el Tottenham derrotó a los gunners (2-1) cuando Ospina llevaba sus tres primeros partidos como titular con el arco en cero. Detrás de él se encuentran Stefan Savic (90,9%), Gerard Piqué (83,3%) y Arjen Robben (82%).

Ahí no paran sus voladas. Desde que llegó a la puerta del Arsenal, el equipo empezó su trepada en la tabla de clasificación y su diferencia de gol empezó a subir con regularidad. En la fecha 20, día de los tabaquitos del polaco Szczesny (cómo se pronunciará un nombre que arranca con cuatro consonantes… y más si el personaje está fumado), los gunners eran sextos en la tabla detrás del Chelsea, el City, el United, el Southampton y el Tottenham.

La Champions empezaba a esfumarse como si se tratara de otra aventura del arquero polaco, titular en la puerta gunner entonces. Habían marcado en 34 oportunidades y habían recibido 19 goles para un saldo a favor de 9. Casi cuatro meses después y con un partido menos que sus rivales en la carrera por los cupos a la próxima Champions, Arsenal es tercero (con los mismos puntos del City, que está segundo) y tiene una diferencia de gol de más 31, con 63 goles a favor y 32 en contra.

Es bastante probable que el próximo año el Arsenal tenga una nueva oportunidad de reivindicarse en la Champions League, después de que en la presente edición tuvo que despedirse en octavos de final, en el único capítulo en el que Ospina y su parche salieron apachurrados recientemente. En casa, Mónaco les empacó un 3-1, que fue lapidario a pesar del 2-0 a favor en el partido de vuelta. Ese día, el arquero paisa fue impotente en los tres goles del ex equipo de Falcao. En el primero, el balón se desvía tras pegarle a un compañero; en el segundo, lo fusilan y el tercero, es un golazo. (Ver resumen de Arsenal 1 Mónaco 3)

Y queda lo mejor

A lo bien, sin ánimo de generar polémicas innecesarias, esas derrotas le convienen a la selección, de cara al largo camino de dos Copas América y una eliminatoria al mundial que tendrán probablemente como guardameta titular a David Ospina.

¿Y por qué? Pues porque los arqueros, como los delanteros, también aprenden a punta de goles. En contra, claro. Ospina ha recibido 12 goles en 18 partidos disputados en todos los torneos con el Arsenal, para un promedio envidiable de 0,66 cada 90 minutos, que lo ponen en ventaja en su deseo de convertirse en pieza clave para que el equipo se despida de una década sin títulos relevantes.

David se está curtiendo en Europa, tanto cuando saca su valla invicta como cuando abraza la derrota. Y queda lo mejor. El paisa apenas tiene 26 años y todos sabemos de sobra que los arqueros son como los vinos: deben añejarse para alcanzar su plenitud. Arquero es lo que tenemos y lo vamos a llevar a la Copa América.

Temas relacionados: