Se encuentra usted aquí

¿Falcao, a chupar banca en el Chelsea?

Por
Héctor Cañón

Faltan semanas para saber si Costa, Rémy, Hazard, Oscar y hasta Cuadrado serán sus rivales por un puesto en la titular o sus socios en el esperado reencuentro con el gol. El Tigre tendrá que demostrar que puede recuperar el nivel alcanzado en 2012 si quiere jugar y resucitar como depredador del área en Europa. ¿Qué le espera al delantero en los blues?

Por Héctor Cañón Imagen // Foto: Instagram

Los días que faltan para saber si Radamel Falcao volverá a ser el Tigre que fue hasta hace un par de años están contados. Chelsea, la Premier League, Mourihno, enemigos no declarados como su ex técnico en Manchester Louis Van Gaal y hasta viejos compañeros de filas como el español Diego Costa serán los coprotagonistas en el desenlace de uno de los culebrones futboleros más taquilleros de los últimos años.

Unos sentencian como hacha recién afilada que el 9 colombiano ya pasó por sus mejores días. Son voces autorizadas… por la característica panza con la que se pavonean como enciclopedias rodantes de la radio con sus verdades absolutas. Tipo Iván Mejía. Otros más conocedores de los gajes del oficio, como su compañero en el Chelsea Gary Cahill (campeón de la Champions, la Europa League y la Premier con los blues) saben que a un tigre no se le olvida cazar, a pesar de lo desubicado que se mostró Falcao en la pasada temporada con Manchester United y con la selección de su país en la reciente Copa América Chile 2015. (Ver goles y jugadas de Falcao en Manchester United).

“Él es un gran jugador. Tiene experiencia y lo ha demostrado. Uno no se convierte en un mal jugador de la noche a la mañana. Él lo ha hecho en el nivel superior y además este es un grupo fácil para entrar. Le damos la bienvenida a todos con los brazos abiertos. El calibre de jugador para Chelsea es normalmente de primera categoría y él encaja en esa franja. Esperemos que pueda empezar a marcar muchos goles”, dijo el defensor de 29 años al referirse a la polémica llegada del ariete colombiano, que con los diablos rojos jugó 29 partidos oficiales (entre Premier League y FA Cup), fue titular en 17, jugó todo el partido en apenas 5 oportunidades y solo metió cuatro goles.

¿El tercer delantero?

¿Pero, más allá de los hachazos y los piropos, qué le espera a Falcao en el Chelsea, campeón vigente de la liga inglesa y firme aspirante a la Champions League, si se tiene en cuenta su nómina, que en la pasada edición cayó en octavos contra el PSG francés en un duelo apretado y que lo dirige José Mourinho, el director técnico más exitoso de su historia con 7 copas levantadas? (Ver 107 goles de Chelsea 2014-2015)

Gary Lineker, goleador histórico de la selección inglesa, lo ve como la tercera opción del portugués en el ataque detrás del español Diego Costa y del francés Loic Rémy. Sin embargo, esa idea luce un poco plana si se tiene en cuenta el dinamismo con el que se debe mover la nómina de un equipo que enfrentará la Premier League, la Champions League, la FA Cup y la Community Shield.

Falcao, seguramente, tendrá oportunidades de retomar el nivel que lo convirtió en depredador del área a principios de la década, cuando alcanzó una frecuencia de 0,87 y 0,77 goles por partido con las camisetas del Porto y el Atletico de Madrid respectivamente. 

Un amplio sector de la hinchada –que mantiene una entrada promedio de más de 41 mil espectadores en Stamford Bridge, donde el equipo ganó 15 y empató 4 de los 19 cotejos de Premier– se ha mostrado escéptica de que el colombiano pueda retomar el nivel necesario para remplazar a Didier Drogba, el marfileño ídolo de los blues, quien en su primer paso por el club marcó 157 goles en 341 partidos disputados entre 2004 y 2012. (Ver 150 goles de Drogba con Chelsea)

Aunque el delantero africano vivió su ocaso en su última temporada con el equipo de sus amores, al marcar apenas 4 goles en 28 partidos (cifra similar a la de Falcao en Manchester United), el hecho de que sea el cuarto goleador histórico del club con 163 pepinos y el máximo anotador en competencias de la Uefa con otros 35 goles lo convierten en irremplazable en el corazón de la hinchada. (Ver gol de Drogan en la final de Champions League 2012)

El Chelsea, con el que Falcao debutó el fin de semana anotando en su turno en la tanda de penales y mostrando dos escaramuzas en 20 minutos disputados frente el PSG francés en juego amistoso, es un equipo efectivo a la hora de aprovechar las opciones que se le presentan y demoledor en el contragolpe. (Ver debut Falcao en  Chelsea vs PSG)

Sin embargo, su técnico suele apostarle al esquema de un solo punta y con eso se llevó la Premier en su ansiado regreso al timón del barco blue. De los 26 partidos que ganó en la pasada temporada inglesa, 11 fueron por diferencia de un gol y otros 11 por diferencia de dos goles, apenas en una oportunidad ganó por tres goles y en otra más por cinco goles; lo que demuestra que una vez anota le apuesta a sostener la diferencia más que a ampliarla.

¿Es ese un terreno propicio para un depredador del área? Eso depende siempre del nivel en el que se encuentre. Mourinhno ya dijo que no presionará a Falcao y que la idea es que se sienta libre para volver a ser el delantero que en 2012 se convirtió en el anotador histórico de la Europa League con 17 goles, que hizo parte de la selección ideal de la Fifa, que marcó el segundo gol más bonito del año, que fue la figura de las finales de la Europa League y la Súper Copa de Europa y que ocupó el quinto lugar en el Balón de Oro de la Fifa.

Precisamente, el momento cumbre del Tigre como goleador fue el 31 de agosto de 2012 en la final de Súper Copa de Europa en la que le asestó una tripleta a los blues vistiendo la 9 del Atlético. (Ver tripleta de Falcao a Chelsea)

¿Amigos o rivales?

¿Y de los compañeros qué? ¿Son enemigos por un puesto en la titular o socios de cara al reencuentro con el gol? No sería atinado afirmar radicalmente ni lo uno ni lo otro. Todo va a depender de cómo se muevan los partidos, de las necesidades del equipo y, por supuesto, del nivel del propio Falcao y los otros hombres de gol en el ataque.

Los números son claros al mostrar que el Chelsea se siente cómodo con un trío de volantes con llegadas o media puntas que acompañen a un centro delantero, que en la pasada temporada fue Diego Costa, excompañero del Tigre en el despuntar del Atlético del Cholo Simeone.

El español metió 20 goles en la Premier pasada, a pesar de las lesiones y quedó a seis pepinos del Kun Agüero, goleador del torneo con 26. Hazard, el cerebro de los blues, anotó 14 veces; Rémy, 7 y Oscar, 8. (Ver goles y jugadas de Costa con Chelsea) 

A pesar de que es evidente que Mou se inclina por un solo punta definido, es posible que algunos de los buenos momentos que compartieron Costa y Falcao en el Atlético sean revividos ahora en Chelsea. En la temporada 2011-2012 el colombiano jugó 52 cotejos y celebró en 36 oportunidades mientras que Costa, aquejado por una racha de lesiones, apenas metió 10 goles en 16 juegos disputados. En la cancha casi ni se vieron.

En la siguiente temporada, las cifras se emparejaron e incluso hicieron dupla exitosa en algunos partidos como la final de la Copa del Rey, en la que Costa anotó tras pase de Falcao en la victoria 2-1 sobre el Real Madrid. En esa temporada, el Tigre marcó 34 pepinos en 40 partidos y su socio 20 en 44. (Ver resumen de Atlético de Madrid 2 – Real Madrid 1)

Otro que también podría convertirse en socio de Radamel es su paisano Juan Guillermo Cuadrado, quien aunque no termina de encajar en la propuesta futbolística de Mourinho, seguramente va a ser tenido en cuenta en su segunda temporada con los blues. Al fin y al cabo, el portugués siempre se ha mostrado generoso a la hora de hablar del par de colombianos.

“Falcao no tiene equipo y yo tengo un equipo que no tiene a Falcao”, dijo cuando el Tigre llegó a Mónaco. “Voy a hacer todo lo posible por ayudarlo a recuperarse” aseguró cuando se anunció el préstamo de un año por 8 millones de euros. De Cuadrado ha dicho, en varias oportunidades, que es clave en los planes para esta temporada.

Faltan, entonces, días para que el culebrón del Tigre llegue a su final. El próximo 8 de agosto cuando el Chelsea enfrente al Swansea en la primera fecha de la Premier League 2015-2016 veremos si el Tigre empieza chupando banca o arranca como la primera opción de un exitoso, pero conservador José Mourinho, que espera devolverlo al lugar a donde pertenece: el gol.

Publicidad